SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Dermatitis seborreica

Por HolaDoctor -
Dermatitis seborreica

Es una de las afecciones de la piel más comunes. Se forman escamas en diferentes parrtes del cuerpo, principalmente en las zonas más grasosas. En los bebes, cuando afecta el cuero cabelludo, se la conoce como "costra láctea".

Aspectos generales

¿Qué es la dermatitis seborreica?

Es una afección inflamatoria de la piel bastante común que genera la formación de escamas, blancas o amarillentas, en áreas grasosas como el cuero cabelludo o dentro del oído. Puede estar acompañada o no de enrojecimiento cutáneo. En los bebés, se la conoce como “costra láctea”, cuando la dermatitis seborreica afecta el cuero cabelludo.

¿Cuáles son las causas?

Una combinación de la sobreproducción de grasa en la piel e irritación a causa de una levadura denominada “malessizia” podría ser la causa.
Además, hay factores que pueden incrementar el riesgo de padecer de dermatitis seborreica, tales como:

  • El estrés
  • La fatiga
  • Los climas extremos
  • La piel grasosa
  • La limpieza de la piel
  • Los champúes no frecuentes
  • El uso de lociones con alcohol
  • Los trastornos de la piel (como el acné)
  • La obesidad
  • Enfermedades neurológicas, como la enfermedad de Parkinson, un traumatismo craneal y un accidente cerebrovascular, y el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) pueden estar relacionados con la dermatitis seborreica

Síntomas

Por lo general, la dermatitis seborreica se manifiesta a través de:

  • Lesiones cutáneas
  • Parches sobre un gran área
  • Áreas de piel grasosas
  • Escamas en la piel: blancas y escamosas o amarillentas, grasosas y pegajosas (caspa)
  • Prurito: puede producir más picazón si hay infección
  • Leve enrojecimiento
  • Pérdida del cabello

 

¿En qué lugar del cuerpo aparece?

La dermatitis seborreica puede afectar diferentes zonas del cuerpo, principalmente en los lugares donde la piel es aceitosa o grasosa.
Las zonas más frecuentes son el cuero cabelludo, las cejas, las pestañas, los pliegues nasolabiales, los labios, la parte posterior de las orejas, el oído externo y a lo largo de los pliegues de la piel, en la parte media del cuerpo.
En los bebés, la costra láctea es una afección inofensiva y temporal que aparece en el cuero cabelludo en forma de escamas gruesas de color café o amarillas. También pueden aparecer escamas similares en los párpados, los oídos, alrededor de la nariz y en la ingle.
La costra láctea se puede observar en los niños recién nacidos y hasta los tres años.
Es importante saber que la costra láctea:

  • No es contagiosa
  • No es causada por falta de higiene
  • No es una alergia
  • No es peligrosa
  • No siempre ocasiona picazón. (En caso de producir picazón, si el niño se rasca en exceso puede aparecer una inflamación adicional y las grietas en la piel pueden infectarse levemente o producir sangrado).

Tratamiento

La dermatitis seborreica puede tratarse con champúes de venta libre para la caspa o medicados,  que contienen ácido salicílico, alquitrán de ulla, zinc, resorcina, ketoconazol o selenio,  a fin de tratar las escamas y la resequedad.
Se debe lavar el cabello con champú frecuente y en forma vigorosa, preferiblemente todos los días.
Al lavarse la piel, se debe intentar aflojar las escamas con los dedos durante al menos cinco minutos, antes de enjuagar.
Para los casos de dermatitis seborreica severa el médico puede indicar champúes o lociones con selenio, ketoconazol o corticosteroides. La aplicación del champú se realiza separando el cabello en pequeños mechones y masajeando la piel.
Si la irritación es en el rostro o el pecho, la loción se deberá aplicar dos veces al día.
Durante el verano y en especial después de realizar actividades al aire libre, la dermatitis seborreica puede mejorar.
La dermatitis seborreica puede mejorar durante el verano, especialmente después de realizar actividades al aire libre.

Tratamiento para los bebés con costra láctea

•    Con los dedos o con un cepillo suave, hacer masajes para aflojar las escamas y mejorar la circulación en el área.
•    Lavar el cabello todos los días con suavidad y utilizando un jabón suave, cuando hay escamas. Después de que las escamas hayan desaparecido, el cabello se le puede lavar dos veces por semana.
•    Después del champú, enjuagar bien el cabello y no dejar restos de jabón.
•    Con un cepillo limpio y suave, peinar el cabello varias veces al día.
•    Aplicar vaselina líquida sobre el cuero cabelludo y envolver la cabeza con tela húmeda y tibia, en caso de que las escamas no se aflojen fácilmente y no salgan. Luego de una hora, quitar la tela y bañar al niño.
•    Si las escamas siguen siendo un problema o una preocupación o si el bebé parece incómodo y se rasca la cabeza, es necesario contactar al médico, quien puede prescribir una crema o una loción para aplicarle en el cuero cabelludo varias veces al día.

Complicaciones

La dermatitis seborreica puede causar sufrimiento psicológico, disminuir la autoestima y generar vergüenza en quienes la padecen.
También, pueden producirse infecciones bacterianas o micóticas secundarias.
En caso de que la dermatitis seborreica comience a drenar líquido o pus, se formen costras o enrojezca y se torne muy dolorosa, hay que consultar al médico.


Fuente: Medline Plus, Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos

Actualizado el 25 de abril de 2011

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad