SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

La comida rápida domina en los vecindarios

Por Steven Reinberg, Reportero de Healthday -
La comida rápida domina en los vecindarios

Expertos enfatizan que los alimentos sanos deberían estar más disponibles y ser más asequibles, y que las personas necesitan educación nutricional

LUNES, 11 de julio (HealthDay News / www.HolaDoctor.com) -- A la lucha contra la obesidad de EE. UU. llega una nueva de investigación que enfrenta a la comida rápida con las frutas y verduras, y la comida rápida parece ser la ganadora.

Investigadores hallaron que los llamados "desiertos alimentarios", donde hay pocos o ningún supermercado y la comida rápida es la más disponible, tienden a atraer a los habitantes locales a la comida rápida. Pero en las áreas donde también hay supermercados, la comida elegida parece tener poco que ver con una alimentación saludable.

"No es suficiente decir que construiremos [supermercados] y la gente llegará", apuntó la investigadora líder Penny Gordon-Larsen, profesora asociada de nutrición de la Facultad de salud pública Gillings de la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill.

Para el estudio, el equipo de Gordon-Larsen usó datos del estudio Desarrollo del riesgo de la arteria coronaria en adultos jóvenes para observar el consumo de comida rápida en comparación con comer más frutas y verduras, según la disponibilidad de restaurantes de comida rápida y supermercados en los vecindarios de Birmingham, Alabama, Chicago, Minneapolis y Oakland.

Los investigadores preguntaron a un total de 5,115 habitantes de esas áreas con qué frecuencia comían comida rápida, y les pidieron que detallaran su dieta del mes anterior, así como sus hábitos alimentarios.

Entre los que viven en áreas de bajos ingresos, hubo una fuerte asociación entre la disponibilidad de comida rápida y qué parte de sus dietas ésta conformaba, hallaron los investigadores. Esta asociación fue particularmente fuerte entre los hombres que vivían de 1.5 a 3 km (una o dos millas) de un restaurante de comida rápida.

Sin embargo, no hubo una asociación firme entre vivir cerca de un supermercado y un mayor consumo de frutas o verduras, apuntaron los investigadores.

Gordon-Larsen dijo que los alimentos saludables deben de ser asequibles, y que debe haber un esfuerzo concertado por fomentar una alimentación sana, que incluya educar a la gente sobre los alimentos sanos disponibles en los restaurantes de comida rápida y los supermercados.

"En esos restaurantes se puede elegir mejor", aseguró Gordon-Larsen. "Si elige ir a esos restaurantes, hay cosas que puede comprar que son relativamente más sanas en lugar de menos".

El informe aparece en la edición del 11 de julio de la revista Archives of Internal Medicine.

Los investigadores anotaron que las limitaciones de este estudio incluían que los participantes reportaron sus propias elecciones dietéticas y frecuencia de consumo de comida rápida.

Sin embargo, el Dr. Paul A. Simon, del Departamento de Salud Pública del Condado de Los Ángeles y coautor de un editorial acompañante en la revista, dijo que "los resultados del estudio son coherentes con otras investigaciones que indican que un consumo frecuente de comida rápida es un factor de riesgo de la obesidad".

Que la investigación no mostrara una relación entre la dieta y los supermercados no significa que éstos no sean importantes, añadió Simon. En muchas áreas, los supermercados no proveen opciones alimentarias saludables, lamentó.

"El esfuerzo por atraer supermercados a los llamados 'desiertos alimentarios' es importante, pero no suficiente. Además, hay muchas cosas más que tienen que suceder dentro de los supermercados", señaló Simon.

Por ejemplo, las comidas sanas deben estar en lugares prominentes, tener precios competitivos y verse atractivas, subrayó.

Simon dice que muchas de estas áreas en realidad no son desiertos alimentarios, sino lo que llama "pantanos alimentarios".

"Están llenos de alimentos malsanos y poco acceso a opciones más saludables que sean asequibles", comentó. "El problema de la obesidad no se trata solo del estilo de vida. No se trata solamente de que individuos y familias tomen malas decisiones. También tiene que ver el ambiente y el hecho de que el ambiente conforma nuestras opciones de forma muy potente".

Simon considera que crear un ambiente en que las opciones saludables sean las fáciles hará mucho por controlar la epidemia de obesidad.

Más información

Para más información sobre una alimentación sana, visite el Departamento de Agricultura de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad