SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Mexicanos gastan más en refresco que en leche

Por HolaDoctor -
Mexicanos gastan más en refresco que en leche
CRÉDITO: SHUTTERSTOCK

De acuerdo con el estudio de la Organización de la Naciones Unidas para la Agricultura y Alimentación (FAO) ”Panorama de la seguridad alimentaria y nutricional en México 2012″, los mexicanos consumen más bebidas azucaradas que fruta y los 10 millones más pobres del país prefieren gastar en refresco, lo que representa el triple de los recursos que se destinan a comprar leche.

La representante de la FAO en México, Nuria Urquía Fernández, advirtió que en México existe una tendencia a consumir más alimentos procesados y con altos índices de azúcar que los productos naturales pese a que es el décimo tercer productor de alimentos del mundo y que mucho de lo que exporta son frutas y productos de la horticultura.

Destacó que en sólo tres años la dieta bajó las porciones nutritivas, toda vez que de 2007 a 2009 el suministro de energía alimentaria por cereales y tubérculos descendió de 44.5 a 43.9 por ciento; los frijoles y legumbres de 4.3 a 4.2; las frutas, de 3.6 a 3.5 y las hortalizas conservaron el 1.4 por ciento.

No obstante, la azúcar y dulcificantes pasaron de 15.0 a 15.4 por ciento; la carne, pescado y pollo, de 10.4 a 11.6; y los aceites y grasas de 11.1 a 11.2. Además, recalcó que la ingesta de calorías es de 3,800 por persona, 500 más de las recomendadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS), lo que se refleja en los altos índices de obesidad.

"Aquí tenemos el problema de la globalización. El abandono de la dieta tradicional por un modo de vida diferente y que está teniendo como consecuencia un sobrepeso en la población, no sólo en los adultos sino en los niños de 3 a 5 años", señaló Urquía Fernández.

En el marco del Día de la Alimentación, la funcionaria resaltó que uno de cada tres niños menores de cinco años que habitan en zonas rurales no sólo vive en condiciones de inseguridad alimentaria, sino que su cuerpo resiente un elevado grado de desnutrición, baja talla y peso que comparó con el nivel que se experimenta en el país africano Burkina Faso.

De acuerdo al informe, alrededor de 11.3 millones de personas padecen hambre severa y su dieta es monotemática, es decir, consumen ya sea sólo maíz y frijol; además, el 12% de los habitantes presentan desnutrición crónica.

El Panorama de Seguridad Alimentaria y Nutricional en México 2012 da cuenta de la situación que guardan los pilares de la seguridad alimentaria en el país: disponibilidad de alimentos, acceso, situación nutricional y utilización de alimentos; así como el impacto del nuevo entorno internacional y las perspectivas globales.

El informe también ofrece datos como el consumo de carne, leche y huevo por habitante. Destaca el acelerado ritmo de crecimiento del consumo de pollo, que se triplicó hasta casi 30Kg. por persona en promedio en 2009-11, nivel superior al de los países desarrollados (25kg) y al conjunto de los países en desarrollo (10kg) (FAO-OECD, 2012). En tanto, el consumo de huevo por persona, es el más alto en el mundo con 21.4Kg por persona al año en promedio en 2009-11.

Otras cifras sobre el consumo de refresco

Según información de la Asociación Nacional de Productores de Refrescos y Aguas Carbonatadas (ANPRAC), los mexicanos consumen 16 mil millones de litros de refrescos al año. Cifras de la Secretaría de Economía (SE) y del Instituto Nacional de Estadística Geografía e Informática (INEGI) indican que el consumo per cápita de sodas de los mexicanos es de 163 litros al año, lo que equivale a poco menos de medio litro al día.

Por su parte, la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares (ENIGH) reveló que los refrescos son el tercer producto de mayor gasto en los hogares mexicanos, solo debajo de las tortillas y la leche. En cada uno de los 17 millones 700,000 hogares, se gastan trimestralmente, en promedio, 519 pesos en gaseosas, lo que representa un gasto del 4.04% en alimentos y bebidas.

De acuerdo con especialistas del Instituto Nacional de Salud Pública (INSP), se estima que la probabilidad de que un niño sea obeso aumenta hasta en 60% por cada porción de refresco de 227 ml. que consume al día, al mismo tiempo que aumenta las probabilidades de padecer diabetes y otras enfermedades relacionadas con el sobrepeso.

En tanto, los adultos que consumen refrescos de manera ocasional, son 15% más propensos a padecer sobrepeso y obesidad, cifra que aumenta a 27% si el consumo es de una o más porciones al día.

Más para leer:

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad