SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Desayuno rico en proteínas mantiene glucosa a raya

Por -
Desayuno rico en proteínas mantiene glucosa a raya
CRÉDITO: SHUTTERSTOCK

A menudo escuchamos que el desayuno es la comida más importante del día y diversos estudios han demostrado su rol clave para comenzar bien el día, ahora una investigación de la Universidad de Missouri, en Estados Unidos, sugiere que un desayuno alto en proteínas tendría grandes beneficios para mejorar el control de la glucosa en las personas con diabetes tipo 2.

El estudio publicado en el Journal of Nutrition, refiere que comer más proteínas (de 25 a 30 gramos) en el desayuno, ayudaría a reducir los picos de azúcar en la sangre tanto en el desayuno como en el almuerzo.

"La primera comida del día es fundamental para mantener el control glucémico en las comidas posteriores, realmente prepara a la gente para el resto del día", resaltó la profesora Jill Kanaley, autora de la investigación, en información difundida por la institución académica.

"La gente a menudo asumen que su respuesta a la glucosa en una comida será idéntica a sus respuestas en otras comidas, pero que en realidad no es el caso", precisó.

"Por ejemplo, sabemos que lo que se come y cuando se come hace una diferencia. Si las personas se saltan el desayuno, la respuesta de la glucosa en el almuerzo será enorme. En nuestro estudio, encontramos que los que comieron el desayuno experimentaron respuestas apropiadas de glucosa después de comer ", añadió Kanaley.

En el estudio, los investigadores monitorearon los niveles de glucosa, insulina y varias hormonas intestinales -que ayudan a regular la respuesta de la insulina- de un grupo de personas con diabetes tipo 2 después del desayuno y del almuerzo. Algunos participantes comieron un desayuno alto en proteínas o alto en carbohidratos y un almuerzo que incluía una cantidad estándar de proteínas y carbohidratos.

Los resultados mostraron que comer más proteínas en el desayuno regula los niveles de glucosa después de comidas y que la insulina se elevó ligeramente después del almuerzo, lo que aseguran, demuestra que los organismos de los participantes estaban trabajando apropiadamente para mantener a raya la cantidad de azúcar en la sangre.

"Es importante que las personas con diabetes tipo 2 comprendan que los alimentos afectan de manera diferente, y para saber realmente cómo responden a las comidas, tienen que realizar un seguimiento constante de su glucosa. Los alimentos desencadenantes se pueden cambiar dependiendo de la actividad física del día o el tiempo que han esperado entre las comidas", puntualizó la investigadora.

La temible diabetes

La diabetes se ha convertido en una epidemia que afecta a casi 350 millones de personas en todo el mundo según cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Se prevé que se convierta en la séptima causa de muerte en 2030 y el número de casos alcance los 552 millones, o un adulto de cada 10 en el mundo.

Según las estadísticas de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por su siglas en inglés), unos 26 millones de personas en los Estados Unidos (hombres, mujeres y niños) han sido diagnosticados con diabetes y estima que 79 millones de adultos tienen pre diabetes, una afección que incrementa el riesgo de diabetes tipo 2, enfermedades cardiacas y accidentes cerebrovasculares.

Los CDC calculan que para el año 2050, si las tendencias actuales continúan, 1 de cada 3 adultos en los EE. UU. podrían sufrir de diabetes. La diabetes tipo 2 representa entre el 90 y el 95% del total de los casos.

Las personas con diabetes pueden sufrir numerosas complicaciones graves y mortales, como enfermedades cardiacas y accidentes cerebrovasculares, ceguera, enfermedad renal crónica y amputaciones.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Diabetes a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad