SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Autismo y problemas gastrointestinales

Por HealthDay News -
Autismo y problemas gastrointestinales

Un estudio halló que los niños que sufren del trastorno tienen un tipo distinto de microbios estomacales que otros niños

MARTES, 10 de enero (HealthDay News) -- Los niños autistas tienen bacterias en los intestinos que son distintas a las observadas en niños que no sufren del trastorno, hallaron investigadores.

En el informe, que aparece en la edición en línea del 10 de enero de la revista mBio, un equipo de la Facultad de Salud Pública Mailman de la Universidad de Columbia en la ciudad de Nueva York sugirió que este hallazgo podría ayudar a explicar la relación entre el autismo y los problemas gastrointestinales, como la inflamación.

Sin embargo, los autores del estudio añadieron que aún no está claro si estas diferencias son una causa del autismo o un resultado de la afección.

"La relación entre los distintos microorganismos y el anfitrión y los resultados para la enfermedad y el desarrollo son un tema emocionante", aseguró en un comunicado de prensa de la Sociedad Americana de Microbiología (American Society of Microbiology) la editora del estudio Christine Biron, profesora de ciencias médicas de la Universidad de Brown. "Este trabajo es importante porque comienza a avanzar el tema de cómo los microbios residentes interactúan con un trastorno que se comprende poco".

Los investigadores hallaron una cantidad relativamente grande de la bacteria Sutterella en 12 de 23 muestras de tejido extraídas de los intestinos de niños autistas. En contraste, no hallaron este tipo de bacteria en ninguna muestra tomada de niños sin autismo que fueron estudiados con fines de comparación.

"La Sutterella se ha asociado con enfermedades gastrointestinales por debajo del diafragma, y no está claro si es un patógeno o no", explicó el revisor de la investigación Jorge Benach, catedrático del departamento de microbiología de la Universidad de Stony Brook. "No es una bacteria bien conocida", apuntó en el comunicado de prensa.

Los hallazgos son significativos porque las complicaciones digestivas pueden ser muy graves en los niños autistas, contribuyendo a sus problemas conductuales, anotaron los autores del estudio.

Los resultados del estudio también son más definitivos que los de estudios anteriores que usaron muestras de heces, dado que las muestras de tejido quirúrgicamente extirpadas del intestino reflejan mejor las bacterias que se hallan en las paredes intestinales de los niños.

Aunque el estudio descubrió una asociación entre la bacteria y el autismo, no probó una relación causal, así que se necesita más investigación para explorar la relación entre la Sutterella y los problemas gastrointestinales en el autismo, señalaron los investigadores.

Más información

El Instituto Nacional de Salud Infantil y Desarrollo Humano de EE. UU. tiene más información sobre los trastornos relacionados con el autismo.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad