SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Uno de cada 20 casos de melanoma se relaciona con las camas de bronceado

Por Steven Reinberg, Reportero de Healthday -
Uno de cada 20 casos de melanoma se relaciona con las camas de bronceado

Datos europeos respaldan las advertencias sobre evitar los dispositivos para reducir el riesgo de cáncer de piel

 Los que se broncean en camas de bronceado se enfrentan a un aumento de 20 por ciento en el riesgo de cáncer de piel, y ese aumento en el riesgo llega al 87 por ciento si comienzan antes de los 35 años de edad, indica una investigación reciente.

El estudio europeo también indica que uno de cada veinte casos (5.4 por ciento) de la forma más letal de cáncer de piel, el melanoma, se puede atribuir al uso de camas de bronceado.

"Los aparatos de bronceado UV bajo techo son dispositivos carcinógenos, y se debe aconsejar a las personas no acudir a salones de bronceado bajo techo ni comprarlos para uso privado", enfatizó el investigador líder Philippe Autier, director del Instituto Internacional de Investigación en Prevención de Lyon, Francia.

La Administración de Drogas y Alimentos (FDA) de EE. UU. sopesa una prohibición de las camas de bronceado para los menores de 18 años. Ya existen prohibiciones en Brasil y Nueva Gales del Sur, y la idea aumenta en popularidad en Francia, apuntó Autier.

Mathieu Boniol, coautor del estudio que también trabaja en el Instituto Internacional de Investigación en Prevención, añadió que "dado que el uso de estos dispositivos no produce ningún efecto positivo para la salud, está en manos de los legisladores decidir cómo gestionar, minimizar o eliminar este riesgo".

El informe aparece en la edición en línea del 24 de julio de la revista BMJ.

Para determinar la relación entre las camas de bronceado y el cáncer de piel, los investigadores analizaron 27 estudios publicados entre 1981 y 2012. En total, identificaron más de 11,000 casos de cáncer de piel.

Este proceso, conocido como metaanálisis, intenta hallar patrones en varios estudios para descubrir conexiones entre investigaciones no relacionadas.

Al reunir los datos, los investigadores hallaron un aumento de 20 por ciento en el riesgo de desarrollar cáncer entre las personas que usaban camas de bronceado con regularidad, frente a las personas que nunca usaban los dispositivos. El riesgo aumentó a 87 por ciento si la persona comenzaba a broncearse antes de los 35 años, y aumentaba casi dos por ciento por cada sesión de bronceado adicional anotada por año.

De los casi 64,000 casos nuevos de melanoma que ocurren cada año en Europa occidental, más de 3,400 se pueden atribuir al uso de las camas de bronceado, calcularon los investigadores. También se calcula que, anualmente, el uso de las camas de bronceado provoca 800 muertes por este letal cáncer, añadió el equipo.

Dado que el uso de las camas de bronceado es relativamente nuevo y hay necesidad de más investigación, el riesgo podría ser incluso mayor, anotaron los investigadores.

El Dr. Jeffrey C. Salomon, profesor clínico asistente de cirugía plástica de la Facultad de Medicina de la Universidad de Yale, dijo que "este estudio valida estudios previos y añade nuevos riesgos al siempre creciente conocimiento sobre las desventajas de las camas de bronceado".

Los padres no solo deben preocuparse de que sus hijos usen camas de bronceado, sino que ellos también deben evitar estos dispositivos, dijo.

"Según estos resultados, las camas de bronceado son peores que el sol en cuanto al riesgo de melanoma", advirtió Salomon. "Los riesgos de las camas de bronceado son reales, y los resultados nocivos pueden resultar nefastos... en última instancia, la solución final podría ser una prohibición total".

Sin embargo, no todos están de acuerdo. John Overstreet, director ejecutivo de la Asociación de Bronceado Bajo Techo (Indoor Tanning Association), un grupo del sector, se opuso a los hallazgos.

No se puede comparar el bronceado en Europa con el de EE. UU., afirmó. "Los salones comerciales de bronceado de Estados Unidos son totalmente distintos", enfatizó.

"La Administración de Drogas y Alimentos (FDA) de EE. UU. llevó a cabo pruebas para determinar la cantidad de radiación ultravioleta requerida para quemar a las personas con una variedad de pieles distintas, y obliga a que todo el equipo de bronceado usado en EE. UU. lleve etiquetas que especifiquen los tiempos recomendados de exposición para cada tipo de piel, que se han calculado para evitar las quemaduras", explicó Overstreet.

Anotó que el cumplimiento de las recomendaciones de la FDA se deja a los estados individuales.

"La mayoría de estados tienen un cumplimiento estricto, que requiere de registros en el centro para cada sesión que mencione el nombre, la fecha de la sesión, el tipo de piel, el tipo de equipo utilizado, y la duración de la exposición, de forma que los inspectores estatales puedan asegurar el cumplimiento con las regulaciones. En esos estados, las quemaduras entre los clientes son casi inexistentes", dijo Overstreet.

Más información

Para más información sobre el melanoma, visite el Instituto Nacional del Cáncer de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad