SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

El lupus y la artritis elevan el riesgo de arritmia cardiaca

Por Ellin Holohan, Reportero de Healthday -
El lupus y la artritis elevan el riesgo de arritmia cardiaca

Un estudio sugiere que ambas enfermedades inflamatorias elevan las probabilidades de desarrollar fibrilación auricular, que se relaciona con el accidente cerebrovascular

VIERNES, 6 de mayo (HealthDay News/HolaDoctor) -- Las personas que tienen dos enfermedades inflamatorias comunes están en riesgo de desarrollar una afección que se relaciona intensamente con el accidente cerebrovascular, según sugiere un estudio reciente.

El estudio, realizado en la Universidad de Ciencias Médicas de Arkansas, halló que los pacientes de lupus y artritis reumatoide están en riesgo 60 por ciento superior de fibrilación auricular, una arritmia cardiaca relacionada con el accidente cerebrovascular.

Uno de los autores del estudio señaló un aumento reciente en los casos de fibrilación auricular y dijo que era importante comprender todas las fuentes posibles de la enfermedad.

"Estamos en medio de una epidemia de FA (fibrilación auricular)", señaló el Dr. Abhishek Deshmukh, becario de cardiología del Centro Médico de la Universidad de Ciencias Médicas de Arkansas en Little Rock, uno de los autores del estudio. "Las cifras han aumentado dramáticamente porque la gente vive más tiempo. La FA tiende a afectar más a las personas de edad avanzada".

Cerca de 2.2 millones de estadounidenses tienen FA, según la American Heart Association, AHA. La afección hace que el corazón lata de manera errática y no logre bombear toda la sangre fuera de las aurículas, las dos cámaras superiores del corazón. Debido a que la sangre se estanca, puede producir coágulos, que el corazón "lanza" fuera de la cámara. Esos coágulos pueden luego alojarse en una arteria del cerebro y causar un accidente cerebrovascular. Cerca del 15 por ciento de los accidentes cerebrovasculares tienen este origen, según la asociación.

Deshmukh aseguró que los investigadores sospechaban que la fibrilación auricular podría estar relacionada con el lupus eritematoso sistémico (LES) y con la artritis reumatoide, que los científicos creen que tienen que ver con la enfermedad cardiaca. Cerca de tres millones de estadounidenses tienen una de las dos enfermedades, según la Arthritis Foundation y la Lupus Foundation of America.

La fibrilación auricular reduce la calidad de vida y aumenta el riesgo de muerte, aseguró Deshmukh, y agregó que se relaciona con la insuficiencia cardiaca congestiva, la diabetes y la hipertensión arterial.

Entre los síntomas de fibrilación auricular se encuentran palpitaciones, mareo, sudoración, fatiga, confusión, debilidad, falta de aire y ansiedad, aunque algunos pacientes son asintomáticos. Son varios los medicamentos que se utilizan para tratarla, como la warfarina, un anticoagulante, que puede reducir el riesgo de muerte en 68 por ciento en los pacientes de la enfermedad, según la asociación del corazón.

Se esperaba que los hallazgos del estudio fueran presentados el viernes en San Francisco en la reunión de la Heart Rhythm Society.

El estudio, que toma información de una base de datos nacional de gran tamaño, examinó a 416,786 pacientes mayores de 65 que fueron dados de alta de 1,200 hospitales de los EE. UU. luego de recibir tratamiento para la fibrilación auricular. El estudio controló factores como la edad, el sexo, las características demográficas y otras enfermedades.

En un análisis inicial, se halló que el 2.73 por ciento de los pacientes de artritis reumatoide o lupus tenían fibrilación auricular, frente a 1.7 por ciento de los que no estaban afectados por una de estas enfermedades.

Luego de ajustar por factores desorientadores, los investigadores hallaron que la frecuencia de la arritmia era 1.6 veces superior en pacientes a los que se había diagnosticado una de las afecciones autoinmunes, un aumento de 60 por ciento en el riesgo.

Aunque el estudio halló una relación entre ambas enfermedades y la afección cardiaca, no probó causalidad. Además, fue presentado en una reunión médica, por lo que sus hallazgos se deben considerar preliminares hasta que sean publicados en una revista revisada por colegas.

Tanto el lupus como la artritis reumatoide son de base genética, aunque se cree que tienen desencadenantes ambientales, según la Dra. Olivia Ghaw, reumatóloga del Centro Médico Mount Sinai de la ciudad de Nueva York. Es mucho más probable que las mujeres sean afectadas, pues el estrógeno probablemente tenga que ver, aunque no se han hallado respuestas definitivas, dijo.

Ghaw aseguró que debido a que las enfermedades autoinmunes "son sistémicas" y potencialmente involucran casi todos los órganos, tiene sentido que puedan tener que ver con la enfermedad cardiaca. Recomendó que los afectados presten mucha atención a su salud.

"Los pacientes realmente necesitan estar en contacto con su médico para que puedan ser evaluados y se vigilen otras cosas (como los problemas cardiacos)", señaló Ghaw.

Aunque entre los síntomas de ambas afecciones se encuentran inflamación dolorosa de las articulaciones y posiblemente fiebre, el lupus también causa erupciones cutáneas. La aparición del lupus generalmente tiene lugar al final de la adolescencia o al comienzo de la adultez, aunque la artritis reumatoide tiende a comenzar después, entre los treinta y los cincuenta, según la Arthritis Foundation. Hay una forma distinta pero relacionada de artritis reumatoide que afecta a los niños.

Los que tienen artritis reumatoide usualmente tienen una esperanza de vida normal, aunque el lupus puede acortar las vidas de las personas porque con frecuencia afecta la función renal y otros órganos importantes, aseguró Ghaw.

Más información

Para más información sobre la fibrilación auricular, visite la American Heart Association.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad