SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Cerrar
Regístrate y pregúntale al experto
Explica en pocas palabras tu situación o duda y luego llena tus datos para poder ayudarte mejor.
* Campo requerido
* ¿Como te gustaría ser contactado? (Elige una opción)
Telefono
GRACIAS por registrarte y enviar tu pregunta
Un experto se pondrá en contacto contigo en los próximos días.
¿Prefieres hablar directamente con un experto de Salud Univision y HolaDoctor?
Llama al 1-844 SEGURO3. Es gratis y confidencial.
* Solo para uso en Estados Unidos

Trombosis del seno cavernoso

Por A.D.A.M. -

Definición

La trombosis del seno cavernoso es un coágulo sanguíneo en un área de la base del cerebro.

Causas

El seno cavernoso recibe sangre de las venas de la cara y el cerebro. La sangre drena en otros vasos sanguíneos que la llevan de vuelta al corazón. Esta área también contiene nervios que controlan los movimientos oculares y la visión.

La trombosis del seno cavernoso generalmente es causada por una infección bacteriana que se ha diseminado desde los senos paranasales, los dientes, los oídos, los ojos, la nariz o la piel de la cara.

Usted es más propenso a desarrollar esta afección si tiene un aumento del riesgo de coágulos sanguíneos. 

Síntomas

Los síntomas incluyen:

  • Globo ocular saltón, generalmente en un lado de la cara 
  • Incapacidad para mover el ojo en una dirección en particular
  • Párpados caídos
  • Dolores de cabeza
  • Pérdida de la visión

Pruebas y exámenes

Los exámenes que se pueden ordenar abarcan:

  • Tomografía computarizada (TC) de la cabeza
  • Resonancia magnética (RM) del cerebro
  • Venografía por resonancia magnética
  • Radiografía de los senos paranasales

Tratamiento

La trombosis del seno cavernoso se trata con antibióticos intravenosos en altas dosis, administrados a través de una vena (IV).

Algunas veces, se requiere cirugía para drenar la infección.

Expectativas (pronóstico)

La trombosis del seno cavernoso puede ser mortal si no recibe tratamiento. 

Cuándo contactar a un profesional médico

Llame a su proveedor de atención médica de inmediato si presenta:

  • Protrusión de los ojos
  • Párpados caídos
  • Dolor ocular
  • Incapacidad para mover los ojos en cualquier dirección particular
  • Pérdida de la visión

Referencias

Durand ML. Periocular infections. In: Bennett JE, Dolin R, Blaser MJ, eds. Mandell, Douglas, and Bennett's Principles and Practice of Infectious Diseases. 8th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2015:chap 118.

Nath A, Berger J. Brain abscess and parameningeal infection. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman's Cecil Medicine. 25th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 413.

 

Publicidad