SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Ataque cardíaco: cuanto más joven, peor atendido

Ataque cardíaco: cuanto más joven, peor atendido

Los investigadores señalan que los hombres mayores tienen más probabilidades de recibir medicamentos preventivos

MIÉRCOLES, 16 de noviembre (HealthDay News) -- Las mujeres y los hombres más jóvenes dan cuenta de un gran número de los ataques cardiacos en Estados Unidos, pero tienen menos probabilidades que los hombres mayores de recibir medicamentos preventivos que reducen el riesgo de ataque cardiaco, indica un estudio reciente.

Investigadores evaluaron a más de 3,000 pacientes de ataque cardiaco tratados en el Instituto Cardiaco de Minneapolis entre marzo de 2003 y enero de 2010, y hallaron que 70.3 por ciento no habían sido diagnosticados con enfermedad cardiaca coronaria (ECC). 60 por ciento de los pacientes no diagnosticados eran hombres de 55 años o menos y mujeres de 65 años o menos con ECC prematura.

Aunque las tasas de colesterol alto entre las mujeres y los hombres más jóvenes eran similares a las de los hombres mayores, esos dos grupos de pacientes tenían alrededor de la mitad de las probabilidades (10 frente a 19 por ciento) de tomar estatinas reductoras del colesterol antes del ataque cardiaco, y mucho menos probabilidades de tomar aspirinas y terapia combinada.

El estudio se presentará el miércoles en la reunión anual de la American Heart Association en Orlando, Florida

"Para los pacientes de enfermedad coronaria conocida, la evidencia y las directrices son muy claras sobre el beneficio de una terapia médica agresiva que incluya aspirina y estatina, independientemente de la edad o el sexo", señaló el Dr. Michael Miedema, becario de cardiología de la Universidad de Minnesota que trabaja con los investigadores del Instituto Cardiaco de Minneapolis en el Hospital Abbott Northwestern.

"Sin embargo, para los pacientes sin enfermedad coronaria conocida, el método óptimo está mucho menos claro", añadió en un comunicado de prensa del instituto. "Actualmente, solo tratamos a los pacientes en alto riesgo, pero nuestros datos muestran que las mujeres y los hombres más jóvenes, que raras veces califican como de alto riesgo, conforman una porción sustancial de la población actual de ataque cardiaco".

La calculadora de riesgo de eventos cardiacos más ampliamente usada es la Puntuación de riesgo de Framingham, que usa la edad y el sexo del paciente, además de factores como el colesterol y la presión arterial. Pero este método da mucho peso a la edad y al sexo, según Miedema.

"Si uno es un hombre mayor, es mucho más probable que califique para terapia preventiva, mientras que las mujeres y los hombres más jóvenes con frecuencia no cumplen con los criterios a pesar de factores de riesgo similares", apuntó.

"Aunque los hombres mayores siguen siendo el grupo con más probabilidades de sufrir un ataque cardiaco, hemos mostrado que las mujeres y los pacientes con enfermedad prematura conforman una porción sustancial de los ataques cardiacos que atendemos y muy pocos de estos pacientes reciben los medicamentos que la investigación ha demostrado que previenen ataques cardiacos. Unos mejores métodos de evaluación del riesgo podrían potencialmente permitir que nos dirijamos a más personas que están en verdadero riesgo de un evento y que evitemos un tratamiento excesivo de los que están en poco riesgo", concluyó Miedema.

Las investigaciones presentadas en reuniones se deben considerar preliminares hasta que se publiquen en una revista médica revisada por profesionales.

Más información

El Instituto Nacional del Corazón, Pulmones y Sangre de los EE. UU. tiene más información sobre la prevención del ataque cardiaco.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad