SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Cáncer de pulmón: escáneres pueden salvar vidas

Por Jenifer Goodwin, Reportero de Healthday -
Cáncer de pulmón: escáneres pueden salvar vidas

Expertos señalan que aunque las pruebas salvan vidas, no son para todos

JUEVES, 30 de junio (HealthDay News / www.HolaDoctor.com) -- Los escáneres por TC de baja dosis anuales reducen la tasa de muerte por cáncer de pulmón en 20 por ciento en los fumadores empedernidos y los ex fumadores empedernidos, en comparación con aquellos que se hacen radiografías anuales de tórax, según los resultados de un importante estudio del Instituto Nacional del Cáncer, publicados el miércoles.

Los expertos aseguran que los hallazgos son un importante avance en los esfuerzos por combatir las muertes por cáncer de pulmón. Cuando el cáncer se detecta pronto, los tumores se pueden extirpar mediante cirugía, antes de que se hayan propagado y su curación se haga muy difícil.

"Esta es una época histórica en la investigación de salud pública", aseguró el Dr. Otis Brawley, director médico de la Sociedad Estadounidense del Cáncer (American Cancer Society). "El NLST [Ensayo nacional de evaluación del pulmón] es el estudio de evaluación del cáncer de pulmón mejor diseñado y realizado de la historia".

Pero los hallazgos generan tantas preguntas como las que responden, apuntó el Dr. Harold Sox, profesor emérito de medicina de la Facultad de medicina de la Dartmouth, quien escribió un editorial que acompaña al estudio en la edición del 30 de junio de la revista New England Journal of Medicine.

"Evaluar por cáncer de pulmón puede reducir la tasa de muerte por esa enfermedad, y ese es un resultado muy importante, que cambia el panorama", afirmó Sox. "Es un avance enorme. Pero plantea muchas preguntas. ¿Qué debemos hacer al respecto? ¿Y cómo debemos maximizar los resultados de la inversión social que conllevará?".

El Ensayo nacional de evaluación del pulmón incluyó a más de 53,000 fumadores actuales y ex fumadores empedernidos entre los 55 y 74 años de edad que fueron asignados al azar a un escáner "por TC helicoidal de baja dosis" o a una radiografía del tórax una vez al año durante tres años. La TC helicoidal, también llamada TC "espiral", provee una imagen más completa del pecho que una radiografía, señalaron los expertos. Mientras una radiografía es una imagen individual en que las estructuras anatómicas se solapan entre sí, una TC espiral captura imágenes de capas múltiples de los pulmones, creando una imagen tridimensional.

La tasa de muerte fue veinte por ciento más baja en los que recibieron el escáner por TC que en los que se hicieron la radiografía.

Los participantes del estudio eran personas que habían fumado al menos 30 "paquetes años", o sea, fumadores actuales o ex fumadores que habían fumado un paquete por día durante al menos treinta años, o dos paquetes al día durante al menos quince años.

Según el Instituto Nacional del Cáncer, las evaluaciones con TC espirales cuestan entre $300 y $1,000, lo que significa que las compañías de seguro y los diseñadores de políticas deben considerar quién las pagará, y quién las debe recibir, planteó Sox.

¿Podrían los escáneres por TC beneficiar a personas que tienen un riesgo algo más alto de cáncer de pulmón, pero que no cumplen con el umbral de treinta "paquetes años"? ¿Funcionaría igual de bien evaluarlos cada dos años, por la mitad del costo? ¿Es tres años demasiado tiempo para evaluar a alguien, o debe la evaluación ser anual mientras la persona viva?

Además, en esta época de costos crecientes en atención de salud, ¿cuál es la responsabilidad de las compañías de seguro o Medicare en cuanto al pago de la prueba? ¿Y resulta más rentable invertir los recursos en programas de prevención y cesación del tabaquismo en lugar de pagar los escáneres por TC?

Aunque en EE. UU. hay unos siete millones de personas que cumplen con el criterio de "fumador empedernido" usado en el ensayo, hay 94 millones de fumadores y ex fumadores, según los autores del estudio.

"Son preguntas importantes en cuanto al costo, cuando se habla de entre 7 y 94 millones de personas", dijo Sox.

La Dr. Therese Bevers, profesora de prevención clínica del cáncer del Centro Oncológico M.D. Anderson en Houston, instó a las personas con un historial más breve de tabaquismo a que no se apresuren a exigir un escáner por TC. Los resultados del estudio mostraron un beneficio específicamente para personas que habían sido fumadores empedernidos durante mucho tiempo.

"No es adecuada para todos los fumadores, como los usuarios más casuales o a menor plazo. Treinta paquetes años constituyen un historial de tabaquismo muy significativo", señaló Bevers. "Si usted fumaba cuando estaba en la universidad hace veinte años, probablemente no sea adecuado para usted".

Pero treinta "paquetes años" no es de ninguna forma una medida absoluta, añadió. Otros estudios han sugerido que la evaluación con TC podría valer la pena en personas que han fumado un paquete al día durante veinte años, lo que constituye un largo historial de tabaquismo, aunque menos de lo que se observó en el nuevo ensayo.

Otra consideración es el riesgo de radiación de los escáneres. Aunque la TC usada en el estudio emite menos radiación que los escáneres por TC convencionales, sigue habiendo radiación, comentó la Dra. Christine D. Berg, coinvestigadora del estudio y subdirectora en funciones de la División de Prevención del Cáncer del Instituto Nacional del Cáncer de EE. UU.

La radiación es particularmente preocupante para las personas más jóvenes. Se ha demostrado que son más susceptibles a sus efectos, y les quedan más años de vida para desarrollar un cáncer causado por la radiación, dijo.

"Me siento muy renuente a extender esto a una población mucho más joven hasta que tengamos más información", planteó Berg.

El próximo paso para los investigadores es realizar un modelo matemático que aborde si las ventajas potenciales de la evaluación superan a los riesgos, añadió Berg.

La ansiedad creada por los "falsos positivos" es otra inquietud, según expertos. Durante los tres años, alrededor del 24 por ciento de las evaluaciones con TC helicoidal de baja dosis resultaron positivas, así como 7 por ciento de las radiografías.

Alrededor del 81 por ciento de esos pacientes necesitaron imágenes de seguimiento para determinar si la lesión sospechosa era cáncer. 2.2 por ciento se sometieron a biopsias del tejido pulmonar, y 3.3 por ciento necesitaron una broncoscopia, en que se inserta un tubo en las vías respiratorias, apuntaron los investigadores.

La gran mayoría de escáneres inicialmente positivos resultaron ser "falsos positivos", en 96.4 por ciento de los escáneres por TC y 94.5 por ciento de las radiografías. Un falso positivo significa que la evaluación detecta una anomalía que resulta no ser cancerosa. (Dicho de otra forma, posteriormente se halló que el 3.6 por ciento de los escáneres por TC que detectaron una anomalía eran cancerosos, y 5.5 por ciento de las radiografías detectaron algo sospechoso que resultó ser cáncer).

Con frecuencia, las anomalías resultaron ser nódulos linfáticos o cicatrices de infecciones anteriores.

"Como demuestra este estudio, la tasa de hallazgos sospechosos de cáncer de pulmón fue alta en cada ronda de evaluación (de más de 27 por ciento en las dos primeras rondas), pero los escáneres por TC de dosis baja también pueden identificar oras anomalías no relacionadas con los pulmones, y esa tasa de positivos también fue alta", comentó Brawley. "Manejar los hallazgos anómalos y evitar el daño a los individuos con hallazgos falsos positivos están entre los desafíos importantes a los que nos enfrentaremos".

Y clavar una aguja en la profundidad del tejido pulmonar para una biopsia es un procedimiento invasivo que conlleva su propio conjunto de riesgos, como un pulmón colapsado, advirtió Bevers.

El ensayo también encontró que alrededor del uno por ciento de las personas que se sometieron a cirugía para extirpar un tumor canceroso murieron. En todo el país, esa cifra se acerca al cuatro por ciento, lo que podría eliminar parte de las ventajas de la detección precoz para salvar vidas, dijo Sox.

La Sociedad Americana del Cáncer aún no ha emitido recomendaciones sobre quién debe ser evaluado por cáncer de pulmón usando un escáner por TC, aunque este estudio, además de otros estudios europeos que se están llevando a cabo y que pronto serán publicados, se tomarán en cuenta, dijo Brawley.

"Los grupos de directrices aún tienen que evaluar estos y otros datos con cuidado para determinar quién debe y quién no debe considerar someterse a evaluación para la detección temprana del cáncer de pulmón, y con qué frecuencia", planteó.

Sobre todo, si fuma, deje de hacerlo, aconsejó Brawley. Más que ninguna otra cosa, eso le ayudará a evitar la enfermedad.

"Calculamos que dejar de fumar reducirá el riesgo de un fumador de muerte por cáncer de pulmón en diez años en igual medida que la evaluación por TC de este estudio", afirmó.

Más información

El Instituto Nacional del Cáncer de EE. UU. tiene más información sobre el cáncer de pulmón.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad