SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

El cáncer, ¿una cuestión de mala suerte?

Por -
El cáncer, ¿una cuestión de mala suerte?
CRÉDITO: SHUTTERSTOCK

Una popular frase dice que en la vida hay algunos que nacen con estrella y otros que nacen estrellados y eso determinaría su futuro. La suerte, en este caso la mala, de acuerdo con un estudio de la Escuela de Medicina de la Universidad John Hopkins, en Estados Unidos, tendría más protagonismo del que se piensa a la hora de determinar quién se enferma de cáncer y quién no.

Según los hallazgos publicados en la revista Science, basados en un modelo estadístico que toma en cuenta gran variedad de tipos de cáncer (en el que se excluyen el cáncer de seno y el de próstata), dos de cada tres casos de la enfermedad pueden ser atribuidos a mutaciones aleatorias que se producen en el proceso de división de las células, y no tanto a causas genéticas o hábitos como fumar.

Los investigadores, dirigidos por Bert Vogelstein y Cristian Tomasetti, estudiaron el proceso natural de renovación celular en el cuerpo humano, que permite reemplazar las células que mueren en los diferentes órganos y seleccionaron 31 tipos de cáncer.

Su análisis mostró que 22 de ellos, incluyendo el cáncer de páncreas, cáncer de esófago, de huesos, testículos, ovario, cerebro o la leucemia linfocitica, podrían ser explicados en gran medida por mutaciones aleatorias, básicamente mala suerte biológica. Los nueve tipos de cáncer restantes, serían una combinación de mala suerte y factores ambientales o heredadas.

De acuerdo con su modelo estadístico, el riesgo de padecer cáncer varía mucho según los órganos del cuerpo y tiene una amplia correlación entre el número total de divisiones de células madre en un órgano determinado. Por ejemplo, existe un 6.9% de riesgo de sufrir un tumor pulmonar a lo largo de la vida, contra un 0.6% de tener un tumor cerebral.

Si bien, los autores del trabajo reconocen que las posibilidades de desarrollar cáncer aumentan si se fuma o se tienen malos hábitos de vida, “numerosas formas de cáncer se deben sobre todo a la mala suerte y a una mutación de un gen que provocará un cáncer, sin relación alguna con el modo de vida o factores hereditarios”, subrayó Bert Vogelstein, uno de los investigadores.

Las personas que viven mucho tiempo sin contraer cáncer a pesar de ser fumadoras o exponerse al sol sin protección, por ejemplo, no tienen necesariamente buenos genes. "La realidad es que muchas de ellas tienen simplemente mucha suerte", comentó Vogelstein.

Datos y cifras sobre el cáncer

De acuerdo con datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el cáncer es una de las primeras causas de muerte a nivel mundial; en 2012 se le atribuyeron 8.2 millones de muertes y los que causan mayor número anual de muertes son los de pulmón, hígado, estómago, colon y mama.

Aproximadamente un 30% de las muertes por cáncer se deben a cinco factores de riesgo vinculados a conductas y a la alimentación (índice de masa corporal elevado, consumo insuficiente de frutas y verduras, falta de actividad física y consumo de tabaco y alcohol) y, por lo tanto, pueden prevenirse.

Las infecciones que pueden provocar cáncer, como las causadas por los virus de las hepatitis B y C y el del papiloma humano, son responsables del 20% de las muertes por cáncer en los países de ingresos bajos y medianos y del 7% en los países de ingresos altos.

El tabaquismo es el factor de riesgo que por sí solo provoca un mayor número de casos y a nivel mundial causa aproximadamente un 22% de las muertes por cáncer y un 71% de las muertes por cáncer de pulmón.

El 70% de todas las muertes por cáncer registradas en 2012 se produjeron en África, Asia, América Central y Sudamérica. Se prevé que los casos anuales de cáncer aumentarán de 14 millones en 2012 a 22 en las próximas dos décadas.

Más para leer:

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad