SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Las declaraciones en las etiquetas de alimentos pueden engañarlo

Por Consumer Reports -
Las declaraciones en las etiquetas de alimentos pueden engañarlo
CRÉDITO: CONSUMER REPORTS

A veces términos como “multigrano” y “reducido en sodio” hacen que un producto parezca más saludable de lo que realmente es.

Los fabricantes de alimentos saben que los consumidores desean alimentos más saludables, por lo que rara vez pierden la oportunidad de colocar declaraciones nutricionales en el frente del empaque del producto. El problema es que esas grandes letras rara vez proporcionan los datos completos, y usted puede creer que necesita un título en nutrición para separar las declaraciones útiles de las engañosas. Esta guía le ayudará a eludir cinco obstáculos comunes de las declaraciones nutricionales con las que se puede topar en el pasillo del supermercado.

“Multigrano”

Estos alimentos tienen más de un tipo de grano, pero esos granos podrían ser refinados, es decir que su salvado y germen nutritivo han sido extraídos. Del mismo modo, los alimentos “hechos con granos enteros” podrían ser una mezcla de granos refinados y enteros. Busque mejor “grano entero” o “100% grano entero” en la envoltura de los alimentos.

“Libre de grasas trans”

Dada la fuerte evidencia de que las grasas trans aumentan el riesgo de contraer enfermedades cardíacas y diabetes tipo 2, se podría pensar que un fabricante de alimentos le está haciendo un favor al indicar que su producto está libre de estas grasas. 

No se sienta tan agradecido aún: en la actualidad, pueden utilizar esta afirmación si una ración tiene menos de 0.5 gramos. Sin embargo, si los “aceites parcialmente hidrogenados” forman parte de la lista de ingredientes, la comida tiene grasas trans, y punto. 

De acuerdo con la Asociación Estadounidense del Corazón (American Heart Association), las grasas trans deben proporcionar menos del 1% de sus calorías diarias; es decir, no más de 2 gramos por día si consume 2,000 calorías.

Las afirmaciones como “libre de grasas trans” también se encuentran en productos hechos con aceites vegetales totalmente hidrogenados, pero aquellos son una fuente de grasa saturada que eleva los niveles de colesterol LDL (malo).

“Libre de nitratos y nitritos”

Estos productos químicos (utilizados como preservadores en las carnes curadas, como el tocino, jamón, y hot dogs) pueden desencadenar posible cáncer debido a las nitrosaminas. Un producto que afirme no tenerlos parece ser la mejor opción; sin embargo, el gobierno permite que dicha afirmación se utilice cuando la carne es curada con jugo o polvo de apio y esos ingredientes pueden producir de manera natural nitratos que conllevan a los mismos riesgos. La mejor manera de evitar los nitratos y nitritos es comer carne procesada con poca frecuencia o nunca, en la medida de lo posible.

“Reducido en sodio”

Para poder hacer uso de este término, un alimento necesita tener solo un 25% menos de sodio que su versión regular. Por ejemplo, el caldo de pollo regular de Swanson tiene 860 miligramos de sodio por cada taza. La versión reducida en sodio tiene 570 miligramos (alrededor de un cuarto del límite máximo diario). Opte por alimentos “reducido en sodio”, que no excedan los 140 miligramos por ración.

“Hecho con extra fibra”

Esto no es lo mismo que “excelente fuente de fibra”. Para realizar dicha afirmación, un alimento debe proporcionar al menos 5 gramos de fibra por ración. La fibra añadida a los alimentos es por lo general de un solo tipo, como la celulosa (proveniente de la pulpa de madera), inulina (extracto de achicoria), oligosacáridos, o fructanos. La fibra natural es una mezcla de varios tipos, y todos tienen diferentes beneficios para la salud.

3 nuevos términos engañosos para tener en cuenta

Kashi, Naked Juice, Popchips son solo algunas de las marcas que han quitado “natural” de sus etiquetas en respuesta a demandas colectivas. Esto es una buena noticia porque el término es engañoso; un sin número de alimentos “naturales” contienen ingredientes artificiales o están procesados en exceso. No obstante, algunos fabricantes están reemplazando dicha afirmación con términos igual de confusos: “original”, “simple”, y “fresco”, como en estos ejemplos.

"Real"

Esto no quiere decir libre de químicos o sin procesar. Por ejemplo, el tocino en trozos original de Hormel tiene saborizante de humo, preservadores, azúcar y sales.

"Fresco"

Se permite el uso de este término si la comida no ha sido congelada o preservada. No existe un significado bien definido para este término, aunque este se usa en el nombre o descripción de un producto, tal como la afirmación de “recién horneado” en los Crutones de grano entero gourmet de Marcy.

“Simple” 

Por lo general, los productos con esta afirmación tienen una lista corta de ingredientes, pero el término no está regulado. Y corta no es igual a saludable. Las Galletas de mantequilla Simply Made de Keebler tienen 70 calorías cada una y una buena cantidad de grasas y azúcares.

No crea en todo lo que ve a primera vista. Siempre verifique las etiquetas de información nutricional y la lista de ingredientes.

--------------------------------------------------------------

Inscríbete para recibir Lo Nuevo Para Ti - el boletín mensual de Consumer Reports en Español. Recibe contenido nuevo entregado directamente a tu correo electrónico.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Consumer Reports a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad