SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Mickey Rourke ¿por qué paga para ganar?

Por -
Mickey Rourke ¿por qué paga para ganar?
CRÉDITO: THE GROSBY GROUP

El actor y boxeador volvió al ring en Moscú a fines de noviembre y aplastó a su rival 33 años menor en solo dos rounds. Pero trascendió que sería una pelea arreglada y que el contendiente era un homeless.

Parece que a Mickey Rourke le resulta imposible aceptar el paso del tiempo. No puede asumir que ya no es el seductor y pervertido galán que manipulaba a su antojo a la bella Kim Basinger en "9 semanas y media" (1986). Esta película le dio reconocimiento como un sex symbol mundial… y aún le resulta una carga difícil de llevar.

Hace unos años se sometió a varias cirugías estéticas que lo dejaron irreconocible. En parte fue por disimular el paso del tiempo, pero también para corregir algunas imperfecciones que le dejaron su paso por el ring.

Desde niño Mickey quiso ser boxeador, y en 1991 decidió concretar su sueño y empezó a entrenar con Freddie Roach, dueño del gimnasio Wild Card, en Hollywood. Este coach tiene entre sus alumnos al cèlebre boxeador Manny Pacquiao.

Pero a diferencia de Pacquiao, Rourke no demostró tener talento suficiente para ser profesional y su carrera en los rings quedó trunca. Por otra parte los médicos le aconsejaron abandonar el boxeo porque corría el riesgo de sufrir daños neurológicos a causa de los golpes.

De todos modos su entrenamiento le resultó de utilidad para filmar la película "El luchador", en 2008, por cuya participación ganó el Globo de Oro. 

Curiosamente, Rourke se decidió a volver al ring después de 20 años. Y al parecer combinó dos de las disciplinas que mejor maneja, el boxeo y la actuación, en una pelea que tuvo más de ficción que de realidad.

Así fue como a fin de noviembre Rourke aplastó a su rival por knock out técnico (TKO) en una pelea en Moscú. El encuentro solo llegó hasta el segundo round, en los cuales tumbò dos veces a su contendiente Elliot Seymour, 33 años más joven que él (foto abajo).

Pero recientemente se descubrió que Seymour es un homeless que llevaba más de un año y medio viviendo en las calles de Pasadena, en California. Ocasionalmente entrenaba en el mismo gimnasio que Rourke, tuvo un breve paso por el boxeo profesional y a los 23 ganó el premio Golden Gloves como aficionado.

Varias personas asiduas al gimnasio Wild Card dicen que Seymour era un rival difícil para un hombre entrado en años como Rourke. Si bien se lo ve en un excelente estado físico, Mickey nació en 1952, y la Naturaleza lo delata en sus movimientos, ya que todavía no hay cirugía estética para rejuvenecer huesos, articulaciones, músculos y otras herramientas necesarias para utilizar en un ringside.

En una entrevista con Mail Online, un familiar de Seymour dijo que estaba claro que era una pelea arreglada, y que se le pagó para viajar a Rusia a perder. Y comenta que es burda la maneran en que Seymour se tiró contra las cuerdas, dejó la guardia baja y lanzó golpes que nunca alcanzaban a Rourke. 

Varios entendidos declararon que los golpes del actor hubieran sido fácilmente esquivados por un niño. Y un reconocido reportero especialista en boxeo escribió que para esta pelea, bien podrían haber contratado como contendiente a cualquiera que estuviera durmiendo en un subte: seguramete hubiera hecho un mejor papel.

¿Cual es la motivación para prestarse a semejante fantochada? Para Seymour, sin duda fue un gran negocio ya que pudo cobrar un buen dinero por su “actuación”, que lo ayudará a dejar por un tiempo las calles de Pasadena, donde vivió durante los últimos 18 meses.

Para Rourke, no se sabe del todo bien, pero en principio también sería por dinero, ya que los organizadores del encuentro revelaron que la bolsa de los boxeadores incluye grandes sumas de dinero. Pero según MailOnline, la BBC no quiso dar detalles.

Cualquiera haya sido el móvil, la lucha contra el ego y el paso de los años es cosa seria para Mickey. Pero el resultado es siempre el mismo. Todos lo sabemos.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Dietas y Nutrición a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad