SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Tularemia

Por A.D.A.M. -

Definición

Es una infección bacteriana común en roedores salvajes. La bacteria se transmite a los humanos por contacto con tejidos de animales infectados. La bacteria también se puede transmitir por medio de garrapatas, picadura de moscas y mosquitos.

Nombres alternativos

Fiebre causada por una variedad de tábano; Enfermedad de Ohara; Yatobyo (Japón); Fiebre de los lemming o ratones de Noruega; Peste de Pahvant Valley

Causas

La tularemia es causada por la bacteria Francisella tularensis.

Los seres humanos pueden contraer la enfermedad a través de:

  • La picadura de una garrapata, un tábano o mosca borriquera o un mosquito infectados.
  • La inhalación de material vegetal o tierra infectada.
  • El contacto directo, a través de una herida en la piel, con un animal infectado o su cadáver (con mayor frecuencia un conejo, una rata almizclera, un castor o una ardilla).
  • La ingestión de carne infectada (infrecuente).

El trastorno se presenta con mayor frecuencia en América del Norte y algunas partes de Europa y de Asia. En los Estados Unidos, esta enfermedad se encuentra con mayor frecuencia en Missouri, Dakota del Sur, Oklahoma y Arkansas. Aunque se pueden presentar brotes en este país, son infrecuentes.

Algunas personas pueden presentar una neumonía después de inhalar el material vegetal o tierra infectada. Se sabe que esta infección ocurre en la isla Martha's Vineyard, donde las bacterias están presentes en conejos, mapaches y mofetas.

Síntomas

Los síntomas aparecen de 3 a 5 días después de la exposición. La enfermedad generalmente comienza de manera repentina y puede continuar durante varias semanas después del inicio de los síntomas.

Los síntomas pueden abarcar:

Pruebas y exámenes

Los exámenes para detectar esta enfermedad incluyen:

Esta enfermedad también puede afectar los resultados de las aglutininas febriles y algunas pruebas mononucleosis infecciosa.

Tratamiento

El objetivo del tratamiento es curar la infección con antibióticos.

Los antibióticos estreptomicina y tetraciclina se utilizan comúnmente para tratar esta infección. Otro antibiótico, la gentamicina, se ha usado como una alternativa a la estreptomicina. La gentamicina parece ser muy efectiva, pero sólo se ha estudiado en una cantidad pequeña de personas dado que esta es una enfermedad infrecuente. Los antibióticos tetraciclina y cloramfenicol se pueden usar solos, pero normalmente no son la primera opción.

Expectativas (pronóstico)

La tularemia es mortal en alrededor del 5% de los casos no tratados y en menos del 1% de los casos que reciben tratamiento.

Posibles complicaciones

La tularemia puede provocar estas complicaciones:

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con el médico si aparecen los síntomas después de la mordedura de un roedor, de una picadura de garrapata o de haber estado en contacto con la carne de un animal salvaje.

Prevención

Las medidas preventivas incluyen usar guantes al pelar o adobar animales salvajes, y mantenerse alejado de los animales muertos o enfermos.

Referencias

Penn RL. Francisella tularensis (Tularemia). In: Bennett JE, Dolin R, Blaser MJ, eds. Mandell, Douglas, and Bennett's Principles and Practice of Infectious Disease. 8th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2015:chap 229.

Schaffner W. Tularemia and other Francisella infections. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman's Cecil Medicine. 25th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 311.

 

Publicidad