SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Nuevas directrices para medicar a mayores hipertensos

Por -
Nuevas directrices para medicar a mayores hipertensos
CRÉDITO: SHUTTERSTOCK

Un panel de expertos revisó el parámetro de medición que indica cuándo los adultos mayores deben ser medicados, dado que exponerlos a demasiados fármacos muestra pocos beneficios. Las nuevas directrices generan dudas en algunos organismos de salud, que temen por el descuido de los mayores.

Los adultos mayores de 60 años sólo deben tomar medicamentos para la presión arterial si su presión arterial es superior a 150/90, una medida diferente a la que se tiene actualmente, que es 140/90, según lo establecen médicos de la Universidad de Iowa en un nuevo artículo publicado en Journal of the American Medical Association.

El panel de expertos que elaboró las nuevas directrices también recomienda que los pacientes con diabetes y problemas renales menores de 60 años también sean tratados con los parámetros de hipertensión mencionados (140/90). Hasta ahora, esas personas con enfermedades crónicas recibían medicamentos para controlar su presión arterial cuando ésta superaba la medida de 130/80.

Las recomendaciones se basan en la evidencia clínica que muestra que las directrices más estrictas no proporcionan ningún beneficio adicional a los pacientes, explicó el autor, Dr. Paul James, Jefe del Departamento de Medicina Familiar del Carver College of Medicine de la Universidad de Iowa.

"Realmente no puedo ver los beneficios adicionales para la salud si se trata la presión arterial inferior a 150 en personas mayores de 60 años. Es muy claro que 150 es el mejor número” explicó James.

La American Heart Association (AHA, su sigla en inglés) y el Colegio Americano de Cardiología (ACC, su sigla en inglés) no revisaron las nuevas directrices, pero la AHA ha expresado reservas sobre las conclusiones del panel. "Nos preocupa que la relajación de las recomendaciones pueda exponer a más personas al problema de la hipertensión arterial mal controlada", dijo el Director de la AHA, Dr. Elliott Antman.

En noviembre, la AHA y el ACC lanzaron su propio conjunto de directrices para el tratamiento de la presión arterial alta, así como para el tratamiento del colesterol alto, recomendaciones que podrían ampliar en gran medida el número de personas que toman estatinas para reducir el colesterol.

Un problema nacional y mundial

A nivel mundial, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), 1 de cada 3 adultos tiene la tensión arterial elevada, trastorno que causa aproximadamente la mitad de todas las muertes por accidente cerebrovascular (ACV) o cardiopatías.

De acuerdo con un reporte de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC, su sigla en inglés), 1 de cada 3 adultos en Estados Unidos padece de presión arterial alta (67 millones) y más de la mitad de ellos (36 millones) no la tiene bajo control. El riesgo se incrementa a medida que las personas envejecen.

Por lo general, la enfermedad por sí sola no produce síntomas. Una persona puede sufrirla durante años sin saberlo. Sin embargo, durante ese tiempo la presión arterial alta puede causar daños en el corazón, los vasos sanguíneos, los riñones y otras partes del cuerpo.

Más para leer

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad