SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Tener auto y tele aumenta el riesgo de ataque cardíaco

Por HealthDay News -
Tener auto y tele aumenta el riesgo de ataque cardíaco

Pero la actividad en el trabajo y en el ocio podría reducir el peligro, halla un estudio

MIÉRCOLES, 11 de enero (HealthDay News) -- Las personas de los países desarrollados y en desarrollo que son físicamente activas en el trabajo y en el ocio tienen un riesgo de ataque cardiaco significativamente más bajo, muestra un estudio reciente.

Los investigadores también concluyeron que las personas que tienen coche y televisión están en mayor riesgo de ataque cardiaco, sobre todo los que viven en países de ingresos bajos y medios.

Los hallazgos provienen de un análisis de datos de más de 29,000 personas en 52 países de África, Asia, Australia, América del Norte y del Sur, Europa y Oriente Medio. El estudio aparece en la edición en línea del 11 de enero de la revista European Heart Journal.

"Hasta ahora, pocos estudios han observado los distintos aspectos de la actividad física tanto en el trabajo como en el tiempo de ocio en relación con el riesgo de ataques cardiacos", señaló en un comunicado de prensa de la revista el primer autor, el Dr. Claes Held, profesor asociado del Centro de Investigación Clínica de Upsala y del departamento de cardiología del Hospital de la Universidad de Upsala, en Suecia.

"Ya se sabe mucho sobre la asociación entre la actividad física y el riesgo cardiovascular, pero lo que este estudio añade, entre otras muchas cosas, es una perspectiva global. El estudio muestra que la actividad física de leve a moderada en el trabajo, y cualquier nivel de actividad física en el tiempo de ocio, reduce el riesgo de ataque cardiaco, independientemente de otros factores de riesgo tradicionales en hombres y mujeres de cualquier edad, en la mayoría de regiones del mundo y en los países de ingresos bajos, medios o altos. Algo interesante es que el trabajo físico arduo no protegió de los ataques cardiacos", apuntó Held.

El análisis de los datos reveló que las personas que hacían actividad leve o moderada en el trabajo tenían una reducción en el riesgo de ataque cardiaco de 22 y 11 por ciento, respectivamente, frente a las que hacían poca actividad física en el trabajo. Sin embargo, la labor física extenuante no redujo el riesgo de ataque cardiaco.

En comparación con los que hacían poca actividad física en el tiempo de ocio, el riesgo de ataque cardiaco era 13 por ciento más bajo para las personas que hacían actividad física leve y 24 por ciento más bajo para las que hacían actividad moderada o extenuante.

Las personas que tenían un coche y televisión tenían un riesgo de ataque cardiaco 27 por ciento más alto que las que no tenían ni coche ni tele.

Un mayor porcentaje de personas en países de bajos ingresos tenían trabajos sedentarios y hacían menos actividad física en su tiempo de ocio, frente a las de países de ingresos medios y altos, anotaron los investigadores.

"Estas diferencias en la actividad física fueron más pronunciadas en la actividad del tiempo de ocio", escribieron. "Podría explicarse en parte por las diferencias en la educación y otros factores socioeconómicos. Además, también podría reflejar diferencias en la cultura y el clima". Es menos probable que un individuo realice actividad física en su tiempo de ocio en una zona tropical o cálida que en áreas más templadas del mundo, añadieron.

Se debe animar a todas las personas a hacer ejercicio moderado a diario para evitar la enfermedad cardiaca, concluyeron los investigadores.

"Los datos tienen algunas implicaciones para la vida real", aseguró Held. Una sugerencia podría ser lograr que los países de ingresos bajos se involucren más en la promoción de la actividad física a medida que esas sociedades comiencen a usar más dispositivos que ahorran trabajo, aconsejó.

Más información

El Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre de EE. UU. ofrece una guía para la actividad física.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad