SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Cáncer de mama podría causar problemas sexuales

Por HealthDay News/HolaDoctor -
Cáncer de mama podría causar problemas sexuales

Los problemas sexuales son comunes entre las supervivientes de cáncer de mama. En un estudio de unas mil mujeres, cerca de las tres cuartas partes de las menores de setenta que tenían una pareja refirieron dificultades sexuales, como pérdida de la libido o reducción de la actividad sexual dos años después del diagnóstico.

"Vemos a una gran cantidad de mujeres que nos cuentan que esto es un problema", señaló Mary Panjari, coautora del estudio e investigadora de la facultad de medicina de la Universidad Monash de Prahran (Australia). "El hallazgo de que el 70 por ciento tenía problemas sexuales luego del diagnóstico y del tratamiento inicial le pone cifras a los hallazgos anecdóticos", dijo. También hace eco de investigaciones anteriores.

Según los expertos, el estudio, publicado en línea el 23 de septiembre en la Journal of Sexual Medicine, tiene amplias implicaciones teniendo en cuenta el aumento en la cantidad de supervivientes de cáncer.

Panjari y sus colegas encuestaron a 1,684 mujeres de Australia en un plazo de doce meses luego de su diagnóstico de cáncer de mama invasivo. Pidieron a las mujeres que llenaran un cuestionario anual durante cinco años sobre su tratamiento del cáncer de mama, su situación de pareja, su imagen corporal, sus síntomas de menopausia y su funcionamiento sexual.

Los investigadores excluyeron del análisis a las mujeres que tenían enfermedad activa, las que habían enviudado o no tenían pareja y las que tenían 70 años o más, con la lógica de que tendrían menor interés en el sexo o no se molestarían por esa pérdida.

Eso los dejó con 1,011 mujeres, pero hacían falta datos de 17, lo que redujo la cantidad a 994. De esas, 287 no tenían problemas sexuales, pero 707, sí.

Más del 80 por ciento de las mujeres encuestadas refirieron una vida sexual satisfactoria antes del cáncer de mama.

Ochenta por ciento de las que refirieron problemas sexuales después del diagnóstico también tenían síntomas de menopausia, como sofocos y sudor nocturno, que se han relacionado con otras investigaciones sobre la reducción en la función sexual.

Parece que los medicamentos para el cáncer y la imagen corporal también contribuyeron a la inhibición sexual. "Las mujeres que tomaban inhibidores de la aromatasa tenían 2.5 veces más probabilidades de referir problemas de función sexual si también tenían problemas con su imagen corporal", señaló Panjari. "Entonces, tener problemas con la imagen corporal exacerba problemas sexuales para las mujeres que toman inhibidores de la aromatasa".

Conoce más sobre los problemas sexuales de las mujeres

Los inhibidores de la aromatasa, un tratamiento común, son sustancias que bloquean el desarrollo de los tumores de los cánceres de mama sensibles al estrógeno reduciendo la cantidad de este último en el organismo.

La reducción en la sexualidad luego del cáncer de mama es "un problema importante", según la Dra. Christine Derzko, profesora asociada de ginecoobstetricia y medicina interna del Hospital de St. Michael de la Universidad de Toronto (Canadá), que ha escrito acerca del tema.

"Es importante darle a este tema la atención que merece", agregó. "Es importante darles permiso a las mujeres para que hablen sobre la sexualidad".

La imagen corporal y los medicamentos son problemas comunes, anotó. Los inhibidores de la aromatasa se han relacionado con resequedad vaginal, según informaron los investigadores de Monash, lo que puede conducir a relaciones sexuales dolorosas, cosa que afecta la mecánica del sexo", señaló Derzko.

Sin embargo, las mujeres no deben dejar de tomar el inhibidor de la aromatasa por su cuenta, señaló Panjari.

Además, las cicatrices por cirugía de mama o por perturbaciones cutáneas inducidas por la radiación pueden recordarle a las mujeres que tienen cáncer, aseguró Derzko. A muchas mujeres les preocupa que también les recuerde a sus parejas que tienen una enfermedad.

Pero hay ayuda disponible, agregaron estos expertos. Derzko señaló que el médico de una mujer puede sugerir un lubricante o humectante vaginal para eliminar el dolor en las relaciones sexuales. "Observamos varias combinaciones de cosas que podemos hacer", aseguró Derzko.

Resulta valioso incluir a la pareja en la discusión, agregó, porque con frecuencia, los hombres temen que le harán daño a su pareja si el sexo resulta doloroso.

Para los problemas de libido e imagen corporal, Derzko aseguró que una mujer quizá debería considerar la terapia psicológica, idealmente con alguien capacitado en problemas sexuales y preocupaciones sobre la imagen corporal.

Y las mujeres que quieren una vida sexual satisfactoria no deberían pensar que son frívolas, advirtió. Algunas mujeres creen que deberían sentirse agradecidas simplemente por estar vivas y no quejarse por su funcionamiento sexual, dijo.

Ella les dice que "eso hace parte del bienestar".

Más información

Para saber más sobre los inhibidores de la aromatasa, visite el Instituto Nacional del Cáncer.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad