SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Enfermedad de Ménière

Por A.D.A.M. -

Nombres alternativos

Hidropesía; Hidropesía endolinfática

Descripción

Usted ha consultado con su médico a causa de la enfermedad de Ménière. Durante los ataques de esta enfermedad, usted puede tener vértigo o la sensación de que está dando vueltas. También puede tener pérdida auditiva (generalmente en un oído) y zumbidos o rugidos en el oído afectado, llamados tinitus.

Durante los ataques, algunas personas descubren que el reposo en cama les ayuda a aliviar los síntomas de vértigo. El médico puede recetar medicamentos como diuréticos o antihistamínicos para ayudar. La cirugía puede usarse en algunos casos con síntomas persistentes, aunque esto tiene riesgos y rara vez se recomienda.

No existe cura para la enfermedad de Ménière. Sin embargo, hacer algunos cambios de estilo de vida puede ayudar a prevenir o reducir los ataques.

Dieta

Consumir una dieta baja en sal (sodio) ayuda a reducir la presión del líquido en el oído interno. Esto puede ayudar a controlar los síntomas de la enfermedad de Ménière. El médico puede recomendar que reduzca a 1500-2000 mg de sodio por día. Esto es aproximadamente ¾ de una cucharadita de sal.

Empiece por quitar el salero de la mesa y no le agregue más sal a los alimentos. Usted obtiene mucha de los alimentos que consume.

Estos consejos pueden ayudarle a reducir la sal extra de su dieta.

Cuando vaya de compras, busque opciones saludables que sean naturalmente bajas en sal, como:

  • Frutas o verduras frescas o congeladas.
  • Carne de res, pollo, pavo y pescado fresca o congelada. Tenga en cuenta que a menudo se le agrega sal al pavo relleno, así que asegúrese de leer la etiqueta.

Aprenda a leer las etiquetas.

  • Revise todas las etiquetas para ver cuánta sal hay en cada porción del alimento. Un producto con menos de 100 mg de sal por porción es bueno.
  • Los ingredientes aparecen en lista en el orden de la cantidad que contiene el alimento. Evite los alimentos que tengan sal encabezando la lista de ingredientes.
  • Busque estas palabras: bajo en sodio, libre de sodio, sin sal agregada, con contenido reducido de sodio o sin sal.

Los alimentos a evitar son:

  • La mayoría de alimentos enlatados, a menos que la etiqueta diga bajo en sal o sin sodio. Los alimentos enlatados a menudo contienen sal para preservar el color del alimento y para mantenerlo de aspecto fresco.
  • Alimentos procesados, tales como carnes curadas o ahumadas, tocino, perros calientes, salchichas, mortadela, jamón y salami.
  • Alimentos empacados tales como mezclas de arroz y macarrones con queso.
  • Anchoas, aceitunas, encurtidos y chucrut.
  • Salsas de soya y Worcestershire.
  • Jugos de tomate y otras verduras.
  • La mayoría de los quesos.
  • Muchos aderezos para ensaladas y mezclas de aderezos para ensaladas que vienen embotellados.
  • La mayoría de los alimentos para refrigerios como patatas (papas) fritas o galletas saladas.

Cuando cocine y coma en casa:

  • Reemplace la sal con otros condimentos. La pimienta, el ajo, las hierbas y el limón son buenas opciones.
  • Evite las mezclas de especias envasadas. A menudo contienen sal.
  • Use polvo de ajo y cebolla y no sal de ajo y cebolla.
  • No coma alimentos que contengan glutamato monosódico (GMS).
  • Reemplace su salero con una mezcla de condimentos sin sal.
  • Use aceite y vinagre en las ensaladas. Agregue hierbas frescas o secas.
  • Coma frutas frescas o sorbete de postre.

Cuando salga a comer:

  • Quédese con alimentos al vapor, a la plancha, al horno, hervidos y asados a la parrilla sin sal, salsas o quesos agregados.
  • Si piensa que el restaurante podría utilizar GMS, solicíteles que no se lo agreguen a su pedido.

Trate de comer la misma cantidad de alimento y beber la misma cantidad de líquido a la misma hora todos los días. Esto puede ayudar a reducir los cambios en el equilibrio de líquidos en el oído.

Otros cambios de estilo de vida

  • Algunos medicamentos de venta libre, como antiácidos y laxantes, contienen mucha sal. Si necesita estos medicamentos, pregúntele al médico o al farmacéutico qué marcas contienen poca o ninguna sal.
  • Los filtros de agua caseros le agregan sal al agua. Si tiene uno, reduzca la cantidad de agua del grifo que bebe. Beba agua embotellada en vez de esto.
  • Evite la cafeína y el alcohol, los cuales pueden empeorar los síntomas.
  • Si fuma, deje de hacerlo. Dejar de fumar puede ayudar a reducir los síntomas.
  • Algunas personas descubren que controlar los síntomas de alergias y evitar factores desencadenantes de éstas ayuda a disminuir los síntomas de la enfermedad de Ménière.
  • Duerma bien y tome medidas para reducir el estrés.

Medicamentos

Para algunas personas, la alimentación sola no será suficiente. Si es necesario, el médico también puede darle píldoras (diuréticos) para ayudar a reducir el líquido en su cuerpo y la presión de éste en el oído interno. Usted debe someterse a exámenes de control regulares y análisis de laboratorio de acuerdo con las sugerencias del médico. También le pueden recetar antihistamínicos. Estos medicamentos pueden causarle somnolencia, así que debe tomarlos primero cuando no tenga que conducir o estar despierto para tareas importantes.

Cirugía

Si la cirugía se recomienda para su afección, no olvide hablar con el cirujano respecto a cualquier restricción específica que tenga después de la operación.

Cuándo llamar al médico

Llame al médico si tiene síntomas de la enfermedad Ménière o si los síntomas empeoran. Estos incluyen pérdida auditiva, zumbido en los oídos o vértigo.

Referencias

Crane BT, Schessel DA, Nedzelski J, Minor LB. Peripheral Vestibular Disorders. In: Flint PW, Haughey BH, Lund VJ, Niparko JK, Richardson MA: Cummings Otolaryngology: Head & Neck Surgery, 5th ed. Philadelphia, Pa: Mosby Elsevier; 2010: chap 165.

Derebery MJ, Berliner KI. Allergy and its relation to Ménière's disease. Otolaryngol Clin North Am. 2010; 43(5):1047-58.

Syed I, Aldren C. Ménière's disease: an evidence based approach to assessment and management. Int J Clin Pract. 2012; 66(2):166-70.

 

Publicidad