SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Terapias anti-envejecimiento: ejercicio, medicación y melatonina podrían ayudar

Por HolaDoctor -
Terapias anti-envejecimiento: ejercicio, medicación y melatonina podrían ayudar
CRÉDITO: THINKSTOCK

El ejercicio voluntario y regular, junto con la administración de la hormona del sueño o melatonina, podrían mejorar las funciones neuronales como el aprendizaje y la memoria, normalmente afectadas en los cuadros de Alzheimer, según un reciente estudio.

Si bien el traslado de estos descubrimientos a los seres humanos no siempre funciona, un estudio científico recientemente publicado en la revista Neurobiology of Aging, manifiesta que la combinación del ejercicio y la ingestión diaria de melatonina en ratones de laboratorio con tres mutaciones de Alzheimer, han demostrado efectos anti-envejecimiento y la mejora de las funciones cerebrales de estos animales.

El estudio ha sido realizado por investigadores del Instituto de Investigaciones Biomédicas de Barcelona (IIBB), en colaboración con la Universidad de Granada y la Universidad Autónoma de Barcelona.

“Desde hace años se sabe que distintas terapias antienvejecimiento combinadas suman años de vida, como es el caso del ejercicio físico, la dieta mediterránea y no fumar”, explica Coral Sanfeliu, investigadora del IIBB.

Despues de haberle administrado durante seis meses melatonina a los ratones y haberles dado acceso a la rueda de ejercicio en forma regular, los roedores de laboratorio mostraron un estado mental más cercano a los que no tenían las mutaciones patológicas.

Según los investigadores, una de las dificultades más importantes del traslado de estos resultados a los seres humanos con Alzheimer es que esta enfermedad evoluciona durante años y muchas veces sucede que, cuando aparece la pérdida de memoria en el cerebro, éste se encuentra ya muy deteriorado.

Ejercicio y medicación: una combinación que ayuda

Diversos estudios han demostrado que el ejercicio facilita la liberación de sustancias protectoras del cerebro y que tiene un efecto beneficioso, en general, sobre la sensación de bienestar y sobre otras funciones corporales y cognitivas. 

La adopción de hábitos de vida saludables, como el ejercicio y una buena alimentación, combinados con tratamientos farmacológicos disponibles, parecen ser la mejor fórmula para detener el envejecimiento de las funciones cerebrales característico del Alzheimer.

Existen medicaciones para tratar a los enfermos de Alzheimer aprobadas por la Administración de Drogas y Alimentos de Estados Unidos (conocida por sus siglas en ingles FDA) que mejoran y detienen en parte los síntomas de esta enfermedad, sobre todo en los primeros estadios de la misma.

La forma en que actúan estos medicamentos es aportando al cerebro sustancias químicas que están involucradas en la transmisión de mensajes entre las neuronas, mejorando la comunicación entre ellas, y por ende, las funciones cerebrales sobre todo lo referente a aprendizaje y memoria. 

Melatonina: aún queda mucho por investigar

La melatonina, es una hormona producida por el cerebro, específicamente por la glándula pineal,  cuya función es ayudar a controlar los ciclos de sueño y vigilia, es decir el tiempo que pasamos despiertos.

Normalmente, los niveles de melatonina que produce el cuerpo comienzan a elevarse entre el final de la tarde y comienzo de la noche, permanecen altos durante la mayor parte de la noche y disminuyen en las primeras horas de la mañana.

La melatonina también puede encontrarse en ciertos alimentos como las carnes, los granos, las frutas y los vegetales que contienen cantidades muy pequeñas de esta hormona.

Si bien muchos médicos administran melatonina para mejorar trastornos del sueño y tratar el insomnio, continúa en investigación el uso de esta hormona como terapia para para patologías mentales, y no existe aún evidencia suficiente de su eficacia en el tratamiento de estas patologías.

,

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad