SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Terapia anti cáncer en genes de elefantes

Por -
Terapia anti cáncer en genes de elefantes
CRÉDITO: THINKSTOCK

Pese a su gran tamaño y a tener más células que los humanos, los elefantes raramente desarrollan cáncer. Su secreto estaría en la cantidad de copias que tienen de un gen que suprime la formación de tumores, según un estudio dirigido por investigadores del Instituto de Cáncer Huntsman de la Universidad de Utah y la Universidad Estatal de Arizona y del Centro Ringling Bros para la Conservación de Elefantes, en Estados Unidos.

Los científicos creen que este descubrimiento podría ser clave para el desarrollo de nuevas terapias que ayuden a prevenir el cáncer, una de las principales causas de morbilidad y mortalidad en todo el mundo, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El estudio publicado en Journal of the American Medical Association (JAMA, por sus siglas en inglés), refiere que en comparación con los humanos que sólo tenemos una copia del gen p53 o tp53, también llamado el "guardián del genoma", los elefantes tienen 38 copias más, lo que les permitiría eliminar de una manera más eficiente las células dañadas que tendrían más probabilidad de convertirse en cancerosas.

“La naturaleza ya ha descubierto la manera de prevenir el cáncer. Ahora todo depende de nosotros para aprender cómo afrontan y previenen el cáncer los diferentes animales para trasladar esa información y diseñar estrategias para prevenir el cáncer en humanos”, destacó el oncólogo pediátrico Joshua Schiffman del Instituto Oncológico Huntsman de la Universidad de Utah en información difundida por la institución académica.

"Queremos usar las lecciones que nos da la naturaleza para prevenir, desarrollar nuevas herramientas de prevención y tratar cáncer en los humanos", añadió.

Según Schiffman, los elefantes han sido considerados siempre un enigma. Y al tener 100 veces más células que los humanos, deberían tener 100 veces más probabilidades de desarrollar cáncer a lo largo de su larga vida que es en promedio de entre 50 y 70 años. Sin embargo, el análisis de una gran base de datos sobre las muertes de elefantes reveló que la tasa de mortalidad por cáncer es menos del 5% entre los paquidermos, mientras que en los humanos oscila entre un 11 y un 25%.

Para llegar a sus conclusiones los investigadores analizaron el genoma del elefante africano y encontraron al menos 40 copias de genes que codifican para la proteína p53. En colaboración con el Zoológico Hogle de Utah y el Centro de Conservación de Elefantes Ringling Bros analizaron si dichas copias extra conferían protección a los elefantes frente al cáncer.

Para ello extrajeron los glóbulos blancos de la sangre obtenida de los animales y la sometieron a tratamientos que dañaban el DNA y podrían detonar el cáncer, sin embargo, descubrieron que las mediadas por el gen p53, las células dañadas eran eliminadas antes de que se convirtieran en cancerígenas.

Normalmente, las células crecen, se dividen y, después, mueren. Sin embargo, a veces, las células mutan (cambian) y comienzan a crecer y dividirse con mayor rapidez que las células normales. En lugar de morir, estas células anormales se aglutinan para formar tumores. Si bien, hay varios tipos diferentes de cáncer, todos comienzan con células anormales que crecen en forma descontrolada. El tipo de cáncer está determinado por el tipo de células que comienzan a crecer en forma anormal y el lugar del cuerpo donde se produce el crecimiento anormal.

Debes saber que aunque algunos factores de riesgo de cáncer (como antecedentes familiares) están fuera de tu control, existen algunas medidas que puedes tomar todos los días para mejorar tu salud y reducir tu riesgo de tener cáncer. Algunas de las cosas que puedes hacer para disminuir tus probabilidades de tener cáncer son dejar de fumar, mantener un peso saludable, estar activo y seguir una dieta saludable.

También te puede interesar:

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad