SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Disfunción del nervio tibial

Por A.D.A.M. -

Definición

Es una pérdida del movimiento o la sensibilidad en el pie debido a daño en el nervio tibial.

Nombres alternativos

Neuropatía del nervio tibial posterior; Síndrome del túnel tarsiano

Causas

La disfunción del nervio tibial es una forma inusual de neuropatía periférica y ocurre cuando hay daño al nervio tibial. Este nervio es una de las ramificaciones inferiores del nervio ciático de la pierna. Suministra el movimiento y la sensibilidad a la pantorrilla y los músculos del pie.

Un problema en el funcionamiento de un solo grupo de nervios, como el nervio tibial, se denomina mononeuropatía. Las causas usuales son:

  • Traumatismo directo.
  • Presión prolongada sobre el nervio por un largo período
  • Presión sobre el nervio por estructuras corporales cercanas.

El atrapamiento crea presión sobre el nervio cuando pasa a través de una estructura angosta.

El daño puede destruir la vaina de mielina del nervio que protege y aísla el nervio o parte de la neurona (el axón). Este daño reduce o impide el movimiento de señales a través del nervio.

El nervio tibial a menudo se lesiona por presión a raíz de un ligamento sobre la parte interna del tobillo. Una lesión o enfermedad de estructuras cercanas a la rodilla también puede dañar el nervio tibial. Este nervio también se puede ver afectado por enfermedades, como la diabetes, las cuales dañan muchos nervios.

En algunos casos, no se puede encontrar ninguna causa.

Síntomas

Los síntomas pueden incluir cualquiera de los siguientes:

  • Cambios en la sensibilidad en la parte inferior del pie y los dedos del pie, incluso sensación de ardor, entumecimiento, hormigueo u otra sensación anormal
  • Dolor en la parte inferior del pie y en los dedos del pie
  • Debilidad de los músculos del pie
  • Debilidad de los dedos del pie o del tobillo

En casos graves, los músculos del pie son muy débiles y el pie se puede deformar.

Pruebas y exámenes

Su proveedor de atención médica examinará sus piernas y le hará preguntas sobre sus síntomas.

Durante el examen, su proveedor puede encontrar las siguientes señales en usted:

  • Incapacidad para curvar los dedos del pie, flexionar el pie hacia abajo o girar el tobillo hacia adentro
  • Debilidad en el tobillo, pie o dedos del pie

Los exámenes para la disfunción del nervio tibial pueden incluir:

Los exámenes también pueden incluir pruebas de sangre y de imagenología, como ecografías o resonancias magnéticas.

Tratamiento

El objetivo apunta al restablecimiento de la sensibilidad y la fuerza en el pie y los dedos del pie. En algunos casos, no se requiere tratamiento y las personas se recuperan por sí solas. La pérdida grave de la sensibilidad puede llevar a que se presenten llagas (úlceras) e infecciones en el pie y en los dedos.

La cirugía para agrandar el túnel tarsal o transferir el nervio ayuda a reducir la presión en el nervio tibial. Esto puede ayudar a algunas personas.

Los analgésicos de venta libre pueden servir para el dolor leve. Se pueden recetar otros medicamentos para ayudar a controlar el dolor grave.

Los ejercicios de fisioterapia pueden ayudar a algunas personas a mantener la fuerza muscular.

Se puede recomendar un cambio o reentrenamiento en el trabajo.

Expectativas (pronóstico)

Es posible recuperarse completamente si la causa de la disfunción del nervio tibial se encuentra y se trata exitosamente. Algunas personas pueden tener una pérdida de movimiento o sensibilidad parcial o completa. La neuralgia puede ser muy molesta y durar mucho tiempo.

Posibles complicaciones

Si no se trata, la disfunción del nervio tibial puede provocar lo siguiente:

  • Deformidad en el pie (de leve a grave).
  • Pérdida del movimiento en los dedos del pie (parcial o completa).
  • Lesión del pie recurrente o inadvertida.
  • Pérdida de la sensibilidad en el pie o los dedos (parcial o completa).

Cuándo contactar a un profesional médico

Llame a su proveedor de atención médica si se presentan los síntomas de disfunción del nervio tibial. El diagnóstico y tratamiento oportunos incrementan la probabilidad de controlar los síntomas.

Prevención

Las medidas preventivas varían según la causa de los daños al nervio.

Referencias

Katitji B, Koontz D. Disorders of the peripheral nerves. In: Daroff RB, Fenichel GM, Jankovic J, Mazziotta JC. Bradley's Neurology in Clinical Practice. 6th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2012:chap 76.

Shy ME. Peripheral neuropathies. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman-Cecil Medicine. 25th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 420.

 

Publicidad