SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Diferenciación sexual

Por A.D.A.M. -
VISTA RÁPIDA

El sexo de un bebé queda determinado en el momento de la concepción. Cuando el bebé es concebido, un cromosoma del espermatozoide, que puede ser X o Y, se fusiona con el cromosoma X en el óvulo, y eso determina si el bebé será niña o niño. Dos X significan que el bebé será una niña, y la combinación XY significa que será un niño.

Pero, aun cuando el sexo queda determinado en la concepción, el feto no desarrolla los órganos sexuales externos hasta el cuarto mes de embarazo.

Veamos qué pasa siete semanas después de la concepción. En la vista frontal no se puede diferenciar el sexo del feto; no se sabe si es varón o mujer.

Durante las cinco semanas siguientes, el feto comienza a producir hormonas que hacen que sus órganos sexuales crezcan y se transformen en órganos masculinos o femeninos. Este proceso se llama diferenciación sexual.

Todavía no sabemos cuál es el sexo de este feto, así que por el momento tendremos que hablar en términos hipotéticos... si el feto es varón, producirá hormonas llamadas andrógenos, que harán que sus órganos sexuales se formen de esta manera...

Por otro lado, si el feto es mujer, no producirá andrógenos, producirá estrógenos... entonces sus órganos sexuales se formarán de esta manera...

Ahora observemos nuevamente algo que quizás hayan pasado por alto. A las siete semanas, los órganos sexuales masculinos y femeninos se ven idénticos. Agreguemos algunos detalles para ver qué ocurre durante la diferenciación sexual. Presten atención al tubérculo genital.

¿Vieron eso? El tubérculo genital formó el pene en el varón, (pausa) y el clítoris en la mujer.

El pene y el clítoris se llaman análogos sexuales (pausa) porque se originan de la misma estructura.

 

Publicidad