SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Reparan corazón con células madre

Por Denise Mann, Reportero de Healthday -
Reparan corazón con células madre

Tres estudios muestran que las células extraídas de la médula ósea o del corazón mismo podrían ayudar tras un ataque cardiaco

LUNES, 14 de noviembre (HealthDay News) -- Los esfuerzos por usar las células madre para revitalizar corazones dañados por un ataque cardiaco recibieron un impulso de tres estudios presentados el lunes en la reunión anual de la American Heart Association.

Cardiólogos que asistían a la conferencia en Orlando, Florida, escucharon cómo infundir células madre de la médula ósea en el corazón poco después de un ataque cardiaco podría mejorar la supervivencia, y cómo las células madre cardiacas podrían también ayudar a los pacientes que batallan contra la insuficiencia cardiaca.

Hace poco que los médicos usan células madre extraídas de la médula ósea para reparar el daño sufrido por el tejido del corazón ante un ataque cardiaco. Y dos estudios nuevos presentados en la reunión podrían ayudar a definir la "ventana de oportunidad" durante la cual esta terapia tiene probabilidades de salvar vidas.

Infundir estas células en el corazón varios días tras un ataque cardiaco es seguro, y provee beneficios que duran hasta cinco años, halló un estudio. Sin embargo, esperar de diez a veinte días tras un ataque cardiaco para inyectar las células en el corazón es esperar demasiado, concluyó el segundo ensayo.

En el primer estudio, investigadores alemanes liderados por el Dr. David Leistner del Hospital Universitario de Frankfurt hallaron menos muertes, menos ataques cardiacos posteriores y menos procedimientos necesarios para abrir arterias bloqueadas en las personas que recibieron células madre de la médula ósea en un periodo de unos días tras un ataque cardiaco. Estudios anteriores habían mostrado que este tratamiento experimental mejoraba la función del músculo cardiaco durante hasta cuatro meses tras un ataque cardiaco, pero el nuevo estudio, en que participaron 62 pacientes, mostró que esos beneficios duran hasta cinco años.

Un experto se mostró complacido con los resultados.

"Es algo muy importante", afirmó el Dr. Joshua M. Hare, director del Instituto Interdisciplinario de Células Madre de la Facultad de medicina Miller de la Universidad de Miami. "Hay mucha controversia en el campo sobre cuánto mejora realmente la función cardiaca tras este tratamiento", apuntó. "Muchos expertos plantean que aunque los resultados publicados eran estadísticamente significativos, quizás no hayan sido clínicamente significativos. Lo que importa más es si hubo una reducción o no en [la muerte], y este estudio muestra que quizás sí".

Sin embargo, otro estudio presentado en la reunión halló que esperar de diez a veinte días tras un ataque cardiaco para infundir células madre de la médula ósea podría ser demasiado tiempo. Los hallazgos también aparecen en la edición en línea del 14 de agosto de la revista Journal of the American Medical Association.

En el estudio participaron 87 pacientes que se habían sometido a una angioplastia y/o a la colocación de un dilatador para abrir una arteria tras un ataque cardiaco. Los investigadores inyectaron las células madre en los corazones de los pacientes unas dos a tres semanas tras un ataque cardiaco, y hallaron que la terapia no mejoró la función cardiaca tras seis meses.

"Cuando se tiene un tratamiento tan nuevo, los datos negativos pueden ser tan útiles como los positivos", aseguró Hare, quien también escribió un editorial que acompañó al estudio en la JAMA. Según Hare, la moraleja es que "es demasiado tarde para aplicar estas células al corazón".

El coautor del estudio, el Dr. Robert Simari, cardiólogo de la Clínica Mayo en Rochester, Minnesota, se mostró de acuerdo. "Estamos modificando nuestro entusiasmo anterior con las células madre de la médula ósea y desarrollando algún tipo de marco de trabajo para su uso", explicó.

Pero las células madre provenientes de la médula ósea no son el único tipo que se está estudiando de esta forma. Un tercer estudio observó el uso de células madre originarias del corazón del propio paciente.

Los resultados de este ensayo clínico en fase 1 (inicial), presentados en la reunión de la AHA y publicados simultáneamente en The Lancet, hallaron un beneficio real de las infusiones de células madre cardiacas para los pacientes de insuficiencia cardiaca que habían sufrido un ataque cardiaco. Esta es la primera vez que este método se ha evaluado en humanos, según el equipo.

En el estudio de Infusión de células madre en pacientes de cardiomiopatía isquémica (SCIPIO, por su sigla en inglés), los investigadores extrajeron células cardiacas a individuos que se sometían a una cirugía de derivación para reabrir arterias bloqueadas. Las células se sacaron de áreas no dañadas del corazón, se purificaron, se cosecharon y se inyectaron de nuevo en los corazones de los pacientes cuatro meses más tarde.

Y funcionó. El Dr. Roberto Bolli de la Universidad de Louisville y colegas reportan que la terapia mejoró la función cardiaca en 16 personas con insuficiencia cardiaca que recibieron una infusión de las células madre de su propio corazón. Además, las cicatrices de sus corazones están sanando, mostró el estudio.

"Esto es más promisorio en términos de la magnitud del efecto que lo que vemos con las células madre de la médula ósea", apuntó un experto, el Dr. Kenneth B. Margulies, profesor de medicina del Hospital de la Universidad de Pensilvania, en Filadelfia.

Pero advirtió que la investigación está en su infancia, y se necesitan más estudios. Ahora mismo, este procedimiento es para pacientes que sufren de un ataque cardiaco, anotó. "El esfuerzo rinde más cuando no se hace en medio de una crisis", apuntó.

Aunque se necesitan más estudios para comprender las mejores formas de usar los distintos tipos de células madre tras un ataque cardiaco, probablemente ambos tengan un papel importante para prevenir o revertir el daño tras un ataque cardiaco en el futuro, aseguró Simari.

"En los próximos diez a quince años, estas células madre se venderán listas para usar. No tendremos que recolectarlas, podremos usar las ya preparadas y administrarlas al momento o poco después", aseguró. Conjeturó que un donante sano podría proveer miles de dosis.

Más información

Para más información sobre el ataque cardiaco, visite la GoRedCorazon.org


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad