SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Hablar varios idiomas podría proteger la memoria

Por Charnicia Huggins, Reportero de Healthday -
Hablar varios idiomas podría proteger la memoria

Un estudio halla que los que hablaban cuatro o más idiomas tenían menos probabilidades de sufrir un deterioro cognitivo

MARTES, 22 de febrero (HealthDay News/HolaDoctor) -- La capacidad para hablar varios idiomas no solo se ve bien en un currículo cuando se es joven, sino que también podría tener beneficios neurológicos varios años después de la jubilación.

Un estudio reciente halla que los adultos mayores que hablan tres, cuatro o más idiomas podrían tener un riesgo más bajo de problemas de memoria que otros como ellos.

La mayoría ya conoce las ventajas culturales de aprender idiomas, pero ahora parece que también tiene beneficios para la salud, según Magali Perquin, del Centro de Estudios de Salud del Centro de Investigación Pública para la Salud de Luxemburgo.

"Las personas que hablan diferentes idiomas podrían desarrollar procesos cognitivos particulares que podrían ayudarlos a ser más resistentes al envejecimiento del cerebro y al deterioro cognitivo en la vejez", agregó Perquin. "Incluso podría constituir una motivación adicional para aprender más idiomas, cosa bastante interesante".

Perquin y sus colegas estudiaron a cientos de hombres y mujeres que fueron invitados al azar para participar en el estudio MemoVie, un estudio a largo plazo de la función mental de adultos mayores. Los adultos mayores, que tenían 73 años en promedio y habían completado unos doce años de educación formal, se sometieron a exámenes neurológicos y psicológicos y fueron calificados como mental normal, impedida o demencia. Luego de excluir a los que tenían demencia, los investigadores examinaron la cantidad de idiomas que hablaban los adultos mayores actualmente o en algún momento de sus vidas para determinar si existía alguna relación entre el multilingüismo y el deterioro cognitivo.

Los investigadores hallaron que cuantos más idiomas hablaban los adultos mayores en estos momentos o habían hablado anteriormente, más protegidos estaban contra la pérdida de la memoria.

Los hallazgos del estudio tienen previsto presentarse en abril en la reunión anual de la Academia Estadounidense de Neurología en Honolulú, aunque ya se publicaron en línea el martes.

Todos los adultos hablaban actualmente o en el pasado entre dos y siete idiomas, aunque 44 de los 230 de los participantes del estudio (el 19 por ciento) tenían problemas con la función mental.

Los investigadores hallaron que los adultos mayores que hablaban con fluidez tres idiomas tenían casi cuatro veces las mismas probabilidades que sus pares bilingües de estar protegidos contra el deterioro cognitivo. Los que hablaban cuatro o más idiomas eran cinco veces más propensos que los adultos mayores bilingües a estar protegidos contra los problemas de memoria, según los autores del estudio.

La relación se mantuvo incluso luego de que los investigadores tuvieran en cuenta la edad y los años de educación.

"Mostramos que el multilingüismo protege contra el deterioro cognitivo y, debido a que la etapa más temprana de la enfermedad de Alzheimer es la aparición del deterioro cognitivo, probablemente no sea demasiado audaz pensar que el multilingüismo podría retrasar o reducir el riesgo de aparición de la ?[enfermedad de Alzheimer]", aseguró Perquin.

Los investigadores no lograron determinar una diferencia entre los adultos mayores que tenían fluidez actual, en lugar de anterior, en varios idiomas y no lograron establecer con exactitud a qué se debe que el multilingüismo sea tan importante para reducir el riesgo de deterioro cognitivo.

"Todavía nos queda mucho por aprender acerca de las capacidades cerebrales", aseguró Perquin.

Una explicación posible, según el Dr. Richard Lipton, neurólogo del Colegio de Medicina Albert Einstein de la ciudad de Nueva York, es que "lo que no se ejercita se pierde también en cuanto a la función cerebral", dijo. "Hay que usar más porciones del cerebro para hablar varios idiomas".

"Hace mucho tiempo que se sabe que participar en actividades cognitivamente estimulantes protege contra la enfermedad de Alzheimer", agregó. "Hablar varios idiomas es una forma de estimulación cognitiva".

Lipton aseguró que ve los hallazgos de Perquin en el contexto de su "estudio sobre los crucigramas". Conocido antes como el Estudio del Envejecimiento de Einstein, encontró que realizar actividades mentalmente estimulantes, como hacer crucigramas, podría proteger contra el declive mental del envejecimiento.

No se sabe, sin embargo, si la fluidez en varios idiomas protege contra el declive mental o si se trata simplemente de un marcador de rasgos potencialmente protectores, como más inteligencia y capacidad superior, señaló Lipton, y describió el asunto como "un problema del tipo de la gallina y el huevo".

"Creo que todas las formas de participación cognitiva ayudarán a envejecer mejor y a proteger contra la demencia", anotó.

Ya sea que esa participación cognitiva sea jugar ajedrez o a las cartas, o hablar varios idiomas, según Lipton, "quiero creer que lo que uno hace marca la diferencia".

Los expertos señalan que las investigaciones presentadas en reuniones no están sometidas al mismo tipo de escrutinio riguroso que las investigaciones que se publican en revistas médicas revisadas por pares.

Más información

Para más información sobre la pérdida de la memoria y el envejecimiento, visite la Academia Estadounidense de Médicos de Familia.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad