SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Cerrar
Regístrate y pregúntale al experto
Explica en pocas palabras tu situación o duda y luego llena tus datos para poder ayudarte mejor.
* Campo requerido
* ¿Como te gustaría ser contactado? (Elige una opción)
Telefono
GRACIAS por registrarte y enviar tu pregunta
Un experto se pondrá en contacto contigo en los próximos días.
¿Prefieres hablar directamente con un experto de Salud Univision y HolaDoctor?
Llama al 1-844 SEGURO3. Es gratis y confidencial.
* Solo para uso en Estados Unidos

Neumonía viral

Por A.D.A.M. -

Definición

Es una inflamación o hinchazón del tejido pulmonar debido a una infección con un germen.

La neumonía viral es causada por un virus. 

Nombres alternativos

Neumonía - viral; Neumonía errante - viral

Causas

Es más probable que la neumonía viral se presente en niños pequeños y adultos mayores. Esto se debe a que sus cuerpos tienen más dificultad para combatir el virus que las personas con un sistema inmunitario fuerte.

La neumonía viral casi siempre es causada por uno de varios virus:

  • Adenovirus
  • Influenza
  • Parainfluenza
  • Virus sincicial respiratorio (VSR)
  • Sarampión

Es más probable que la neumonía viral se presente en aquellas personas con un sistema inmunitario debilitado, tales como:

  • Bebés que nacen muy prematuros
  • Niños con problemas cardíacos y pulmonares
  • Personas infectadas con VIH/SIDA
  • Personas que reciben quimioterapia para el cáncer u otros medicamentos que debilitan el sistema inmunitario
  • Personas que han tenido un trasplante de órganos

Síntomas

Los síntomas de neumonía viral a menudo comienzan de manera lenta y es posible que no sean serios al principio.

Los síntomas de neumonía más comunes son:

  • Tos (con algunas neumonías, usted puede expectorar moco o incluso moco con sangre)
  • Fiebre, que puede ser leve o alta
  • Escalofríos con temblores
  • Dificultad respiratoria (puede sólo ocurrir con el esfuerzo)

Otros síntomas incluyen:

  • Confusión, especialmente en personas mayores
  • Sudoración excesiva y piel húmeda
  • Dolor de cabeza
  • Pérdida del apetito, baja energía y fatiga
  • Dolor torácico agudo u opresivo que empeora cuando usted respira profundamente o tose
  • Fatiga

Pruebas y exámenes

El proveedor de atención médica llevará a cabo un examen físico y le preguntará sobre sus síntomas.

Si el proveedor cree que usted tiene neumonía, también le tomarán una radiografía del tórax. Esto se debe a que en el examen físico posiblemente no se pueda diferenciar la neumonía de otras infecciones respiratorias.

Dependiendo de la gravedad de los síntomas, se pueden hacer otros exámenes, como:

Tratamiento

Este tipo de infección no se trata con antibióticos. Los antivirales sólo funcionan contra la neumonía por influenza y algunas causadas por la familia de los virus del herpes. Estos medicamentos puedes utilizarse si la infección se detecta a tiempo.

El tratamiento también puede implicar:

  • Medicamentos corticosteroides 
  • Aumento de líquidos
  • Oxígeno
  • Uso de humidificadores

La hospitalización puede ser necesaria si usted no puede beber y para ayudarlo a respirar si los niveles de oxigeno son muy bajos.

Las personas muy probablemente serán hospitalizadas si:

  • Tienen más de 65 años o se trata de niños
  • Son incapaces de cuidarse en el hogar, comer o beber
  • Tienen otro problema de salud serio, como una afección cardíaca o renal
  • Han estado tomando antibióticos en casa y no están mejorando
  • Tienen síntomas graves

Sin embargo, muchas personas pueden recibir tratamiento en casa. Usted puede tomar estas medidas en el hogar:

  • Controlar su fiebre con ácido acetilsalicílico (aspirin), antinflamatorios no esteroides (AINE, como ibuprofeno o naproxeno) o paracetamol. NO les dé ácido acetilsalicílico a los niños porque puede causar una enfermedad peligrosa llamada síndrome de Reye.
  • NO tomar antitusígenos sin hablar primero con su proveedor. Pueden dificultarle al cuerpo la expectoración del esputo.
  • Tomar muchos líquidos para ayudar a aflojar las secreciones y sacar la flema.
  • Descansar mucho. Procure que otra persona realice las tareas domésticas.

Expectativas (pronóstico)

La mayoría de los casos de neumonía viral son leves y mejoran sin necesidad de tratamiento en cuestión de 1 a 3 semanas. Algunos casos son más serios y requieren hospitalización.

Posibles complicaciones

Las infecciones más serias pueden ocasionar insuficiencia respiratoria, hepática y cardíaca. Algunas veces, las infecciones bacterianas ocurren durante o justo después de la neumonía viral, lo cual puede conducir a formas más serias de neumonía.

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con su proveedor si se presentan síntomas de neumonía viral o la afección empeora después de que empieza a mejorar.

Prevención

Lávese las manos con frecuencia, sobre todo después de sonarse la nariz, ir al baño, colocarle el pañal a un bebé y antes de comer o preparar alimentos.

NO fume. El tabaco daña la capacidad de los pulmones para protegerse de infección.

Un medicamento llamado palivizumab (Synagis) puede ser administrado a niños menores de 24 meses para prevenir VSR (virus respiratorio sincitial)

vacuna antigripal

Si su sistema inmunitario está débil, evite las muchedumbres. Solicíteles a los visitantes que tengan un resfriado que se pongan una máscara y que se laven las manos.

La  previene la neumonía y otros problemas causados por el virus de la influenza. Se debe administrar cada año para proteger contra las nuevas cepas del virus. Para los mayores o para quienes tienen diabetes, asma, enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), cáncer, o sistemas inmunológicos debilitados deben asegurarse de inyectarse contra la influenza.

Referencias

Lee FE, Treanor JJ. Viral infections. In: Broaddus VC, Mason RJ, Ernst JD, et al, eds. Murray and Nadel's Textbook of Respiratory Medicine. 6th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 32.

Parameswaran GI, Sethi S. Viral pneumonia. In: Spiro SG, Silvestri GA, Agustí A, eds. Clinical Respiratory Medicine. 4th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2012:chap 25.

 

Publicidad