Editar mi perfil

Cerrar
Regístrate y pregúntale al experto
Explica en pocas palabras tu situación o duda y luego llena tus datos para poder ayudarte mejor.
* Campo requerido
* ¿Como te gustaría ser contactado? (Elige una opción)
Telefono
GRACIAS por registrarte y enviar tu pregunta
Un experto se pondrá en contacto contigo en los próximos días.
¿Prefieres hablar directamente con un experto de Salud Univision y HolaDoctor?
Llama al 1-844 SEGURO3. Es gratis y confidencial.
* Solo para uso en Estados Unidos

Para bajar de peso hay que tomar agua

Por MiDieta -

Rebecca Muckelbauer, reconocida experta en Ciencias de la Nutrición de la Escuela de Salud Pública de Berlín, en Alemania, notó que a menudo le consultaban si era posible bajar de peso tomando agua. Como era una preocupación constante de muchas personas, decidió revisar los estudios realizados sobre el tema. Halló once trabajos específicos, y tres de ellos demostraron que es posible bajar de peso bebiendo agua. 

Muckelbauer sugiere que esto se debe a una teoría llamada "termogénesis inducida por el agua”. La termogénesis es el proceso de producción de calor que se libera en forma de energía, por eso una persona tiene más energía luego de tomar agua. 

El objetivo de tomar agua - además de intervenir en las funciones vitales del organismo – es aumentar el gasto energético. Si una persona se mueve más, gasta más calorías, lo que ayuda en el descenso de peso; sería el efecto contrario del sedentarismo. 

Otra experta en nutrición, Brenda Davy, profesora de alimentación y ejercicio en el Colegio de Agricultura y Ciencias de Virginia Tech, formó un equipo de trabajo para revisar los estudios de referencia. 

Luego de algunas semanas de investigación, hallaron un trabajo que sugiere que beber dos tazas de agua antes de la comida puede ayudar a bajar de peso hasta 4 libras por mes (1,8 kg). El estudio se llevó a cabo entre personas de mediana edad y adultos mayores. Otra prueba reveló que quienes tomaron al menos un litro de agua al día lograron bajar de peso, pero los investigadores no lograron explicar los motivos. 

Davy tiene la teoría de que el agua podría aplacar la sensación de hambre. Esto no es nuevo, ya que los dietistas aconsejan a sus pacientes beber agua al primer atisbo de hambre, para ver si así logran aplacarla. Sin embargo Muckelbauer no está muy de acuerdo con ella, ya que según encuestas realizadas, no todos los que toman dos tazas de agua son más delgados, y hay algunas personas obesas que beben mucho más que los de peso normal. 

Ante la falta de una explicación convincente, ambas expertas sugieren que es necesario hacer más investigaciones para buscar un nexo científicamente probado entre el agua y la pérdida de peso. 

Manuel Villacorta, de la Academia de Nutrición y Dietética, recuerda que el agua es esencial para tener energía, mantiene activo el metabolismo y ayuda a quemar grasas. Para controlar el peso, es oportuno no confundir la sensación de hambre con la sed, para no comer de más y mantenerse hidratado. 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de HolaDoctor a tu correo