SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Exceso de azúcar, fatal para el corazón

Por -
Exceso de azúcar, fatal para el corazón
CRÉDITO: SHUTTERSTOCK

Si usted es de las personas que les gusta endulzar sus comidas, postres o bebidas, esta información le interesará. Una dieta con alto contenido de azúcar sería un factor de riesgo independiente para el desarrollo de enfermedades del corazón, según advierte una investigación de la Universidad de Otago de Nueva Zelanda.

Para llegar a dicha conclusión los científicos encabezados por la Dra. Lisa Te Morenga y el profesor Jim Mann, realizaron una revisión y meta análisis de varios estudios internacionales en los que se compararon los efectos del consumo de azúcar sobre la presión arterial y los lípidos (grasas en la sangre o colesterol), ambos considerados factores de riesgo cardiovascular.

Los especialistas analizaron ensayos publicados en inglés entre 1965 y 2013 y encontraron 37 sobre los efectos en los lípidos y 12 relacionados con la presión arterial. "Nuestro análisis confirma que los azúcares contribuyen al riesgo cardiovascular, independientemente del efecto de los azúcares en el peso corporal", aseguró la Dra. Te Morenga en un comunicado difundido por la institución académica.

Los autores refirieron que si bien estudios anteriores señalaban que no parecía haber ningún efecto metabólico relacionado con el aumento de peso al compararon dietas altas en azúcar con las dietas bajas en azúcar, cuando investigaron más a fondo encontraron efectos significativos de las azúcares sobre los lípidos y la presión arterial. “Esto sugiere que nuestros cuerpos manejan el azúcar diferente a otros tipos de hidratos de carbono", señaló la especialista.

El estudio publicado en la American Journal of Clinical Nutrition, destaca además que al excluir los ensayos financiados por la industria alimentaria y hacer un análisis de subgrupos, se observaron mayores efectos del azúcar sobre los lípidos y la presión arterial.

Los científicos no están exactamente seguros de cómo el azúcar puede contribuir a elevar el riesgo de enfermedades cardiovasculares, sin embargo, el análisis mostró que incrementa la presión sanguínea y los niveles no saludables de colesterol.

"Pese a que de los efectos de los azúcares en la presión arterial y los lípidos son relativamente modestos, nuestros hallazgos apoyan las recomendaciones de salud pública para reducir el azúcar añadido en nuestra dieta como una de las medidas para reducir la carga global de las enfermedades cardiovasculares", enfatizó la Dra. Te Morenga.

Consumo diario de azúcar

Luego de revisar cerca 9,000 investigaciones científicas, la Organización Mundial de la Salud (OMS), recomendó disminuir a la mitad la ingesta de azúcar, y consumir solo 25 gramos diarios de este endulzante. Un panel de expertos del organismo coincidió en que el abuso en el consumo de este producto está directamente relacionado con el sobrepeso, la obesidad y las caries.

Hasta ahora, las directrices establecidas hace 12 años por el organismo decía que el consumo de azúcares debía representar menos del 10% de la ingesta calórica total diaria. El 5% de la ingesta total de energía que se aconseja es equivalente a seis cucharaditas de azúcar por día, para un adulto con un índice de masa corporal normal.

Según el último informe anual de la OMS, el consumo mundial per cápita de azúcar en 2012 subió a 54 libras (24.6 kilos), casi 2 libras (1 kg) más que en 2011.

El estadounidense promedio consume aproximadamente 22 cucharadas de azúcar al día; más o menos la misma cantidad de azúcar que contienen 2 latas de 12 onzas de refresco carbonatado regular (gaseosa no dietética) más una barra de chocolate.

¿Por qué es importante?

La Academia Americana de Médicos de Familia advierte que consumir azúcar añadida tiene consecuencias graves para la salud. Demasiada azúcar en la dieta puede contribuir a la formación de caries, obesidad, dificultad para controlar la diabetes tipo 2, niveles más altos de triglicéridos, niveles más bajos de lipoproteína de alta densidad (HDL o "buen colesterol") y al desarrollo de enfermedades del corazón.

Además, si la dieta está llena de alimentos o bebidas que contienen azúcar añadida, hay menos probabilidad de consumir comidas y bebidas sanas que brinden protección a la salud. Por ejemplo, los estudios han demostrado que mientras más azucaradas sean las bebidas (tales como los refrescos o jugos de fruts) que las personas toman, beben menos leche. La leche proporciona calcio, proteínas y vitaminas que le ayudan al cuerpo a funcionar bien, pero los refrescos carbonatados (gaseosas) y los jugos de frutas proporcionan gran cantidad de calorías que provienen del azúcar y muy poco valor nutritivo.

Más para leer:

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad