SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Mejoran los niveles de colesterol de los niños

Por Denise Mann, Reportero de Healthday -

Pero las ligeras mejoras podrían ser contrarrestadas por la crisis de obesidad, apunta una experta

Los niveles de colesterol de los niños de EE. UU. han mejorado en las últimas décadas, pero casi uno de cada diez sigue teniendo un colesterol total alto, lo que pone en peligro su salud cardiaca, informan en un estudio reciente las autoridades de salud de EE. UU.

El estudio incluyó a más de 16,000 niños y adolescentes de 6 a 19 años que participaron en las Encuestas nacionales de examen de salud y nutrición en tres periodos: 1988-1994, 1999-2002 y 2007-2010. En general, los niveles promedio de colesterol total se redujeron ligeramente, pero más de ocho por ciento tenían colesterol total elevado en 2007-2010.

Aunque los investigadores no pueden afirmar con precisión qué llevó a la mejora en general, es probable que varios factores del estilo de vida tengan algo que ver. Pero los expertos también advierten que muchos niños siguen en riesgo de enfermedad cardiaca.

"Sabemos que la ingesta dietaria de grasas saturadas y trans, y la exposición al humo de segunda mano, se relacionan con el colesterol en sangre, así que las medidas que buscan limitar esos factores podrían haber contribuido a los cambios que observamos", señaló el autor del estudio, el Dr. Brian Kit, pediatra y epidemiólogo de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) en Hyattsville, Maryland.

Como resultado de la epidemia actual de obesidad infantil en EE. UU., afecciones que antes solo se veían en adultos, como la hipertensión, la diabetes tipo 2 y el colesterol alto, se observan cada vez más en niños. Pero el declive en el colesterol se sostuvo incluso tras tomar en cuenta los aumentos en la obesidad notados durante el estudio, apuntó Kit.

El estudio, que aparece en la edición del 8 de agosto de la revista Journal of the American Medical Association, halló que 22 por ciento de los niños de 9 a 11 años tenían niveles bajos de lipoproteína de alta densidad (HDL), el colesterol "bueno", o concentraciones altas de colesterol no HDL en 2007-2010, frente a 27 por ciento dos décadas antes. Esta última cifra se refiere a la diferencia entre la concentración total de colesterol y la concentración del colesterol HDL o bueno.

El colesterol total promedio en sangre se redujo de 165 miligramos por decilitro de sangre (mg/dL) en 1988-1994 a 160 mg/dL en 2007-2010, mostró el estudio. El colesterol HDL aumentó de 50.5 mg/dL en 1988-1994 a 52.2 mg/dL en 2007-2010.

Y el colesterol LDL total alto, observado en 11.3 por ciento de los jóvenes en 1988-1994, se redujo a 8.1 por ciento en el periodo más reciente.

La Dra. Sarah de Ferranti, directora de cardiología preventiva del Hospital Pediátrico de Boston, dijo que "estas pequeñas mejoras son importantes, pero tenemos mucho trabajo por hacer en el área del peso".

"El estudio presenta noticias mixtas", apuntó de Ferranti. "Hay algunas buenas noticias en la mejora de los valores de colesterol, el colesterol bueno aumenta y el colesterol malo y los triglicéridos disminuyen, de forma que todos los números van en la dirección que me gusta".

Pero "me preocupa que las pequeñas mejoras sean minimizadas por los efectos del peso en exceso y de la obesidad pediátrica", lamentó. "No hemos resuelto el problema.

Se calcula que casi el 17 por ciento de los niños de EE. UU., o sea unos 12.5 millones de niños de 2 a 19 años, son obesos.

Controlar el colesterol y el peso son estrategias claves en la guerra contra la enfermedad cardiaca. La ateroesclerosis, la acumulación de placa dentro de los vasos sanguíneos, comienza en la niñez, y se relaciona con niveles altos de colesterol LDL o "malo", niveles bajos de colesterol HDL y otros niveles desfavorables de grasas sanguíneas.

Los padres preocupados deben conocer sus propias cifras de colesterol y estar conscientes de sus antecedentes familiares de colesterol alto y enfermedad cardiaca, sugirió de Ferranti.

"Las directrices actuales sugieren momentos específicos para la evaluación de los niveles de colesterol en los niños", planteó. El Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre de EE. UU. recomienda que todos los niños reciban una evaluación del colesterol alto al menos una vez entre los 9 y los 11 años, y una vez más entre los 17 y los 21. "Pero si un niño tiene un riesgo particular que incluya la obesidad, se le puede evaluar en cualquier momento a partir de los 2 años", aseguró de Ferranti.

El Dr. Michael Pettei, jefe de nutrición del Centro Médico Pediátrico Cohen de Nueva York, en New Hyde Park, Nueva York, dijo que es esencial seguir la programación recomendada de evaluaciones. "A pesar de las mejoras, las recomendaciones recientes... para la evaluación universal de los lípidos en niños de 9 a 11 años siguen siendo bastante válidas para hallar a los individuos con el riesgo más extremo, sobre todo de [anomalías de las grasas en la sangre] genéticas", enfatizó.

Aseguró que los hallazgos de los CDC son "interesantes", sobre todo dado que la "ligera mejora" coincide con la epidemia de obesidad en los mismos grupos de edad. "Por tanto, un análisis eventual de los factores dietarios y del ejercicio asociados con las mejoras notadas se hace aún más importante", dijo Pettei.

Más información

La Nemours Foundation ofrece información sobre el colesterol para los niños.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad