SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Frutos secos, grandes amigos del corazón

Por HolaDoctor -
Frutos secos, grandes amigos del corazón
CRÉDITO: SHUTTERSTOCK

Nuestro corazón podría tener como gran aliado contra las enfermedades cardiovasculares algo tan accesible y natural como los frutos secos. Científicos vinculan el consumo habitual de un puñado de frutos secos (15g de nueces, 7.5g de avellanas y 7.5g de almendras) con la reducción de muerte de origen cardiovascular, infarto de miocardio y/o accidente vascular cerebral.

Tras cinco años de seguimiento, el estudio científico español PREDIMED (Prevención con Dieta Mediterránea) reveló que la dieta mediterránea suplementada con aceite de oliva virgen extra o frutos secos (nueces, avellanas y almendras) permite reducir hasta en un 30% el riesgo de sufrir complicaciones cardiovasculares mayores en comparación con quienes siguieron una dieta baja en grasas.

En el marco del Congreso Internacional de Nutrición, celebrado en Granada, España, el Dr. Ramón Estruch y el Dr. Emilio Ros del Hospital Clínic de Barcelona, compartieron los resultados del estudio, mismo que demostró una relación causa-efecto entre el seguimiento de una dieta mediterránea suplementada con aceite de oliva o frutos secos y la aparición de nuevos casos de enfermedad cardiovascular.

Para poder demostrar esta relación se realizó un estudio en hospitales de varias comunidades en el que participaron 7,447 pacientes con edades entre los 55 a los 80 años sin enfermedad cardiovascular aunque si con alto riesgo de padecerla por presentar diabetes tipo 2, o tres de los siguientes factores de riesgo cardiovascular: tabaquismo, hipertensión, colesterol LDL aumentado, colesterol HDL disminuido, sobrepeso, obesidad, o una historia familiar de enfermedad coronaria prematura.

Al azar se dividió en tres el grupo y a cada uno se le asignó un modelo de alimentación: dieta mediterránea suplementada además con aceite de oliva extra virgen aprox. 1 litro a la semana; dieta mediterránea suplementada además con 30 g de frutos secos por día (15 g de nueces, 7.5 g de avellanas y 7.5 g de almendras) y dieta control baja en grasas.

Los pacientes siguieron durante cinco años alguna de los tres modelos alimenticios, en función de los resultados, los autores concluyeron que entre las personas con alto riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares, el seguimiento de una dieta mediterránea suplementada con aceite de oliva extra virgen o frutos secos reduce la aparición de nuevos casos de las principales enfermedades cardiovasculares como pueden ser el infarto de miocardio o la enfermedad cerebro-vascular.

Lejos de contribuir al sobrepeso, los frutos secos son uno de los grupos de alimentos más completos, son ricos en grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas (que reducen el nivel de colesterol LDL o “malo”). Además proporcionan fibra, proteínas, vitaminas (entre las que destaca la vitamina E, un poderoso antioxidante), ácido fólico y minerales, así como esteroles vegetales, fitoestrógenos y otros fitonutirentes.

Enfermedades cardiovasculares en cifras

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), las enfermedades cardiovasculares (EVC) son la principal causa de muerte en todo el mundo. Cada año mueren más personas por ECV que por cualquier otra causa. Se calcula que en 2030 morirán cerca de 23,3 millones de personas por ECV, sobre todo por cardiopatías y accidentes vasculares cerebrales (AVC), y se prevé que sigan siendo la principal causa de muerte.

El Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) reveló que los problemas cardiovasculares ocasionan 800 mil muertes al año en Estados Unidos. De acuerdo con estas cifras, uno de cada tres fallecimientos ocurridos en la nación americana está relacionado con enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares.

Al menos 200,000 de estas muertes se podrían haber evitado a través de cambios en los hábitos de salud (como dejar de fumar, más actividad física y menos sal en los alimentos); cambios en la comunidad con el fin de crear espacios más saludables para vivir (tales como lugares seguros para hacer ejercicio y áreas donde no se fume); y control de la presión arterial alta, el colesterol alto y la diabetes.

Con la Ley de Cuidado de Salud a Bajo Precio, más personas tendrán acceso a cobertura de atención médica. La prevención es uno de los ejes fuertes de la Ley, por eso, hay una amplia gama de exámenes preventivos a los que podrás acceder de manera gratuita o a un costo moderado. Conoce más de estas opciones en el Centro de Seguros Médicos.

¿Qué son las enfermedades cardiovasculares?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) considera como enfermedades cardiovasculares (ECV), es decir, del corazón y de los vasos sanguíneos, a:

  • La cardiopatía coronaria – enfermedad de los vasos sanguíneos que irrigan el músculo cardiaco (miocardio).
  • Las enfermedades cerebrovasculares – enfermedades de los vasos sanguíneos que irrigan el cerebro.
  • Las arteriopatías periféricas – enfermedades de los vasos sanguíneos que irrigan los miembros superiores e inferiores.
  • La cardiopatía reumática – lesiones del miocardio y de las válvulas cardíacas debidas a la fiebre reumática, una enfermedad causada por bacterias denominadas estreptococos.
  • Las cardiopatías congénitas – malformaciones del corazón presentes desde el nacimiento.
  • Las trombosis venosas profundas y embolias pulmonares – coágulos de sangre (trombos) en las venas de las piernas, que pueden desprenderse (émbolos) y alojarse en los vasos del corazón y los pulmones.

Los ataques al corazón y los accidentes vasculares cerebrales (AVC) suelen ser fenómenos agudos que se deben sobre todo a obstrucciones que impiden que la sangre fluya hacia el corazón o el cerebro. La causa más frecuente es la formación de depósitos de grasa en las paredes de los vasos sanguíneos que irrigan el corazón o el cerebro. Los AVC también pueden deberse a hemorragias de los vasos cerebrales o coágulos de sangre.

Más para leer:

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Medicina Natural a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad