Quantcast

Editar mi perfil

¿Qué es la dermoabrasión?

Por HolaDoctor -

La dermoabrasión es una técnica que se utiliza para mejorar la apariencia de la piel, eliminando las capas más superficiales, trabajando el área a tratar con instrumentos quirúrgicos. 

Este tratamiento suaviza y elimina las asperezas e irregularidades de la piel dándole un aspecto más lozano. 

Muchas veces se utiliza la dermoabrasión en casos de existencia de cicatrices o marcas dejadas por acné, accidentes, cirugías e incluso se utiliza para eliminar líneas de expresión, como por ejemplo las que se producen alrededor de la boca.

La dermoabrasión puede mejorar tu apariencia y autoestima, pero es importante medir las expectativas y el alcance de un tratamiento, ya que este procedimiento por ejemplo ni remueve todas las cicatrices y marcas de la piel ni evita la aparición de arrugas producto del envejecimiento.

Acorde con las explicaciones de la Sociedad de Cirujanos Plásticos de Estados Unidos, este método ayuda a darle una nueva terminación y apariencia a las capas más superficiales de la piel a través de la remoción de esas capas en un procedimiento quirúrgico controlado.

La dermoabrasión puede ser aplicada en pequeñas áreas de la piel o en toda la cara y también puede utilizarse como un complemento de otro procedimiento como el de rejuvenecimiento facial (ritidectomia) o peeling químico.

¿Cuáles son los riesgos de la dermoabrasión?

Si es ejecutado por un profesional calificado, los expertos aseguran que la dermoabrasión es segura. El riesgo más común que se corre con este procedimiento es que puede surgir un cambio en la pigmentación de la piel. 

Se han registrado casos de un permanente oscurecimiento de la piel consecuencia de la exposición a los rayos solares en los días y meses siguientes al tratamiento de dermoabrasión. Por otro lado, explican los expertos, en algunos pacientes la piel tratada puede lucir incluso más clara o enrojecida en su apariencia.

También pueden aparecer algunas manchas blancas después de la cirugía que normalmente desaparecen solos o con el uso de jabón o un paño abrasivo. Otra de las consecuencias posibles es el agrandamiento de los poros que normalmente recuperan su tamaño original una vez que la inflamación post intervención finaliza.

Por otra parte, si bien las infecciones después de una dermoabrasión son posibles, son muy poco comunes. Algunas personas pueden desarrollar una cantidad excesiva de tejido cicatrizante, conocida como cicatrización keloide o hipertrófica, que en general son tratados con la aplicación de una inyección de esteroides para suavizar la apariencia de la cicatriz.

Todos coinciden en que la mejor forma de evitar inconvenientes es asegurarnos que la persona que realizará el procedimiento está debidamente calificada y certificada para hacerlo.

¿Quiénes son los mejores candidatos para realizarse una dermoabrasión?

Si bien hombres y mujeres de todas las edades pueden  beneficiarse con la dermoabrasión,  existen ciertos factores a tener en cuenta: por ejemplo que las personas mayores tienden a recuperarse más lentamente, o por ejemplo las personas que tienen piel oscura corren un riesgo mayor de sufrir una decoloración o enrojecimiento de la piel.

Otras de las consideraciones especiales que hay que tener son las personas que tienden a tener reacciones alérgicas, así como también las personas pecosas, cuyas pecas incluso pueden desaparecer en las areas tratadas.

Además, si la persona sufre de acné, y está en una etapa activa de la enfermedad, la mayoría de los cirujanos decidirán no realizar este tratamiento por el riesgo de infección. Lo mismo sucede si la persona tiene quemaduras por radiación o un procedimiento químico previo que ya ha removido las capas superficiales de la piel, como un peeling.

¿Cuál es la diferencia entre dermoabrasión y peeling?

La principal diferencia radica en que para la dermoabrasión, se utilizan instrumentos quirúrgicos, mientras que el peeling químico utiliza sustancias cáusticas.
Según lo que se necesite, el cirujano determinara si utiliza uno u otro, o la combinación de ambos.

El peeling químico generalmente se utiliza para tratar las líneas de expresión leves, mientras que la dermoabrasión apunta más a tratar imperfecciones más profundas como el acné, sobre todo en el tratamiento de áreas pequeñas ya que tiende a producir menos cambios en la coloración de la piel que el peeling.

¿Cómo es el procedimiento? ¿Dónde se realiza?

La cirugía de dermoabrasión se puede realizar en el consultorio del médico o en el hospital, depende de la cantidad de áreas a tratar. El procedimiento se realiza con anestesia local y sedación para minimizar el disconfort que pueda ocasionar. En los casos más severos, el doctor tratante puede recomendar el uso de anestesia total.

La dermoabrasión se realiza en forma relativamente rápida, puede tomar desde unos minutos hasta una hora y media, dependiendo del tamaño de la superficie afectada. Es muy común que se requiera más de un tratamiento. El tratamiento consiste en pasar un cepillo eléctrico duro que contiene una punta de diamante retira la capa más superficial de la piel.

Después del tratamiento, la zona podría quedar enrojecida o irritada, pudiendo sentir algo de ardor o picazón en el área. La recuperación total de la zona y la desinflamación llevará unos pocos días, máximo una semana.

Si bien en un par de semanas la persona está totalmente recuperada, puede llevar un par de meses que desaparezca el color rosado de la piel tratada. Mientras tanto, los dermatólogos recomiendan utilizar maquillaje hipoalergénico para cubrir las manchas y la utilización de protector solar para evitar la exposición al sol de las zonas aún en vías de recuperación.

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de HolaDoctor a tu correo