SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Adicción al trabajo, malo para el corazón

Por -
Adicción al trabajo, malo para el corazón
CRÉDITO: SHUTTERSTOCK

¿Eres adicto al trabajo (workaholic)? ¿Pasas más de 8 horas en la oficina o el fin de semana en el escritorio de tu casa? Si te identificas con el escenario anterior, entonces debes saber que trabajar más de 40 horas a la semana puede aumentar el riesgo de desarrollar enfermedad coronaria, según advierte un estudio de la Universidad Nacional de Seúl.

La investigación publicada en la revista American Journal of Industrial Medicine, refiere que las probabilidades de desarrollar enfermedad de las arterias coronarias es 42% mayor entre quienes trabajan de 61 a 70 horas a la semana, 63% más altas para aquellos que laboran entre 71 y 80 horas, y 94% superiores para quienes trabajan más de 80 horas.

Dichas conclusiones se desprenden de un análisis sobre la asociación entre las largas jornadas de trabajo y el riesgo de enfermedad cardiaca coronaria, estimada por la puntuación de la Calculadora del Riesgo Cardiovascular Framingham, en 8,350 adultos coreanos. La evaluación del riesgo de Framingham analiza diversos factores como la edad y el género, junto con variables como el tabaquismo, presión arterial alta y el nivel de colesterol total, para calcular el riesgo de enfermedad cardiaca y accidente cerebrovascular.

Durante el estudio, los investigadores entrevistaron a los participantes sobre el número de horas de trabajo, su estado de salud y también fueron sometidos a exámenes físicos y mediciones bioquímicas para la evaluación del riesgo.

Los resultados revelaron que las personas que trabajaron más de 40 horas a la semana tenían mayores posibilidades de desarrollar enfermedad cardíaca coronaria y que cada hora de trabajo incrementaba hasta en un 1.94% el riesgo.

"Las largas horas de trabajo están significativamente relacionados con el riesgo de enfermedad coronaria", aseguró el Dr. Yun-Chul Hong, autor principal del estudio. Encontramos que las horas de trabajo se relacionaron significativamente con los factores de riesgo de enfermedad cardiaca coronaria, como la presión arterial, niveles de colesterol, la diabetes y el hábito de fumar, añadió.

Sin embargo, el estudio también encontró que pocas horas de trabajo también plantean riesgos para la salud, toda vez que trabajar menos de 30 horas se asoció con niveles de colesterol más altos en comparación con quienes trabajaban entre 31 y 40 horas a la semana.

Enfermedad de las arterias coronarias

De acuerdo con el Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre (NHLBI, por sus siglas en inglés), la enfermedad de las arterias coronarias es el tipo más común de enfermedad cardiaca y la principal causa de muerte entre los hombres y las mujeres en los Estados Unidos.

La enfermedad de las arterias coronarias ocurre cuando las arterias que suministran la sangre al músculo cardíaco se endurecen y se estrechan. Esto se debe a la acumulación de colesterol y otros materiales llamados placa en la capa interna de las paredes de la arteria. Esta acumulación se llama arterioesclerosis. A medida que esta avanza, fluye menos sangre a través de las arterias. Como consecuencia, el músculo cardíaco no puede recibir la sangre o el oxígeno que necesita. Eso puede conducir a dolor en el pecho (angina) o a un infarto. La mayoría de los infartos ocurren cuando un coágulo súbitamente interrumpe el suministro de sangre al corazón, causando un daño cardíaco permanente.

Con el tiempo, la enfermedad de las arterias coronarias también puede debilitar el músculo cardíaco y contribuir a la presencia de insuficiencia cardiaca y arritmias. Insuficiencia cardiaca significa que el corazón no puede bombear la sangre adecuadamente al resto del cuerpo. Las arritmias son cambios en el ritmo normal del corazón.

Más para leer:

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad