SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Huracán Matthew: cuidado con los alimentos

Por HolaDoctor -
Huracán Matthew: cuidado con los alimentos
CRÉDITO: ISTOCK

Durante y después del paso de un huracán como Matthew, el riesgo de los cortes de luz pone a las personas en peligro de contaminación por alimentos. Las siguientes son las indicaciones oficiales sobre cómo manipularlos para evitar peligrosas infecciones. 

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) recomiendan, primero, que identifiques y botes a la basura los alimentos cuyo consumo pudiera ser peligroso.

Qué debes tirar:

  • Cualquier alimento que haya podido estar en contacto con el agua de una tormenta o inundación.
  • Los que tengan olor, color o textura anormal.
  • Los alimentos perecederos (incluidos la carne, el pollo, el pescado, los huevos y los restos de comida) que hayan estado a 40 grados Fahrenheit (4.5 grados Celsius) o más, por 2 horas o más.
  • Todos los alimentos enlatados cuyos envases estén abiertos, dañados o inflados.
  • Los recipientes de alimentos con tapas de rosca, tapas a presión, tapas endentadas (botellas de refrescos), tapas de media rosca y otros tipos de tapas que se abren manualmente y los alimentos enlatados en casa se deben desechar si han estado en contacto con las aguas de la inundación ya que no se pueden desinfectar. 

Los alimentos descongelados que tengan cristales de hielo o que hayan estado a menos de 40 grados Fahrenheit (4.5 grados Celsius) pueden cocinarse o volverse a congelar.

Si las latas han estado en contacto con el agua de una tormenta o inundación, quítales la etiqueta, lávalas y mételas en una solución de 1 taza de cloro de uso doméstico con 5 galones (19 litros) de agua. Etiqueta nuevamente las latas con un marcador.

Otras recomendaciones incluyen:

  • No usar agua contaminada para lavar trastos, cepillarse los dientes, lavar o preparar comida, lavarse las manos, hacer hielo ni preparar fórmula para bebé.
  • Almacena los alimentos en forma segura
  • Mantener cerradas las puertas de la nevera y el congelador el mayor tiempo posible hasta que regrese la electricidad.
  • Si no va a haber electricidad por más de 4 horas, poner en la nevera bloques de hielo o hielo seco. Para tocar el hielo use guantes gruesos.

Alimentación de bebés y niños pequeños

  • Si los bebés están siendo amamantados, deben seguir siendo amamantados. Para los bebés que toman fórmulas, se les debe dar las fórmulas que vienen preparadas, si es posible. Si no es posible utilizar fórmulas ya preparadas, lo mejor es usar agua embotellada o hervida para preparar las fórmulas en polvo o concentradas.
  • Si preparas las fórmulas con agua hervida, deje que el tetero se enfríe lo suficiente antes de dárselo al bebé.
  • Lava los biberones (teteros) y chupos (mamilas) de los biberones con agua embotellada, hervida o tratada antes de usarlos.
  • Lávate las manos antes de preparar los teteros y antes de alimentar al bebé. Puedes usar un desinfectante de manos a base de alcohol para limpiarte las manos si no tienes agua suficiente.

La Salmonella es una principales causas de infecciones alimentarias.

Cada año, unos 50 millones de personas se enferman con alimentos en EE. UU. Esto representa a casi uno de cada seis estadounidenses, según datos del CDC. 

Además, cada año, otras 128,000 personas resultan hospitalizadas y unas tres mil mueren por enfermedades transmitidas por los alimentos, añadió.

Más información:

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad