SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Dos pruebas podrían mejorar la atención de los pacientes cardiacos

Por Serena Gordon, Reportero de Healthday -
Dos pruebas podrían mejorar la atención de los pacientes cardiacos

Pero los expertos señalan que los escáneres de calcio de las arterias coronarias, que son los mejores para predecir la enfermedad, presentan desventajas

Los médicos siempre buscan nuevas formas de predecir quién sufrirá un ataque cardiaco, sobre todo en personas que tienen un riesgo intermedio de enfermedad cardiaca. Ahora, dos estudios han comparado algunas de las pruebas disponibles, y hallaron una que era significativamente mejor que las demás: los escáneres de calcio de las arterias coronarias.

Un tipo especial de TC puede producir imágenes que muestran si hay depósitos de calcio en las arterias coronarias. Alguien que presente señales de calcio en las arterias coronarias tiene 2.6 veces más probabilidades de sufrir un ataque cardiaco que alguien que no tiene esos depósitos, según uno de los estudios.

"El calcio en la arteria coronaria es muy superior [en la predicción de los ataques cardiacos] a los demás marcadores de primer nivel que estudiamos", aseguró el Dr. Joseph Yeboah, autor líder de uno de los estudios y profesor asistente de cardiología del Centro Médico Wake Forest en Winston-Salem, Carolina del Norte.

Los resultados de ambos estudios aparecen en la edición del 22 de agosto de la revista Journal of the American Medical Association.

Actualmente, los médicos dependen de una prueba llamada Puntuación del riesgo de Framingham para evaluar el riesgo de enfermedad cardiaca de una persona. Sin embargo, según Yeboah, esta prueba solo es buena para los que están en las categorías de riesgo bajo y alto. Si alguien cae en el medio de la puntuación de Framingham, no siempre está claro cuál es el mejor procedimiento.

Muchas otras pruebas aparentemente útiles han sido estudiadas de forma independiente, pero Yeboah y colegas deseaban saber cómo les iría a estas pruebas al compararlas entre sí. Compararon los escáneres de calcio en las arterias coronarias, el índice tobillo braquial, la proteína C reactiva (PCR) de alta sensibilidad, los antecedentes familiares, el grosor de la íntima-media de la carótida, y la dilatación mediada por el flujo braquial, para ver qué tan bien cada una predecía la enfermedad cardiaca.

El índice tobillo braquial compara la presión arterial del brazo con la del tobillo. La PRC de alta sensibilidad es una prueba que mide la PCR, un marcador de la enfermedad cardiovascular. El grosor de la íntima-media de la carótida mide el grosor del revestimiento interno de la arteria carótida. La dilatación mediada por el flujo braquial usa ultrasonido para ver qué tan bien funcionan los vasos sanguíneos del brazo.

El estudio incluyó a casi 7,000 personas de seis centros de EE. UU. Se consideró que unas 1,300 estaban en riesgo intermedio, y tenían datos completos en todas las pruebas. Tras casi ocho años de seguimiento, 94 personas habían sufrido un ataque cardiaco, fueron tratadas por dolor en el pecho, fueron resucitadas tras un paro cardiaco, o murieron de un evento cardiaco.

Un hallazgo positivo en la prueba de calcio en la arteria coronaria se tradujo en 2.6 veces más probabilidades de sufrir un ataque cardiaco. Los resultados del índice tobillo-braquial indicaban una reducción de 21 por ciento en las probabilidades de un ataque cardiaco. Los hallazgos de la PCR de alta sensibilidad indicaban un aumento de 28 por ciento en las probabilidades de un evento cardiaco, y los que tenían antecedentes familiares de enfermedad cardiaca tenían más del doble de probabilidades de sufrir un ataque cardiaco.

La prueba del grosor de la íntima-media carótida y la dilatación mediada por el flujo braquial no resultaron útiles en la predicción del riesgo cardiaco en este estudio.

El segundo estudio, liderado por la investigadora holandesa Hester Den Ruitjer, también observó la utilidad del grosor de la íntima-media de la carótida. Los investigadores revisaron 14 estudios con casi 46,000 participantes, y hallaron que la prueba del grosor íntima-media de la carótida se asociaba con una pequeña mejora en la predicción de la enfermedad cardiaca, pero que esa mejora era tan pequeña que probablemente no resultara útil en la práctica clínica.

"[La prueba del grosor de la íntima-media de la carótida] parece ofrecer poca información que altere la toma de decisiones actual, y parece que el costo adicional no está justificado", escribieron los autores de un editorial acompañante en la misma edición de la revista.

Pero escribieron que "por otro lado, la puntuación de calcio de la arteria coronaria, que sí mejoró la [predicción del riesgo] significativamente, requiere evaluación adicional para determinar si la información añadida de esta prueba es realmente útil".

Los autores añadieron que la exposición a la radiación y el costo son preocupantes cuando se piensa en esta prueba.

La Dra. Tara Narula, cardióloga del Hospital Lenox Hill en la ciudad de Nueva York, concurrió en que hay que tomar en cuenta la radiación y el costo.

"Hay importantes limitaciones para la promoción en masa del uso de la puntuación [del calcio en la arteria coronaria]", señaló Narula. "En primer lugar, la evaluación del calcio en la arteria coronaria implica una pequeña dosis de exposición a la radiación para pacientes con un posible riesgo de cáncer a mayor plazo. En segundo lugar, hay que tomar en cuenta los costos financieros, desde el costo de [la prueba] en sí hasta el costo de dar seguimiento a los hallazgos incidentales mediante más evaluación".

Yeboah dijo que se necesitan más estudios para definir los riesgos de la radiación y los beneficios de la información obtenida de los escáneres de calcio en la arteria coronaria. En cuanto al costo, señaló que en su centro la prueba cuesta menos de 200 dólares, aunque varía en distintos lugares del país.

Aún así, "la cantidad de dinero que la sociedad pierde será mucho mayor que si pudiéramos haber prevenido un ataque cardiaco con la prueba", planteó. "Prevenir un ataque cardiaco no tiene precio".

Más información

Para más información sobre lo que puede hacer para prevenir la enfermedad cardiaca, visite los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad