SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Droga para los huesos no previene cáncer de mama

Por Kathleen Doheny, Reportero de Healthday -
Droga para los huesos no previene cáncer de mama

El uso rutinario de Zometa no se justifica, pero algunas pacientes postmenopáusicas de cáncer podrían beneficiarse

DOMINGO, 25 de septiembre (HealthDay News) -- Zometa, un fármaco para los huesos que se consideraba como un arma promisoria para la reducción de la recurrencia del cáncer de mama, no se debe usar rutinariamente en el tratamiento de la enfermedad, afirman investigadores.

En un nuevo estudio de pacientes de cáncer de mama, Zometa (ácido zoledrónico) no aumentó la supervivencia libre de enfermedad en general, y pareció aumentar el riesgo de un efecto secundario grave, señaló el coautor del estudio, el Dr. Robert Coleman, profesor de oncología médica de la Universidad de Sheffield, en Inglaterra.

Sin embargo, "para un tercio de las mujeres del estudio que habían pasado totalmente por la menopausia al entrar al estudio, hay un beneficio significativo en términos tanto de la recurrencia de la enfermedad como de supervivencia general", añadió Coleman.

Los resultados del ensayo, que aparecen en la edición en línea del 25 de septiembre de la revista New England Journal of Medicine, fueron presentados el domingo en el Congreso Europeo Multidisciplinario sobre Cáncer de 2011, en Estocolmo. Coleman también presentó hallazgos del estudio en el Simposio de Cáncer de Mama de San Antonio a finales de 2010.

Las mujeres que reciben terapia hormonal como tratamiento del cáncer de mama son propensas a un debilitamiento y reducción de los huesos, una afección conocida como osteoporosis, así que con frecuencia reciben medicamentos para fortalecer los huesos llamados bifosfonatos. Algunas investigaciones previas habían sugerido que estos fármacos para los huesos también podrían ayudar a evitar la recurrencia del cáncer de mama.

Zometa, que se administra intravenosamente, también se usa para aliviar el dolor cuando el cáncer se propaga el hueso.

En el estudio, Coleman y colegas asignaron al azar a casi 3,400 pacientes de cáncer de mama en etapa temprana a la terapia estándar o a terapia estándar más Zometa.

El equipo de investigación observó la supervivencia general y la recurrencia de la enfermedad durante un seguimiento promedio de cinco años. No hallaron diferencias significativas entre los grupos. Según el estudio, 377 pacientes del grupo que recibían el fármaco para los huesos murieron o tuvieron una recurrencia en el estudio de cinco años, frente a 375 en el grupo de terapia estándar.

En general, las tasas de supervivencia fueron de 85.4 por ciento en el grupo del medicamento para los huesos y de 83.1 por ciento en el grupo de la terapia estándar. En cada grupo, 77 por ciento tuvo supervivencia libre de la enfermedad.

Pero entre las usuarias de Zometa, se reportaron 17 casos de osteonecrosis de la mandíbula, una enfermedad grave que puede causar la muerte del tejido de la mandíbula. Se pensaba que nueve mujeres más sufrían de la afección. Ninguna del grupo control la desarrolló.

Aunque los resultados sugieren que el uso rutinario de Zometa en las mujeres con cáncer de mama no está justificado, los investigadores dijeron que Zometa podría ser de beneficio para las pacientes de cáncer de mama que han pasado la menopausia hace más de cinco años.

En ese grupo hubo 519 mujeres con el medicamento óseo y 522 en la terapia estándar sola. A los cinco años de seguimiento, el 78.2 por ciento del grupo del medicamento para los huesos estaban vivas y libres de recurrencia invasiva, frente a 71 por ciento del grupo de terapia estándar.

"El estudio probablemente nos dice que la interacción entre las hormonas reproductivas y el hueso es muy importante al fomentar la recurrencia del cáncer de mama", apuntó Coleman.

El estudio fue financiado por Novartis AG, que fabrica el fármaco, y la Red Nacional de Investigación sobre el Cáncer (National Cancer Research Network). Coleman reportó que ha recibido pagos como orador de Novartis.

El Dr. Otis Brawley, director médico de la Sociedad Americana del Cáncer (American Cancer Society), comentó sobre los hallazgos en general. "Habíamos esperado que el ácido zoledrónico fortaleciera el hueso y redujera la tasa de enfermedad mestastásica", señaló. "También habíamos esperado que aumentara la supervivencia. No ocurrió nada de eso".

El mayor riesgo de osteonecrosis es un problema, dijo Brawley. Pero aún así, los médicos deben prestar atención a la prevención y tratamiento de la osteoporosis en todos los pacientes de cáncer, enfatizó.

Más información

Para aprender más sobre el cáncer de mama, visite la Sociedad Americana del Cáncer.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad