SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

¿Tengo obesidad o sobrepeso?

Por Eleazar Lara-Pantin, MD, MSc.* -
¿Tengo obesidad o sobrepeso?

Se habla mucho sobre el tema de la indeseable gordura. Sin embargo persiste una gran confusión. Cuando hablamos de volumen corporal, muchos no saben qué es un peso normal y qué no es.

Después de muchos años y no pocas discusiones acerca del peso ideal para una persona de determinada estatura y contextura física, hoy se utiliza el Índice de Masa Corporal para clasificar a una persona como normal, con sobrepeso o con obesidad.

Este indicador se construye con dos medidas muy sencillas: el peso corporal y la estatura. Éstas se procesan a través de una fórmula matemática y producen una cifra fácil de interpretar. Por ejemplo, si una persona pesa 68 kilos y mide 1 metro con 64 centímetros, tiene un Índice de Masa Corporal (IMC) de 25,2. Esto equivale a la categoría de sobrepeso, ya que el rango para la normalidad está establecido entre 18,5 y 24,9.

Ante esta afirmación, es lógico preguntarse entonces, ¿quiere decir que todo lo que esté de 25 en adelante es anormal? La respuesta, afortunadamente, es igual de sencilla, ya que estar en sobrepeso no es lo mismo que estar obeso.

La escala por encima de 25 está a su vez dividida en 4 sectores. El primero, entre 25 y 29,9 corresponde a la categoría de sobrepeso, mientras que a partir de 30 nace la temida calificación de obesidad. De esta separación de términos es posible concluir que no es lo mismo sobrepesoque obesidad, porque esta última es siempre el producto de depósitos de grasa en diversas partes del cuerpo, lo cual es bastante inconveniente, mientras que el sobrepesopuede ser producto del muy deseable desarrollo de masa muscular como consecuencia de la práctica disciplinada de algún deporte o ejercicio físico.

En otras palabras, a pesar de estar por encima del rango normal, el sobrepeso, si es a causa de músculo, no representa ningún riesgo para la salud de quien lo tiene, sino, por el contrario, es algo que muchos quisiéramos tener. No es lo mismo si una persona sedentaria presenta un IMC entre 25 y 29,9, porque, en ausencia de un volumen muscular por encima del promedio, lo único que nos queda es atribuir ese sobrepesoa unos depósitos de grasa que, si bien no llegan a la categoría de obesidad, merecen, desde ya, atención suficiente para lograr su reducción, antes de que representen un mayor riesgo para la salud de quien los tiene.

Para los IMC superiores a 30, existen, a su vez, tres divisiones equivalentes a igual número de niveles de obesidad, Tipo I (hasta 34,9), Tipo II (desde 35 hasta 39,9) y Tipo III (desde 40 en adelante). Como es fácil suponer, a medida que se avanza en esta calificación, se incrementan seriamente los riesgos.

Para facilitar el cálculo del Índice de Masa Corporal (IMC), ponemos a tu disposición una calculadora que facilita enormemente el proceso, porque sólo necesitarás escribir tu peso y tu estatura en las casillas correspondientes. Sin embargo, a pesar de la sencillez del procedimiento, para tomar estas medidas hay ciertas normas básicas para ser más precisos. Para leer una explicación sencilla sobre estos procedimientos, haz clic aquí.

*Especialista en Nutrición. Vicepresidente de Desarrollo de Productos de DrTango, Inc.


 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de HolaDoctor a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad