SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Mal tratamiento de pacientes cardíacos

Mal tratamiento de pacientes cardíacos

Un estudio halla que con frecuencia el retraso sucede durante las transferencias de los pacientes a otro hospital

LUNES, 19 de septiembre (HealthDay News) -- Más de un tercio de los pacientes que experimentan un ataque cardiaco grave experimentan retrasos para obtener la intervención de emergencia para abrir las arterias que necesitan, revela una investigación reciente.

Los retrasos típicamente resultan del hecho de que apenas una cuarta parte de los hospitales estadounidenses pueden realizar angioplastias para salvar vidas. Esto significa que muchos pacientes que experimentan un "infarto de miocardio con elevación del segmento ST" (IMEST), un bloqueo total de la sangre que llega al corazón, son transferidos rápidamente del centro de emergencias al que fueron llevados inicialmente.

"Aunque avanzamos muchísimo, los retrasos siguen ocurriendo durante el proceso de transferencia", señaló en un comunicado de prensa de la American Heart Association el autor principal del estudio, el Dr. Timothy D. Henry, director de investigación de la Minneapolis Heart Institute Foundation del Hospital Northwestern en Minneapolis.

Añadió que "este es el primer estudio que examina e identifica los motivos específicos de los retrasos en la transferencia de pacientes".

Henry y colegas informan sobre sus hallazgos en la edición actual de la revista Circulation.

Para obtener una instantánea del problema, los autores se enfocaron en más de 2,000 pacientes de IMEST de la región de Minnesota y Wisconsin que se sometieron a una transferencia hospitalaria entre 2003 y 2009.

Todas las transferencias se hicieron al Instituto Cardiaco de Minneapolis (MHI), un centro equipado para realizar angioplastias. En algunos casos, el centro inicial de emergencias estaba a hasta 338 KM (210 millas) del MHI.

Pero a pesar de la distancia, casi dos tercios de los pacientes fueron transferidos sin retrasos, llegando al MHI en un plazo de dos horas.

Sin embargo, más del 34 por ciento experimentaron retrasos. Y en casi dos tercios de esos casos, esos retrasos podían atribuirse al centro remitente.

Los retrasos en la remisión hospitalaria tenían que ver con esperar el transporte (26 por ciento); retrasos en emergencias (14 por ciento); dilemas en el diagnóstico (9 por ciento); una prueba inicial de ataque cardiaco negativa (9 por ciento); y paro cardiaco (6 por ciento).

Esta última causa de retraso también tenía las mayores probabilidades de resultar en la muerte del paciente, anotaron los autores. El 31 por ciento de los que tuvieron un paro cardiaco murieron antes de la transferencia.

También hubo retrasos no relacionados con el centro remitente. En casi el 13 por ciento de los casos de retraso la causa fue el proceso de transporte, mientras que casi 16 por ciento de las veces los retrasos en el tratamiento ocurrieron en el centro MHI mismo.

"Nuestra meta final es mejorar el acceso puntual a la angioplastia en pacientes de IMEST", aseguró Henry. "Hemos tenido mucho éxito en hospitales que están equipados para proveer el procedimiento. Este estudio enfatiza que ahora nuestro enfoque deben ser los sistemas regionales que buscan incorporar a esos hospitales que requieren de transferencias del paciente en el proceso".

Más información

Para más información sobre la angioplastia, visite el Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad