SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Las primeras vacunas de su hijo

Por A.D.A.M. -

Definición

La totalidad del siguiente contenido se toma de la Hoja de información (Vaccine Information Statement, VIS) sobre vacunas múltiples de los CDC, Las primeras vacunas de su bebé: Lo que necesita saber (www.immunize.org/vis/spanish_multi_vaccine_infants.pdf).

Información de revisión de los CDC de la información de Vacunas múltiples pediátricas: Las primeras vacunas de su hijo: Lo que debe saber:

Última revisión de la página: 10 de noviembre de 2015.

Última actualización de la página: 10 de noviembre de 2015.

Fecha de edición: 5 de noviembre de 2015.

Fuente del contenido: National Center for Immunization and Respiratory Diseases (Centro Nacional de Inmunización y Enfermedades Respiratorias)

Información

LO QUE NECESITA SABER

Las vacunas que se cubren en esta hoja de información son aquellas que más probablemente se administrarán durante las mismas visitas a lo largo de la lactancia y la infancia temprana. Otras vacunas (incluyendo las del sarampión, paperas y rubéola; varicela; rotavirus; gripe y hepatitis A) también se recomiendan rutinariamente durante los primeros cinco años de vida.

Su hijo recibirá una o más de estas vacunas hoy:

DTPa
Hib
Hepatitis B
Polio
PCV13

(Proveedor: marque las casillas correspondientes)

1. ¿Por qué vacunarse?

Las enfermedades que se pueden prevenir a través de las vacunas son mucho menos comunes de lo que solían ser, gracias a la vacunación. Sin embargo, eso no quiere decir que hayan desaparecido. Aún ocurren brotes de algunas de estas enfermedades en los Estados Unidos. Cuando se vacunan menos bebés, se enferman más pequeños. Siete enfermedades infantiles pueden prevenirse gracias a las vacunas:

1. Difteria (la 'D' en la vacuna DTaP)

  • Los signos y síntomas incluyen una cubierta gruesa en la parte posterior de la garganta que puede dificultar la respiración.
  • La difteria puede provocar problemas de respiración, parálisis e insuficiencia cardíaca.
  • Aproximadamente unas 15,000 personas morían cada año en los Estados Unidos por difteria antes de que hubiera una vacuna.

2. Tétanos (la 'T' en la vacuna DTaP; también conocida como trismo)

  • Los signos y síntomas abarcan tensión dolorosa de los músculos, generalmente en todo el cuerpo.
  • El tétanos puede provocar rigidez de la mandíbula, lo cual puede dificultar abrir la boca o tragar.
  • El tétanos mata aproximadamente a 1 de cada 10 personas que lo contraen.

3. Tos ferina (La 'P' en la vacuna DTaP, debido a que también se conoce como pertussis)

  • Los signos y síntomas incluyen episodios violentos de tos que pueden dificultarle a un bebé comer, beber o respirar. Estos episodios pueden durar varias semanas.
  • La tos ferina puede provocar neumonía, convulsiones, daño cerebral o la muerte. La tos ferina puede ser muy peligrosa en bebés.
  • La mayoría de las muertes a causa de tos ferina se presentan en bebés menores de 3 meses de edad.

4. Hib (Haemophilus influenzae tipo b)

  • Los signos y síntomas pueden incluir fiebre, dolor de cabeza, rigidez en el cuello, tos y dificultad para respirar. Es posible que los casos leves no causen ningún signo ni síntoma.
  • El Hib puede provocar meningitis (infección de las cubiertas del cerebro y la médula espinal); neumonía; infecciones de los oídos, los senos paranasales, la sangre, las articulaciones, los huesos y el revestimiento del corazón, daño cerebral; hinchazón severa de la garganta, lo que dificulta la respiración y sordera.
  • Los niños menores de 5 años de edad corren el mayor riesgo de la enfermedad de Hib.

5. Hepatitis B

  • Los signos y síntomas incluyen cansancio, diarrea y vómitos, ictericia (piel u ojos amarillos) y dolor en los músculos, las articulaciones y el estómago. Pero generalmente no hay signos ni síntomas en absoluto.
  • La hepatitis B puede provocar daños en el hígado y cáncer hepático. Algunas personas contraen infección por hepatitis B crónica (prolongada). Estas personas podrían no lucir ni sentirse enfermas, pero pueden infectar a otros.
  • La hepatitis B puede causar daños y cáncer en el hígado en 1 de cada 4 niños que tienen una infección crónica.

6. Polio

  • Los signos y síntomas pueden abarcar enfermedad seudogripal, pero también es posible que no haya ningún signo o síntoma en absoluto.
  • La poliomielitis puede provocar parálisis permanente (no se puede mover un brazo o una pierna, o a veces no puede respirar) y la muerte.
  • En la década de 1950, la poliomielitis paralizaba a más de 15,000 personas todos los años en los Estados Unidos.

7. Enfermedad por neumococo

  • Los signos y síntomas incluyen fiebre, escalofríos, tos y dolor torácico. En bebés, los síntomas también pueden incluir meningitis, convulsiones y en ocasiones una erupción cutánea.
  • La enfermedad neumocócica puede provocar meningitis (infección de las cubiertas del cerebro y la médula espinal), infecciones de los oídos, senos paranasales y la sangre; neumonía, sordera y daño cerebral.
  • Aproximadamente 1 de cada 15 niños que presentan meningitis por neumococo morirán a causa de la infección.

Los niños generalmente contraen estas enfermedades a partir de otros niños o adultos, que ni siquiera podrían saber que están infectados. Una madre infectada con hepatitis B puede infectar a su bebé al nacer. El tétanos entra al cuerpo a través de un corte o una herida, no se propaga de una persona a otra.

Vacunas que protegen a su bebé de estas siete enfermedades:

Vacuna

Cantidad de dosis

Edades recomendadas

Otra información

DTPa (difteria, Tétanos, tos ferina)

5

2 meses, 4 meses, 6 meses, 15 a 18 meses, 4 a 6 años

Algunos niños reciben una vacuna llamada DT (difteria y tétanos) en lugar de una DTaP.

Hepatitis B

3

Al nacer, 1 a 2 meses, 6 a 18 meses

Polio

4

2 meses, 4 meses, 6 a 18 meses, 4 a 6 años

Se puede recomendar una dosis adicional de la vacuna contra la polio para viajar a ciertos países.

Hib (Haemophilus influenzae tipo b)

3 o 4

2 meses, 4 meses, (6 meses), 12 a 15 meses

Hay varias vacunas para el Hib. Con una de ellas, la dosis de 6 meses no es necesaria.

Antineumocócica (PCV13)

4

2 meses, 4 meses, 6 meses, 12 a 15 meses

Los niños mayores con determinadas afecciones también necesitan esta vacuna.

Su proveedor de atención médica podría ofrecer algunas de estas vacunas como vacunas combinadas; varias vacunas administradas en la misma inyección. Las vacunas combinadas son tan seguras y efectivas como las vacunas individuales y pueden significar menos inyecciones para su bebé.

2. Algunos niños no deben recibir ciertas vacunas

La mayoría de los niños pueden recibir sin problema todas estas vacunas. Pero hay algunas excepciones:

  • Un niño que tenga un ligero resfriado u otra enfermedad el día en que están programadas las vacunaciones puede recibirlas. A un niño que tenga una enfermedad de moderada a grave el día de las vacunaciones se le podría solicitar que regrese para que se las apliquen en una fecha posterior.
  • Cualquier niño que tuvo una reacción alérgica potencialmente mortal después de recibir una vacuna no debe recibir otra dosis de dicha vacuna. Notifíquele a la persona que está administrando las vacunas que su hijo ha tenido una reacción grave luego de alguna vacunación.
  • Un niño que tiene una alergia grave (potencialmente mortal) a una sustancia no debe recibir una vacuna que contenga esa sustancia. Notifíquele a la persona que le está administrando las vacunas a su hijo si éste tiene alguna alergia grave de la que usted esté al tanto.

Hable con su médico antes de que su hijo reciba:

La vacuna DTPa, si ha tenido cualquiera de estas reacciones después de una dosis previa de la vacuna DTPa:

  • Una enfermedad cerebral o del sistema nervioso dentro de los 7 días siguientes
  • Llanto inconsolable durante 3 horas o más
  • Una convulsión o desmayo
  • Fiebre de más de 105° F (40.5° C)

La vacuna PCV13 (antineumocócica conjugada), si su hijo alguna vez ha tenido una reacción grave después de una dosis de DTPa (u otra vacuna que contenga toxoide diftérico), o después de una dosis de PCV7, una vacuna antineumocócica anterior.

3. Riesgos de una reacción a una vacuna

Con cualquier medicina, incluso las vacunas, existe una probabilidad de que se presenten efectos secundarios.

Estos suelen ser leves y desaparecer por sí solos. La mayoría de las reacciones a las vacunas no son graves: sensibilidad, enrojecimiento o hinchazón donde se administró la inyección; o fiebre leve. Éstas suceden poco después de que se aplique la inyección y desaparecen al cabo de un día o dos. Se presentan con hasta aproximadamente la mitad de las vacunaciones, según la vacuna.

También es posible que se presenten reacciones graves, pero estas son poco frecuentes.

Las vacunas contra la polio, la hepatitis B y el Hib se han asociado con reacciones leves.

Las vacunas antineumocócicas y DTaP también se han asociado con otros problemas:

Vacuna DaTP

  • Problemas leves: irritabilidad (hasta 1 de cada 3 niños); cansancio o pérdida del apetito (hasta 1 de cada 10 niños); vómitos (hasta 1 de cada 50 niños); hinchazón de toda la pierna o el brazo de 1 a 7 días (hasta 1 de cada 30 niños), generalmente después de la 4ª o 5ª dosis.
  • Problemas moderados: convulsiones (1 de cada 14,000 niños); llanto inconsolable durante 3 horas o más (hasta 1 de cada 1,000 niños); fiebre de más de 105° F (1 de cada 16,000 niños).
  • Problemas graves: se ha informado de daño cerebral permanente, disminución del nivel de lucidez mental, coma y convulsiones prolongadas después de la vacuna DTPa. Estos informes son extremadamente infrecuentes.

Vacuna antineumocócica

  • Problemas leves: somnolencia o pérdida temporal del apetito (alrededor de 1 de cada 2 o 3 niños); irritabilidad (alrededor de 8 de cada 10 niños).
  • Problemas moderados: fiebre de 102.2° F o 38.8° C (alrededor de 1 de cada 20 niños).

Después de cualquier vacuna:

Cualquier medicamento puede causar una reacción alérgica grave. Dichas reacciones a raíz de una vacuna son muy infrecuentes (se calcula aproximadamente 1 en un millón de dosis) y sucedería de unos cuantos minutos a unas cuantas horas luego de la vacunación.

Como con cualquier medicamento, hay una muy remota posibilidad de que una vacuna cause una lesión grave o la muerte.

Siempre se está vigilando la seguridad de las vacunas. Para obtener mayor información, visite la página: www.cdc.gov/spanish/inmunizacion/index.htm.

4. ¿Qué pasa si hay una reacción grave?

¿Qué debo buscar?

  • Busque cualquier cosa que le preocupe, como signos de una reacción alérgica grave, fiebre muy alta o comportamiento inusual.

Los signos de una reacción alérgica grave pueden ser: urticaria, hinchazón de la cara y la garganta y dificultad para respirar. En bebés los signos de una reacción alérgica también pueden incluir fiebre, somnolencia y falta de interés en el alimento. En niños mayores los signos pueden incluir latidos cardíacos rápidos, mareos y debilidad. Generalmente estos empezarían desde unos pocos minutos hasta unas pocas horas después de la vacunación.

¿Qué debo hacer?

  • Si cree que es una reacción alérgica grave u otra emergencia que no puede esperar, llame al número local de emergencias (9-1-1 en los Estados Unidos) o lleve a la persona al hospital más cercano. De lo contrario, llame al médico.

Después de esto, la reacción se debe reportar al Sistema para Reportar Reacciones Adversas a las Vacunas (Vaccine Adverse Event Reporting System, VAERS). El médico debe registrar este informe o puede hacerlo usted mismo a través del sitio web de VAERS en www.vaers.hhs.gov/esub/reporte o llamando al 1-800-822-7967.

VAERS no da consejos médicos.

5. El Programa Nacional de Indemnización por Lesiones de Vacunas (National Vaccine Injury Compensation Program)

El Programa Nacional de Indemnización por Lesiones de Vacunas (VICP, por sus siglas en inglés) es un programa federal que se creó para compensar a las personas que puedan haber resultado lesionadas por ciertas vacunas.

Las personas que crean que han resultado lesionadas por una vacuna pueden conocer sobre el programa y sobre cómo presentar un reclamo llamando al 1-800-338-2382 o visitando el sitio web del VICP en www.hrsa.gov/vaccinecompensation/84521bookletspanish.pdf. Hay un límite de tiempo para presentar una reclamación de indemnización.

6. ¿Cómo puedo aprender más?

  • Pregúntele a su proveedor de atención médica. El profesional podrá darle el instructivo que viene con la vacuna o sugerirle otras fuentes de información.
  • Llame a la Secretaría de Salud local o al Ministerio de Salud estatal.

Póngase en contacto con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC):

  • Llame al 1-800-232-4636 (1-800-CDC-INFO).
  • Visite el sitio web de los CDC en www.cdc.gov/vaccines o www.cdc.gov/hepatitis.

[ ] [ ] [ ] [ ] [ ]

Referencias

Vaccine information statement: Your Child's First Vaccines. Centers for Disease Control and Prevention web site. Available at: www.cdc.gov/vaccines/hcp/vis/vis-statements/multi.html. Accessed November 12, 2015.

 

Publicidad