SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Ser "converso" se relaciona con más atrofia cerebral

Ser "converso" se relaciona con más atrofia cerebral

Sin embargo, según los investigadores, el no tener filiación religiosa también influye

MIÉRCOLES, 25 de mayo (HealthDay News) Según una investigación reciente, los adultos mayores que afirman haber tenido una experiencia religiosa que les cambió la vida son más propensos a presentar una mayor disminución del tamaño del hipocampo, la parte del cerebro que es fundamental para el aprendizaje y la memoria.

Según el estudio, las personas que afirmaron ser Protestantes o Católicos "conversos", o la inversa, aquellos que no tenían ninguna filiación religiosa, presentaban mayor encogimiento (o "atrofia") del hipocampo, en comparación con las personas que se identificaron a sí mismas como Protestantes, pero no conversas.

El estudio aparece publicado en línea en PLoS ONE.

A medida que las personas envejecen, se espera que el cerebro se atrofie en alguna proporción. El encogimiento del hipocampo también se asocia con depresión, demencia y enfermedad de Alzheimer.

En el estudio, los investigadores les preguntaron a 268 personas de entre 58 y 84 años acerca de su filiación religiosa, sus prácticas espirituales y las experiencias religiosas que les habían cambiado la vida. En el transcurso de entre dos y ocho años, se monitorearon los cambios en el hipocampo a través de imágenes por resonancia magnética (IRM).

Los investigadores sugirieron que el estrés de profesar creencias religiosas al margen de la religión dominante podría contribuir a explicar los hallazgos.

"Una interpretación de los hallazgos que los miembros de grupos religiosos mayoritarios parecen tener menos atrofia que aquellos de grupos religiosos minoritarios es que cuando se siente que las creencias y los valores no se corresponden por completo con los de la sociedad en su conjunto, puede generarse estrés de largo plazo que podría tener consecuencias para el cerebro", comentó en un comunicado de prensa de Duke Amy Owen, autora principal del estudio e investigadora asociada de Duke University Medical Center.

Los autores del estudio también sugirieron que las experiencias religiosas que cambian la vida podrían desafiar las creencias religiosas establecidas de una persona y desencadenar estrés.

"Otros estudios nos han llevado a pensar que el hecho de que una nueva experiencia considerada espiritual se interprete como reconfortante o estresante podría depender de si se ajusta o no a las creencias religiosas de la persona y de quienes la rodean", agregó David Hayward, investigador asociado de Duke University Medical Center. "Para los adultos mayores, especialmente, de estas experiencias nuevas e imprevistas pueden surgir dudas acerca de las creencias religiosas profesadas por mucho tiempo, o surgir desacuerdos con los amigos y la familia".

Los investigadores apuntaron que otros factores relacionados con la atrofia del hipocampo (como la edad, la depresión o el tamaño del cerebro), así como también otros factores religiosos (como la oración o la meditación) no explicaban los hallazgos del estudio.

Más información

Puede encontrar información detallada sobre la atrofia cerebral en el Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidente Cerebrovascular de los EE. UU. (The U.S. National Institute of Neurological Disorders and Stroke) brain atrophy.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad