SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Disciplina

Por A.D.A.M. -

Definición

Todos los niños se portan mal alguna vez. Como padre, debe decidir cómo responderá. Su hijo necesita reglas para entender cómo comportarse.

La disciplina incluye tanto castigos como recompensas. Cuando disciplina a sus hijos, está enseñándoles cuál es un buen comportamiento y cuál no es un buen comportamiento. La disciplina es importante para:

  • Proteger a los niños de daños
  • Enseñarles auto disciplina
  • Desarrollar buenas habilidades sociales

Nombres alternativos

Castigo; Establecimiento de límites; Educación de los niños

Información

Cada padre tiene su propio estilo de paternidad. Es posible que usted sea estricto o relajado. La clave es:

  • Establecer expectativas claras
  • Ser consistente
  • Ser cariñoso

Recompense el buen comportamiento. Tanto como pueda, intente enfocarse en lo positivo. Deje saber a sus hijos que se siente complacido cuando se comportan de la manera que usted quiere. Al mostrar su aprobación, usted exhorta el buen comportamiento y ayuda a desarrollar su autoestima.

Deje que las consecuencias naturales le enseñen a su hijo. Aunque no es fácil, no siempre debe evitar que pasen cosas malas. Si su hijo está frustrado con un juguete y lo rompe, deje que aprenda que ya no tiene más ese juguete para jugar.

Siempre considere la edad del niño al establecer límites o castigos. NO espere más de su hijo de lo que su hijo puede hacer. Por ejemplo, un niño pequeño o puede controlar el impulso de tocar las cosas. En lugar de darle instrucciones para no tocar, retire los objetos delicados de su alcance. Si usted utiliza el aislamiento temporal, ponga a su hijo en aislamiento temporal durante un minuto por cada año de edad. Por ejemplo, ponga a su hijo de 4 años en aislamiento temporal por 4 minutos.

Sea claro. Diga a su hijo con anticipación que hará para disciplinarlo. NO lo invente en el calor del momento. Diga a su hijo qué comportamiento necesita cambiar y qué hará usted si no lo cambia.

Diga a su hijo exactamente qué espera de él. En lugar de decir "Tu cuarto está desordenado", diga al niño qué debe recoger o limpiar. Por ejemplo, dija a su hijo que guarde los juguetes y haga la cama. Explique qué castigo tendrá si no arregla su cuarto.

NO discuta. Una vez establece las expectativas, no se deje arrastrar a una discusión sobre lo que es justo. NO continúe defendiéndose una vez ha expresado lo que quiere. Recuerde a su hijo las reglas que ha establecido y déjelo así.

Sea coherente. NO cambie las reglas o los castigos al azar. Si más de un adulto está disciplinando al niño, trabajen juntos. Es confuso para su hijo cuando uno de los encargados del cuidado acepta ciertos comportamientos, pero el otro lo castiga por el mismo comportamiento. Su hijo podría aprender a poner a un adulto en contra del otro.

Muestre respeto. Trate a su hijo con respeto. Al respetar a su hijo, crea confiaza. Compórtese como quiere que su hijo se comporte.

Cumpla con la disciplina. Si le dice a su hijo que perderá si tiempo para ver televisión hoy si golpea, esté preparado para apagar la televisión durante el día.

NO haga grandes amenazas de castigos que nunca cumplirá. Cuando ameaza con un castigo pero no lo cumple, su hijo aprende que usted no cumplirá lo que dice.

En lugar de eso, elija castigos que puede y está dispuesto a cumplir. Por ejemplo, si sus hijos están peleando, diga: "Las peleas deben parar ahora, si no paran, no iremos al cine". Si sus hijos no dejan de pelear, NO vaya al cie. Sus hijos aprenderá que usted cumplirá lo que ofrece.

Sea calmado, amigable y firme. Un niño puede estar enojado, lloroso o triste o podría iniciar una rabieta. Mientras más calmado sea su comportamiento, es más probable que su hijo modele su comportamiento según el suyo. Si le pega o lo golpea, está mostrándoles que es aceptable resolver los problemas con violencia.

Busque patrones. ¿Su hijo siempre se molesta y se porta mal por lo mismo o en la misma situación? Si entiende lo que desencadena el comportamiento de su hijo, es posible que pueda evitarlo o prevenirlo.

Sepa cuándo disculparse. Recuerde que ser padre es un trabajo difícil. Algunas veces perderá el control y no se portará bien. Cuando esto sucede, discúlpese con su hijo. Déjele saber que responderá de forma diferente la próxima vez.

Ayude a su hijo con las rabietas. Deje que su hijo exprese sus sentimientos, pero al mismo tiempo, ayúdelos a enfrentar la ira y la frustración sin un comportamiento violento o agresivo. Aquí le damos unos consejos sobre cómo enfrentar las rabietas:

  • Cuando observe que el niño está comenzando a exaltarse, intente desviar su atención hacia una actividad nueva.
  • Si la distracción no funciona, ignore al niño. Cada vez que reaccione ante una rabieta, está recompensando el comportamiento negativo con atención adicinal. Regañarlo, castigarlo e incluso tratar de razonar con el niño puede solo motivarlo a que sobreactúe más.
  • Si está en público, simplemente retire al niño de la discusión o del alboroto. Espere a que se calme antes de reanudar las actividades.
  • Si la rabieta incluye golpear, morder u otro comportamiento agresivo. NO lo ignore. Diga al niño que el comportamiento no será toleardo. Aleje al niño por unos minutos.
  • Recuerde, los niños no pueden entender muchas explicaciones. NO intente razonar. Imponga el castigo de inmediato. Si espera, el niño no relacionará el castigo con el comportamiento.
  • NO ceda ante sus reglas durante la rabieta. Si usted cede, su hijo habrá aprendido que las rabietas funcionan.

Lo que debe saber acerca de las nalgadas. Los expertos han descubierto que las nalgadas:

  • Pueden hacer que los niños sean más agresivos
  • Pueden salirse de control y el niño puede resultar lastimado
  • Enseña a los niños que está bien lastimar a alguien que aman
  • Enseña a los niños a tener miedo a sus padres
  • Enseña a los niños a evitar que los atrapen, en lugar de aprender a comportarse mejor
  • Puede reforzar el mal comportamiento en los niños que lo hacen solo para llamar la atención. Incluso la atención negativa es mejor que nada de atención.

Cuándo debe buscar ayuda. Si ha intentado muchas técnicas de paternidad, pero las cosas no van bien con su hijo, es una buena idea hablar con el proveedor de atención médica de salud del niño.

También debe hablar con el proveedor de su hijo para saber si su hijo:

  • Le falta el respeto a todos los adultos
  • Siempre está peleando con todos
  • Parece estar deprimido o triste
  • Parece no tener amigos ni actividades que disfrute

Referencias

American Academy of Child and Adolescent Psychiatry. Discipline. No. 43; updated September 2008. Available at: www.aacap.org/AACAP/Families_and_Youth/Facts_for_Families/FFF-Guide/Discipline-043.aspx. Accessed November 14, 2013.

American Academy of Child and Adolescent Psychiatry. Policy Statement on Corporal Punishment. July 20, 2012. Available at: www.aacap.org/aacap/Policy_Statements/2012/Policy_Statement_on_Corporal_Punishment.aspx. Accessed December 10, 2014.

American Academy of Pediatrics. Healthy Children.org. Disciplining Your Child. Last updated: 10/10/2014. Available at: www.healthychildren.org/English/family-life/family-dynamics/communication-discipline/Pages/Disciplining-Your-Child.aspx. Accessed December 10, 2014.

Canadian Paediatric Society. Psychological Paediatrics Committee. Effective discipline for children. Paediatr Child Health. Jan 2004;9(1):37-50. PMID: 19654979 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/19654979.

 

Publicidad