SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Nuevas pistas sobre cómo el alcohol aumenta el riesgo de cáncer

Por HealthDay -
Nuevas pistas sobre cómo el alcohol aumenta el riesgo de cáncer

Una sustancia formada cuando el cuerpo descompone el alcohol puede dañar el ADN, muestra una investigación

Un estudio reciente provee conocimientos sobre la forma en que el alcohol podría aumentar el riesgo de cáncer. Cuando el cuerpo metaboliza (o descompone) el alcohol, se forma una sustancia llamada acetaldehído, que puede provocar daño en el ADN.

La composición química del acetaldehído es similar a un carcinógeno conocido, el formaldehido, según los investigadores.

"Ahora tenemos la primera evidencia en voluntarios humanos vivos de que el acetaldehído formado tras el consumo de alcohol daña al ADN de forma dramática", señaló en un comunicado de prensa de la Sociedad Química Americana (American Chemical Society) la líder del estudio Silvia Balbo, asociada de investigación de la Universidad de Minnesota, en Minneapolis.

El acetaldehído se vincula al ADN, interfiriendo "con la actividad del ADN en una forma [que] se relaciona con un mayor riesgo de cáncer", explicó Balbo. Los trocitos de ADN unidos a los compuestos cancerígenos se conocen como aductos.

Para el estudio, los investigadores administraron a diez voluntarios dosis crecientes de vodka una vez a la semana durante tres semanas. Hallaron que los niveles de aductos de ADN aumentaron hasta cien veces en las células orales de los participantes en un plazo de unas horas tras cada dosis. Los niveles se redujeron unas 24 horas después.

Sin embargo, los autores del estudio apuntaron que la mayoría de personas que beben socialmente no desarrollan cáncer porque están equipadas con un sistema natural de reparación. La mayoría de personas tienen una enzima llamada alcohol deshidrogenasa, que convierte al acetaldehído en una sustancia inocua llamada acetato.

Pero ciertas personas no pueden convertir el acetaldehído en acetato porque tienen una variante del gen del alcohol deshidrogenasa, anotaron los investigadores. Como resultado, tienen más probabilidades de desarrollar cáncer del esófago por beber alcohol. Alrededor del 30 por ciento de las personas de ascendencia asiática portan la variante. Los americanos nativos y los nativos de Alaska también tienen una deficiencia en la producción de esta enzima, dijeron.

Los hallazgos fueron presentados el miércoles en la reunión anual de la Sociedad Química Americana, en Filadelfia. Los datos y las conclusiones de las investigaciones presentadas en reuniones médicas se deben considerar como preliminares hasta que se publiquen en una revista revisada por profesionales.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los EE. UU. tienen más información sobre el alcohol y la salud pública.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad