SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Cerrar
Regístrate y pregúntale al experto
Explica en pocas palabras tu situación o duda y luego llena tus datos para poder ayudarte mejor.
* Campo requerido
* ¿Como te gustaría ser contactado? (Elige una opción)
Telefono
GRACIAS por registrarte y enviar tu pregunta
Un experto se pondrá en contacto contigo en los próximos días.
¿Prefieres hablar directamente con un experto de Salud Univision y HolaDoctor?
Llama al 1-844 SEGURO3. Es gratis y confidencial.
* Solo para uso en Estados Unidos

Síndrome oculoglandular de Parinaud

Por A.D.A.M. -

Definición

Es un problema ocular, similar a la conjuntivitis ("ojo rojo"). Con mayor frecuencia afecta sólo a un ojo. Se presenta con inflamación de los ganglios linfáticos y enfermedad febril.

Nota: el síndrome de Parinaud (conocido también como paresia de la mirada conjugada hacia arriba) es un trastorno diferente que impide mirar hacia arriba. Puede ser causado por un tumor cerebral y requiere una evaluación inmediata por parte de su proveedor de atención médica.

Nombres alternativos

Enfermedad por arañazo de gato; Síndrome oculoglandular

Causas

El síndrome oculoglandular de Parinaud (SOP) es causado por una infección con bacterias, un virus, un hongo o un parásito.

Las causas más comunes son la enfermedad por arañazo de gato y la tularemia (fiebre de los conejos). Las bacterias que causan cualquiera de estas dos afecciones pueden infectar el ojo. Las bacterias puede ingresar directamente al ojo (en un dedo u otro objeto) o las pequeñas gotas de aire que transportan la bacteria pueden caer en el ojo.

Otras enfermedades infecciosas podrían diseminarse de la misma forma, o a través del torrente sanguíneo al ojo.

Síntomas

Los síntomas incluyen:

  • Ojo rojo, irritado y con dolor (similar a la conjuntivitis)
  • Fiebre
  • Sensación de malestar general
  • Aumento del lagrimeo (posible)
  • Hinchazón de los ganglios linfáticos cercanos (con frecuencia en la parte frontal del oído)

Pruebas y exámenes

Un examen muestra:

  • Fiebre y otros signos de enfermedad
  • Enrojecimiento, sensibilidad e inflamación ocular
  • Es posible que se presenten ganglios linfáticos sensibles frente al oído
  • Puede haber crecimientos (nódulos conjuntivales) en el interior del párpado o la esclerótica del ojo

Se llevarán a cabo exámenes de sangre para verificar si hay infección. El conteo de glóbulos blancos puede estar alto o bajo, según la causa de la infección.

El método principal que se utiliza para diagnosticar muchas de las infecciones que ocasionan el síndrome oculoglandular de Parinaud es un examen de sangre para verificar los niveles de anticuerpos. Otros exámenes pueden incluir:

Tratamiento

Los antibióticos pueden ser útiles, dependiendo de la causa de la infección. En casos excepcionales es posible que se necesite una cirugía para eliminar los tejidos infectados.

Expectativas (pronóstico)

El pronóstico depende de la causa de la infección. En general, si el diagnóstico se hace a tiempo y enseguida se inicia el tratamiento, el pronóstico del síndrome oculoglandular de Parinaud puede ser muy bueno.

Posibles complicaciones

Las complicaciones serias son infrecuentes.

Los nódulos conjuntivales algunas veces pueden formar llagas (úlceras) durante el proceso de cicatrización. La infección puede diseminarse hacia tejidos circundantes o al torrente sanguíneo.

Cuándo contactar a un profesional médico

Usted debe llamar al médico si se desarrolla dolor, enrojecimiento o irritación en el ojo.

Prevención

El lavado frecuente de las manos puede reducir la probabilidad de contraer el síndrome oculoglandular de Parinaud. Procure que no lo arañe un gato, incluso así esté sano. La tularemia se puede prevenir no teniendo contacto con conejos salvajes, ardillas o garrapatas.

Referencias

Rolain J-M, Raoult D. Bartonella infections. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman-Cecil Medicine. 25th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 315.

Rubenstein JB, Tannan A. Conjunctivitis. In: Yanoff M, Duker JS, eds. Ophthalmology. 4th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2014:chap 4.6.

 

Publicidad