SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Cerrar
Regístrate y pregúntale al experto
Explica en pocas palabras tu situación o duda y luego llena tus datos para poder ayudarte mejor.
* Campo requerido
* ¿Como te gustaría ser contactado? (Elige una opción)
Telefono
GRACIAS por registrarte y enviar tu pregunta
Un experto se pondrá en contacto contigo en los próximos días.
¿Prefieres hablar directamente con un experto de Salud Univision y HolaDoctor?
Llama al 1-844 SEGURO3. Es gratis y confidencial.
* Solo para uso en Estados Unidos

Aneurisma de la aorta torácica

Por A.D.A.M. -

Definición

Un aneurisma es una dilatación o ensanchamiento anormal de una porción de una arteria, debido a una debilidad de la pared del vaso sanguíneo.

Un aneurisma de la aorta torácica se presenta en la parte de la mayor arteria del cuerpo (la aorta) que pasa a través del tórax. 

Nombres alternativos

Aneurisma aórtico torácico; Aneurisma sifilítico; Aneurisma en la aorta torácica

Causas

La causa más común del aneurisma de la aorta torácica es el endurecimiento de las arterias. La afección es más común en personas con colesterol alto, hipertensión arterial prolongada o que fuman.

Otros factores de riesgo para un aneurisma torácico abarcan:

  • Cambios causados por la edad
  • Trastornos del tejido conectivo como el síndrome de Marfan o el síndrome de Ehlers-Danlos
  • Inflamación de la aorta
  • Lesión por caídas o accidentes automovilísticos
  • Sífilis

Síntomas

Los aneurismas se desarrollan lentamente durante muchos años. La mayoría de las personas no tiene ningún síntoma hasta que el aneurisma empieza a filtrarse o expandirse.

Los síntomas con frecuencia empiezan de manera repentina cuando:

  • El aneurisma crece rápidamente.
  • El aneurisma se abre (lo que se llama ruptura).
  • La sangre se filtra a lo largo de la pared de la aorta (disección aórtica).

Si el aneurisma ejerce presión sobre estructuras cercanas, se pueden presentar los siguientes síntomas:

  • Ronquera
  • Problemas para deglutir
  • Respiración chillona (estridor)
  • Hinchazón en el cuello

Otros síntomas pueden abarcar:

  • Dolor torácico o de espalda
  • Piel húmeda y pegajosa
  • Náuseas y vómitos
  • Frecuencia cardíaca rápida
  • Sensación de muerte inminente

Pruebas y exámenes

El examen físico a menudo es normal, a menos que se haya presentado una ruptura o escape.

La mayoría de los aneurismas aórticos torácicos se detectan por medio de exámenes realizados por otras razones. Estos exámenes abarcan: una radiografía del tórax, una ecocardiografía o una resonancia magnética o tomografía computarizada del tórax. Una tomografía computarizada del tórax muestra el tamaño de la aorta y la ubicación exacta del aneurisma.

Por medio de una aortografía (una serie especial de imágenes radiográficas que se toman cuando se inyecta un medio de contraste dentro de la aorta), se pueden identificar el aneurisma y cualquiera de las ramificaciones de la aorta que puedan estar comprometidas.

Tratamiento

Hay un riesgo de que el aneurisma se pueda abrir (romper) si no se realiza una cirugía para repararlo.

El tratamiento depende de la localización del aneurisma. La aorta se compone de 3 partes:

  • La primera parte va hacia arriba en dirección a la cabeza y se denomina aorta ascendente.
  • La parte media es curva y se denomina cayado aórtico.
  • La última parte va hacia abajo en dirección a los pies y se denomina aorta descendente.

Para los pacientes con aneurismas de la aorta ascendente o el cayado aórtico:

  • Se recomienda cirugía para reemplazar la aorta si un aneurisma tiene más de 5 a 6 centímetros.
  • Se hace una incisión en la mitad del esternón.
  • La aorta se reemplaza con un injerto de tela o de plástico.
  • Se trata de una cirugía mayor que requiere un sistema de circulación extracorporal.

Para los pacientes con aneurismas de la aorta torácica descendente:

  • Se realiza una cirugía mayor para reemplazar la aorta con un injerto de tela si el aneurisma tiene más de 6 centímetros.
  • Esta cirugía se hace a través de una incisión en el lado izquierdo del tórax, la cual puede llegar hasta el abdomen.
  • La endoprótesis (stent) vascular es una opción menos invasiva. Un stent es un tubo diminuto de metal o plástico que se usa para mantener una arteria abierta. Los stent se pueden poner dentro del cuerpo sin hacer incisiones en el pecho. Sin embargo, no todas las personas con aneurismas de la aorta torácica descendente son candidatos para colocarles un stent.

Expectativas (pronóstico)

El pronóstico a largo plazo para pacientes con aneurisma de la aorta torácica depende de otros problemas de salud, como cardiopatía, hipertensión arterial y diabetes. Estos problemas pueden haber causado o contribuido a la afección.

Posibles complicaciones

Las complicaciones serias que se presentan después de una cirugía aórtica pueden ser:

  • Sangrado
  • Infección del injerto
  • Ataque cardíaco
  • Latidos cardíacos irregulares
  • Daño renal
  • Parálisis
  • Accidente cerebrovascular

La muerte poco después de la operación ocurre en 5% a 10% de los pacientes.

Las complicaciones después de la colocación de un stent o endoprótesis vascular para aneurisma abarcan daño a los vasos sanguíneos que irrigan la pierna, lo cual puede requerir otra operación.

Cuándo contactar a un profesional médico

Coméntele a su proveedor de atención médica si tiene:

  • Antecedentes familiares de trastornos del tejido conectivo (como el síndrome de Marfan o el síndrome de Ehlers-Danlos)
  • Molestia en el pecho o en la espalda

Prevención

Para prevenir la ateroesclerosis:

  • Controle la presión arterial y los niveles de lípidos en la sangre.
  • NO fume.
  • Consuma una alimentación saludable.
  • Haga ejercicio regularmente.

Referencias

Acher CW, Wynn M. Thoracic and thoracoabdominal aneurysms: open surgical treatment. In: Cronenwett JL, Johnston KW, eds. Rutherford's Vascular Surgery. 8th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2014:chap 135.

Braverman AC. Diseases of the aorta. In: Mann DL, Zipes DP, Libby P, Bonow RO, Braunwald E, eds. Braunwald's Heart Disease: A Textbook of Cardiovascular Medicine. 10th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2015:chap 57.

Lederle FA. Diseases of the aorta. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman's Cecil Medicine. 25th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 78.

Singh MJ, Makaroun MS. Thoracic and thoracoabdominal aneurysms: endovascular treatment. In: Cronenwett JL, Johnston KW, eds. Rutherford's Vascular Surgery. 8th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2014:chap 136.

 

Publicidad