SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Las pruebas de inteligencia miden más que el intelecto

Por Randy Dotinga, Reportero de Healthday -
Las pruebas de inteligencia miden más que el intelecto

Un estudio halla que la motivación también desempeña un gran papel en los resultados

LUNES, 25 de abril (HealthDay News/HolaDoctor) -- Un nuevo estudio sugiere que la capacidad de las pruebas de coeficiente intelectual (CI) para predecir el futuro, en áreas como el éxito laboral, la educación y cualquier problema con la ley, tiene mucho que ver con el grado de motivación que se tenga al momento de tomar la prueba.

En otras palabras, una prueba de inteligencia puede ofrecer una buena perspectiva sobre la vida de la persona que toma la prueba, "pero quizá no puede predecir su futuro por las razones que usted piensa", explicó la autora del estudio Angela Lee Duckworth, profesora asistente en la Universidad de Pensilvania.

Las pruebas de coeficiente intelectual (CI) se valoran en parte porque los investigadores han relacionado sus puntuaciones con el éxito o fracaso posterior en la vida. "Esta prueba predice cuánto tiempo va a vivir, si permanecerá casado, su promedio de calificaciones, entre otras cosas", señaló Duckworth.

Además de eso, las pruebas de inteligencia parecen medir no sólo la inteligencia sino la capacidad para ser más inteligentes.

"Los científicos sociales creen que son medidas precisas sobre qué tan bien las personas pueden aprender: este chico obtuvo un 120, así que aprenderá bastante bien", señaló Duckworth. "Este chico tiene un coeficiente intelectual de 95, por lo que no aprenderá igual de bien".

Pero no todos los que toman la prueba de coeficiente intelectual le prestan toda su atención. "Hago muchos trabajos en salones de clase urbanos y he observado que muchos chicos no le dan importancia", explicó Duckworth. "Ponen los lápices a un lado y agachan la cabeza después de una o dos preguntas. Es obvio que no habían intentado hacer la prueba. Ni siquiera habían hecho el intento".

Duckworth apuntó que tanto ella como sus colegas "querían saber qué proporción del poder predictivo de la prueba mide lo que debe medirse y qué parte depende de la motivación real de la persona".

Primero revisaron los estudios que se habían realizado anteriormente y encontraron que dar incentivos a los que toman la prueba para que hagan un buen trabajo mejora las puntuaciones.

Además, los autores analizaron los datos de un estudio a largo plazo que dio seguimiento a 250 adolescentes varones de Pittsburgh hasta que alcanzaron la edad adulta. Se les grabó en un video mientras tomaban una prueba de coeficiente intelectual, y los investigadores midieron qué tan motivados parecían.

Cuando ajustaron las estadísticas para excluir la influencia de la motivación en los resultados, los investigadores encontraron que las pruebas de coeficiente intelectual no predecían con éxito lo que le iba a suceder a los chicos en el futuro.

Es posible que algunos de los factores que motivan a una persona, tales como el acatamiento, un interés natural por la solución de problemas, la competitividad, sean altos entre los que obtienen buenas puntuaciones en las pruebas y podrían ayudarles a desempeñarse mejor en la vida, señaló Duckworth.

Sin embargo, los hallazgos "no dicen que estas puntuaciones de coeficiente intelectual dependan exclusivamente de la motivación", destacó Duckworth. "No afirma que cualquiera puede alcanzar una puntuación de 140 si se esfuerza".

Robert Sternberg, profesor de psicología y vicerrector de la Universidad Estatal de Oklahoma, alabó el estudio aunque agregó que los hallazgos no son exactamente impactantes. "A casi nadie, salvo a algún subconjunto de los psicólogos que estudian las pruebas de coeficiente intelectual, le sorprenderá que la motivación sea un determinante muy poderoso del rendimiento en la escuela y en la vida", apuntó.

El estudio aparece en la edición de esta semana en Proceedings of the National Academy of Sciences.

Más información

Para más información sobre el coeficiente intelectual, visite la Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad