SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Cuentas de ahorros para gastos de atención médica

Por A.D.A.M. -

Descripción

Conforme los seguros de salud cambian, los gastos de bolsillo siguen creciendo. Con las cuentas especiales de ahorros, usted puede apartar dinero exento de impuestos para sus gastos de atención médica. Esto significa que no pagará impuestos, o pagará impuestos reducidos, sobre el dinero que tenga en las cuentas.

Nombres alternativos

Cuentas de ahorros para gastos de salud; Cuentas de gastos flexibles; Cuentas de ahorros médicos; Plan de reembolso para la salud; HSA; MSA; Archer MSA; FSA; HRA

Tipos de cuentas

Las siguientes opciones pueden estar disponibles para usted:

  • Cuenta de ahorros para gastos de salud (Health Savings Account, HSA)
  • Cuenta de ahorros médicos (Medical Savings Account, MSA)
  • Plan de gastos flexibles (Flexible Spending Arrangement, FSA)
  • Plan de reembolso para la salud (Health Reimbursement Arrangement, HRA)

Su empleador puede proporcionar estas opciones, y usted puede abrir algunas de ellas individualmente. Todos los años crece la cantidad de personas que están utilizando estas cuentas.

Las cuentas son aprobadas o reguladas por el Servicio de Rentas Internas (Internal Revenue Service, IRS). Las cuentas varían en cuanto a la cantidad de dinero que puede ahorrar y la forma en la que se utilizarán los fondos.

Cuentas de ahorros para gastos de salud (HSA)

Una HSA es una cuenta de banco que se utiliza para ahorrar dinero para gastos médicos. La cantidad que usted puede apartar cambia de un año a otro. Algunos empleadores aportan también dinero a su HSA. Usted puede conservar el dinero en su cuenta por todo el tiempo que quiera. En 2014, el límite de aportación fue de $3,300 para una sola persona.

Un banco o una compañía de seguros normalmente guardan el dinero por usted. Estos se denominan fideicomisarios o custodios de HSA. Su empleador puede tener información sobre ellos disponible para usted. Si su empleador administra la cuenta, usted podría utilizar dinero antes de impuestos en ella. Si usted abre una por su cuenta, puede deducir los gastos cuando declare sus impuestos.

Con las HSA, usted puede:

  • Solicitar una deducción de impuestos sobre los ahorros
  • Recibir intereses exentos de impuestos
  • Deducir los gastos médicos calificados que pague
  • Transferir la HSA a un nuevo empleador o a usted mismo si cambia de empleo

Adicionalmente, usted puede transferir fondos no utilizados al año siguiente. Luego de cumplir 65 años de edad, usted puede retirar los ahorros de su HSA para gastos no médicos sin multas.

Las personas que tienen planes de salud de deducible alto (HDHP, por sus siglas en inglés) califican para una HSA. Los HDHP tienen mayores deducibles que otros planes. Para ser considerado un HDHP, su plan tiene que tener deducibles que alcancen una cierta cantidad en dólares. Para 2015, esta cantidad es más de $1,300 para una sola persona. La cantidad cambia ligeramente todos los años.

Cuentas de ahorros médicos (MSA)

Las MSA son cuentas muy similares a las HSA. Sin embargo, las MSA son para personas que trabajan por cuenta propia y empleados de pequeñas empresas (menos de 50 empleados) y sus cónyuges. La cantidad que usted aparta depende de su ingreso anual y del deducible de su plan de salud.

Al igual que con una HSA, un banco o una aseguradora guardan sus ahorros. Sin embargo, con las MSA no está permitido que tanto usted como su empleador aporten dinero a la cuenta en el mismo año; solo uno puede hacerlo.

Con las MSA, usted puede:

  • Solicitar una deducción de impuestos sobre los ahorros
  • Recibir intereses exentos de impuestos
  • Deducir los gastos médicos calificados que pague
  • Transferir la MSA a un nuevo empleador o a usted mismo si cambia de empleo

Plan de gastos flexibles (FSA)

Una FSA es una cuenta de ahorros antes de impuestos que ofrece un empleador para cualquier tipo de plan de salud. El dinero se puede utilizar para reembolsarlo por gastos médicos. Las personas que trabajan por cuenta propia no pueden abrir una FSA.

Con una FSA, usted acepta que su empleador deposite parte de su salario antes de impuestos en una cuenta. Su empleador también puede aportar a la cuenta, y esta no es parte de sus ingresos brutos.

No es necesario presentar documentos tributarios para su FSA. Cuando usted toma dinero de la cuenta para un gasto médico calificado, este dinero está libre de impuestos. Al igual que una línea de crédito, usted puede utilizar la cuenta antes de que se hayan depositado fondos en la cuenta.

Los fondos que no se utilicen no se transferirán al año siguiente. Por lo tanto, usted perderá cualquier cantidad que deposite en su cuenta si no la utiliza antes del final del año. Usted tampoco puede llevarse consigo una FSA si cambia de empleo.

Plan de reembolso para la salud (HRA)

Un HRA es un plan simple que ofrece un empleador para cualquier tipo de plan de salud. No requiere una cuenta de banco separada ni declaraciones de impuestos. Este tipo de cuenta no conlleva ninguna ventaja fiscal.

Su empleador aporta una cantidad de su elección y determina las características del plan. Su empleador decide qué gastos médicos de bolsillo califican y ofrece reembolsos por esos gastos cuando usted recibe atención médica. Se puede establecer un HRA para cualquier tipo de plan de salud.

Si cambia de empleo, no se lleva con usted los fondos del HRA. Así como las HSA están asociadas con usted, los HRA están asociados con su empleador.

Referencias

Internal Revenue Service. Health Savings Accounts and Other Tax-Favored Health Plans. www.irs.gov/pub/irs-pdf/p969.pdf. Accessed September 18, 2015.

US Department of the Treasury. Health Savings Accounts (HSA). www.treasury.gov/resource-center/faqs/taxes/pages/health-savings-accounts.aspx. Accessed September 18, 2015.

 

Publicidad