SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Tres copas por semana elevaría riesgo de cáncer de mama

Por Jenifer Goodwin, Reportero de Healthday -
Tres copas por semana elevaría riesgo de cáncer de mama

Pero la exposición es acumulativa, y las bebedoras ocasionales no deben preocuparse, señala una experta

MARTES, 1 de noviembre (HealthDay News) -- Las mujeres que beben aunque sea tres bebidas alcohólicas por semana podrían experimentar un aumento moderado en el riesgo de desarrollar cáncer de mama, halla un estudio reciente.

Los investigadores analizaron los datos de casi 106,000 mujeres que participaban en el Estudio de las enfermeras de EE. UU. para examinar cualquier relación entre el consumo de alcohol y el cáncer de mama. Se dio seguimiento a las mujeres de 1980 a 2008, y se les preguntó sobre su consumo de alcohol cada cuatro años.

"Vimos un riesgo modesto [de cáncer de mama] asociado con unos niveles más bajos de consumo de alcohol", señaló la autora líder del estudio, la Dra. Wendy Chen, profesora asistente de medicina del Hospital Brigham and Women's y la Facultad de medicina de la Universidad de Harvard en Boston.

Pero Chen enfatizó que las mujeres que beben de más ocasionalmente mientras están de vacaciones o en alguna fiesta no deben alarmarse. La investigación midió el efecto acumulativo del consumo de alcohol durante varios años.

Durante el periodo del estudio, 7,700 mujeres fueron diagnosticadas con cáncer de mama. Las mujeres que reportaron beber entre 5 y 9.9 gramos de alcohol al día (menos de media onza al día, o el equivalente a entre tres y seis copas de vino por semana) tenían 15 por ciento más probabilidades de desarrollar cáncer de mama que las mujeres que nunca o raras veces bebían alcohol.

Las mujeres que bebían más (unas dos copas de vino, o 30 gramos de alcohol, al día) tenían un aumento de 51 por ciento en el riesgo de cáncer de mama. (Aunque los investigadores convirtieron los gramos de alcohol en copas de vino, el riesgo fue similar entre las mujeres que bebían vino, licor o cerveza).

El estudio aparece en la edición del 2 de noviembre de la revista Journal of the American Medical Association.

Investigaciones anteriores también han hallado una asociación entre el consumo de alcohol y el cáncer de mama. Un motivo de la conexión podría ser que el alcohol aumenta los niveles de estrógeno en circulación, y los niveles altos de estrógeno se relacionan con el cáncer de mama, apuntó Chen.

Lo que hizo que este estudio fuera inusual es que se proveyó información sobre el consumo de alcohol de las mujeres durante varias décadas. Muchos estudios más han preguntado sobre el consumo de alcohol en un solo momento, pero los patrones de consumo podrían cambiar en el periodo de una vida, apuntó Chen.

Los investigadores también observaron si el riesgo de cáncer de mama variaba según cuándo bebían las mujeres, ya fuera a una edad más joven (de 18 a 40) o más adelante, pero halló que lo que planteaba la mayor diferencia era la exposición acumulativa.

Los atracones de bebida en sí, o sea consumir al menos seis copas en un solo día, no parecieron añadir significativamente al riesgo de cáncer de mama. Sin embargo, las bebedoras por atracón sí tendían a consumir más alcohol en general que las demás mujeres, lo que aumentaba las probabilidades de cáncer de mama.

"Realmente, lo que se asoció más firmemente con el riesgo de cáncer de mama fue el promedio acumulativo durante un periodo largo de la vida", señaló Chen.

Los investigadores también analizaron el consumo diario promedio de alcohol junto a otros factores que podrían afectar el riesgo de cáncer de mama, como los antecedentes familiares y la edad, para asegurarse de que realmente captaban el efecto del alcohol. Hallaron que las mujeres que bebían mucho también eran más propensas a fumar, aunque la mayoría de estudios no han hallado una relación firme entre el tabaco y el cáncer de mama, señaló Chen.

El Dr. Steven Narod, catedrático de investigación en cáncer de mama del Instituto de Investigación de la Universidad de las Mujeres de Toronto, dijo que el estudio "estuvo bien hecho".

"Para el cáncer de mama, parece que los riesgos [del alcohol] comienzan a un nivel más bajo de lo que pensábamos", apuntó Narod.

Pero instó a las mujeres que beben con regularidad a no preocuparse demasiado. "No creo que me preocuparía por una o dos bebidas por semana. Tampoco estoy seguro de si me preocuparía por un promedio de cinco o seis por semana. Pero quizás sí si son 10 o más", apuntó Narod.

Estudios anteriores han sugerido que una copa de vino tinto al día tiene beneficios cardiovasculares, y esos hallazgos no deben descartarse, comentó Narod, autor de un editorial acompañante en la misma edición de la revista.

"Las mujeres que se abstienen del alcohol del todo quizás encuentren que un beneficio potencial de un menor riesgo de cáncer de mama más que compensa el abandono del beneficio de una mortalidad cardiovascular reducida asociado con una copa ocasional de vino tinto", escribió.

Además, los autores del estudio dijeron que no hay evidencia que muestre que dejar de beber reduzca el riesgo de cáncer de mama de una mujer.

Más información

El Instituto Nacional sobre el Abuso del Alcohol y el Alcoholismo de EE. UU. ofrecen más información sobre las mujeres y el alcohol.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad