SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Muchos adultos jóvenes están en riesgo de cáncer de piel

Por Steven Reinberg, Reportero de Healthday -
Muchos adultos jóvenes están en riesgo de cáncer de piel

Tomar el sol y el bronceado bajo techo son demasiado comunes, halla un estudio

JUEVES, 10 de mayo (HealthDay News) -- A pesar de las advertencias sobre los peligros de una exposición excesiva al sol, los adultos jóvenes de Estados Unidos siguen quemándose con el sol o usando camas de bronceado bajo techo, advirtieron el jueves las autoridades federales de salud.

Ambas actividades aumentan el riesgo de cáncer de piel, el cáncer más común entre los estadounidenses, que incluye al melanoma, potencialmente letal.

"Las personas deben darse cuenta de que la exposición a la luz ultravioleta, ya sea del sol o de camas de bronceado, es peligrosa, sobre todo cuando se es joven, y que deben limitar la exposición", enfatizó el Dr. Marcus Plescia, director de la división de prevención y control del cáncer de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

"Nos preocupa que el bronceado se esté haciendo más prevalente y que se convierta en una verdadera epidemia, si no tenemos cuidado. El problema es que no se ve surgir el cáncer hasta 10 a 15 años más tarde", dijo.

Los CDC señalaron que se necesitan esfuerzos de salud pública para aumentar el uso de la sombra y de los filtros solares en las áreas de recreación para proteger a esta generación de un melanoma generalizado.

Los hallazgos aparecen en dos informes publicados en la edición del 11 de mayo de la revista de los CDC, Morbidity and Mortality Weekly Report.

En un estudio, investigadores de los CDC hallaron que 50 por ciento de las personas de 18 a 29 años habían sufrido al menos una quemadura solar en el año anterior, a pesar de un mayor uso de filtro solar y otras medidas protectoras, como sentarse a la sombra y usar ropa protectora. Entre los blancos, 66 por ciento se habían quemado con el sol.

En el otro informe, los investigadores hallaron que el bronceado bajo techo era común entre los adultos jóvenes, y la mayor tasa se vio entre mujeres blancas de 18 a 25 años. Muchos reportaron broncearse casi 28 veces en promedio en el año anterior, según el informe.

Alrededor del 6 por ciento de los adultos de EE. UU. reportaron broncearse bajo techo al menos una vez en el año anterior. Entre los usuarios blancos del bronceado bajo techo, 58 por ciento de las mujeres y 40 por ciento de los hombres habían usado camas de bronceado diez o más veces en el año anterior, hallaron los investigadores.

"Las personas deben comprender que usar camas de bronceado conlleva un riesgo", comentó Plescia.

El bronceado bajo techo antes de los 35 años aumenta el riesgo de melanoma en 75 por ciento, anotó el informe. El hecho de que las tasas de melanoma sean más elevadas entre las mujeres blancas jóvenes que entre los hombres blancos jóvenes podría explicarse por su uso más frecuente del bronceado bajo techo, sugirieron los autores.

Plescia señaló que unos 30 estados restringen el uso de camas de bronceado de los jóvenes, pero esas regulaciones varían.

"Solo dos estados, California y Vermont, prohíben el bronceado bajo techo para las personas menores de 18 años", apuntó.

La Administración de Drogas y Alimentos (FDA) de EE. UU. está sopesando requerir etiquetas en las camas de bronceado que informen a los usuarios sobre el riesgo de cáncer de piel, señaló. Pero no cree que prohibir el bronceado bajo techo sea realista.

El Dr. Daniel Siegel, presidente de la Academia Americana de Dermatología (American Academy of Dermatology), comentó que las cifras no fueron inesperadas. "No me sorprende ver que muchas personas se bronceen. Es como fumar y otros hábitos arriesgados. Son jóvenes, y creen que son inmortales", apuntó.

"Es otro hábito malo que las personas deben cambiar", explicó Siegel. "Hay que protegerse de la luz ultravioleta carcinógena que se recibe del sol y de las camas de bronceado".

Siegel añadió que la tasa de aumento del melanoma es alarmante. "Si se observa el riesgo de por vida, se acerca a 1 de 50... hace cuarenta años, era de 1 en 1,000", enfatizó.

Para reducir el riesgo de cáncer de piel, los CDC recomiendan:

  • Permanecer a la sombra, sobre todo de 10 a.m. a 2 p.m.
  • Usar ropa para proteger la piel expuesta.
  • Usar un sombrero de ala ancha para proteger el rostro, la cabeza, las orejas y el cuello.
  • Usar gafas de sol cerradas que bloqueen la mayor parte de los rayos ultravioleta A y B.
  • Usar un filtro solar con un factor de protección solar de 15 o más y que bloquee los rayos ultravioleta A y B.
  • No broncearse bajo techo.

Más información

Para más información sobre el cáncer de piel, visite la Skin Cancer Foundation.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad