SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Cerrar
Regístrate y pregúntale al experto
Explica en pocas palabras tu situación o duda y luego llena tus datos para poder ayudarte mejor.
* Campo requerido
* ¿Como te gustaría ser contactado? (Elige una opción)
Telefono
GRACIAS por registrarte y enviar tu pregunta
Un experto se pondrá en contacto contigo en los próximos días.
¿Prefieres hablar directamente con un experto de Salud Univision y HolaDoctor?
Llama al 1-844 SEGURO3. Es gratis y confidencial.
* Solo para uso en Estados Unidos

Larva migratoria visceral

Por A.D.A.M. -

Definición

La larva migratoria visceral (LMV) es una infección en humanos con ciertos parásitos que se encuentran en los intestinos de perros y gatos.

Nombres alternativos

Infección parasitaria - larva migratoria visceral; LMV ; Toxocariasis; Larva migratoria ocular; Larva migratoria visceral

Causas

La LMV es causada por ascárides (parásitos) que se encuentran en los intestinos de perros y gatos.

Los huevos producidos por estos gusanos se encuentran en las heces de los animales infectados. Las heces se mezclan con la tierra. Los humanos pueden enfermarse si accidentalmente comen tierra que contenga los huevos. Esto puede suceder al comer frutas o verduras que estuvieron en contacto con el suelo infectado y que no fueron bien lavadas antes de consumirlas. Las personas también pueden resultar infectadas por comer hígado crudo de pollo, cordero o vaca.

Los niños pequeños con pica tienen un alto riesgo de contraer LMV. Pica es un trastorno que implica consumir elementos no comestibles como tierra o pintura. La mayoría de las infecciones en los Estados Unidos ocurre en niños que juegan en áreas que contienen tierra contaminada por heces de perro o gato, como los areneros.

Después de ingerir los huevos de los gusanos, estos eclosionan dentro del intestino. Los gusanos viajan por todo el cuerpo a diversos órganos, como los pulmones, el hígado y los ojos. También pueden viajar al cerebro y al corazón.

Síntomas

Las infecciones leves tal vez no causen síntomas.

Las infecciones más graves pueden causar los siguientes síntomas:

  • Dolor abdominal
  • Tos, sibilancias
  • Fiebre
  • Irritabilidad
  • Prurito cutáneo (urticaria)
  • Dificultad para respirar

En caso de producirse una infección en los ojos, puede presentarse estrabismo y pérdida de la visión.

Pruebas y exámenes

Por lo general, las personas con LMV buscan atención médica si tienen tos, fiebre, sibilancias y otros síntomas. También pueden presentar una inflamación del hígado ya que es el órgano más afectado.

El proveedor de atención médica le hará un examen físico y le hará preguntas sobre los síntomas. Si hay sospechas de LMV, se pueden hacer algunos exámenes incluyendo:

  • Conteo sanguíneo completo 
  • Exámenes de sangre para detectar anticuerpos contra Toxocara

Tratamiento

Esta infección por lo general desaparece de manera espontánea y es posible que no requiera tratamiento. Algunas personas necesitan tomar medicamentos antiparasitarios.

Expectativas (pronóstico)

Las infecciones graves que involucren el cerebro o el corazón pueden ocasionar la muerte, aunque esto es poco común.

Posibles complicaciones

Las siguientes complicaciones pueden presentarse a causa de la infección:

  • Ceguera
  • Empeoramiento de la vista
  • Encefalitis (infección del cerebro)
  • Problemas con el ritmo cardiaco
  • Dificultad para respirar

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con su proveedor si presenta cualquiera de los siguientes síntomas:

  • Tos
  • Dificultad respiratoria
  • Problemas oculares
  • Fiebre
  • Erupción cutánea

Se necesita un examen médico completo para descartar la presencia de LMV. Muchas afecciones provocan síntomas similares.

Prevención

La prevención incluye desparasitar a perros y gatos e impedir que estos defequen en áreas públicas. Los niños se deben mantener lejos de las áreas donde perros y gatos puedan defecar.

Es muy importante lavarse bien las manos después de manipular tierra o de tocar perros o gatos. Enséñeles a los niños a lavarse las manos muy bien después de estar al aire libre o después de tocar estos animales.

NO consuma hígados crudos de pollo, cordero o vaca.

Referencias

Hotez PJ. Parasitic nematode infections. In: Cherry JD, Harrison GJ, Kaplan SL, Steinbach WJ, Hotez PJ, eds. Feigin and Cherry's Textbook of Pediatric Infectious Diseases. 7th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2014:chap 225.

Kim K, Weiss LM, Tanowitz HB. Parasitic infections. In: Broaddus VC, Mason RJ, Ernst JD, et al, eds. Murray and Nadel's Textbook of Respiratory Medicine. 6th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 39.

Nash TE. Visceral larvae migrans and other uncommon helminth infections. In: Bennett JE, Dolin R, Blaser MJ, eds. Mandell, Douglas, and Bennett's Principles and Practice of Infectious Diseases. 8th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2015:chap 292.

 

Publicidad