SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Miomas uterinos

Por A.D.A.M. -

Definición

Son tumores que crecen en la matriz de la mujer (útero). Estos crecimientos normalmente no son cancerosos (son benignos).

Tumores fibroides

Nombres alternativos

Fibroides; Fibromioma; Leiomioma; Mioma

Causas

Los miomas uterinos son comunes. Hasta 1 de cada 5 mujeres puede tener miomas durante sus años de fertilidad. La mitad de todas las mujeres tiene miomas hacia los 50 años.

Los miomas son infrecuentes en mujeres menores de 20 años. Son más comunes en mujeres afroamericanas que en mujeres de raza blanca.

Nadie sabe exactamente qué causa los miomas. Se cree que son ocasionados por:

  • Hormonas del cuerpo.
  • Genes (pueden ser hereditarios; es decir, pasar de padres a hijos).

Los miomas uterinos pueden ser tan diminutos que se necesita un microscopio para verlos. También pueden alcanzar un gran tamaño. Pueden llenar todo el útero y pesar varias libras. Aunque es posible que sólo se desarrolle 1 mioma uterino, en la mayoría de los casos hay más de 1.

Los miomas pueden crecer:

  • En la pared muscular del útero (miometriales)
  • Justo bajo la superficie del revestimiento uterino (submucosos)
  • Justo bajo la cubierta externa del útero (subserosos)
  • En un tallo o pedúnculo largo en la parte externa del útero o dentro de la cavidad del útero (pediculados)

Síntomas

Los síntomas más comunes de los miomas uterinos son:

  • Sangrado entre periodos.
  • Sangrado menstrual abundante, a veces con coágulos de sangre.
  • Periodos menstruales que pueden durar más de lo normal.
  • Necesidad de orinar con mayor frecuencia.
  • Retorcijones (cólicos) pélvicos o dolor durante los periodos.
  • Sensación de llenura o presión en la parte baja del abdomen.
  • Dolor durante la relación sexual.

A menudo, usted puede tener miomas y no presentar síntomas. El proveedor de atención médica puede encontrarlos durante una exploración física u otro examen. Los miomas a menudo se encogen y no provocan síntomas en mujeres que han pasado por la menopausia. Un estudio reciente mostró también que algunos miomas pequeños se encogen en mujeres que aún no han pasado por la menopausia.

Pruebas y exámenes

Su proveedor de atención llevará a cabo un examen pélvico. Esto puede mostrar que usted tiene un cambio en la forma del útero (matriz).

Los miomas no siempre son fáciles de diagnosticar. La obesidad puede hacer que los miomas sean más difíciles de detectar. Usted puede tener que hacerse estos exámenes para buscar los miomas:

  • La ecografía utiliza ondas sonoras para crear una imagen del útero.
  • Una resonancia magnética utiliza imanes y ondas de radio potentes para crear una imagen.
  • Una ecografía con infusión salina (histeroecografía): se inyecta una solución salina dentro del útero para que sea más fácil ver el útero mediante el ultrasonido.
  • La histeroscopia utiliza un tubo largo y delgado que se introduce a través de la vagina hasta el útero para examinar su interior.
  • En la biopsia endometrial se extrae un pequeño pedazo del revestimiento del útero para buscar cáncer si usted tiene sangrado inusual.
La laparoscopia pélvica

Tratamiento

El tipo de tratamiento que reciba dependerá de:

  • Su edad.
  • Su salud general.
  • Sus síntomas.
  • Tipo de miomas.
  • Si usted está embarazada.
  • Si desea tener hijos en el futuro.

El tratamiento para los síntomas de los miomas puede incluir:

  • Pastillas anticonceptivas para ayudar a controlar los periodos menstruales abundantes.
  • Dispositivos intrauterinos (DIU) que secreten hormonas para ayudar a reducir el sangrado abundante y el dolor. 
  • Ácido tranexámico para reducir la cantidad del flujo de sangre.
  • Suplementos de hierro para prevenir o tratar la anemia debido a los periodos abundantes.
  • Analgésicos (calamantes del dolor) como ibuprofeno y naproxeno (Naprosyn) para cólicos o dolor.
  • Inyecciones de hormonoterapia para ayudar a reducir el tamaño de los miomas (se hace sólo por corto tiempo).
  • Observación cuidadosa. Le pueden realizar ecografías o exámenes pélvicos de vez en cuando para revisar el crecimiento de los miomas.

La cirugía y los procedimientos empleados para tratar los miomas incluyen:

  • Histeroscopia. Con este procedimiento se pueden eliminar los miomas que crecen dentro del útero.
  • Embolización de las arterias uterinas. Este procedimiento detiene el riego sanguíneo al mioma, lo que hace que se encoja y muera. Esta puede ser una buena opción si desea tener hijos en el futuro.
  • Miomectomía. Con esta cirugía se extirpan los miomas del útero. Esta también puede ser una buena opción si desea tener hijos. No impedirá que los miomas crezcan de nuevo.
  • Histerectomía. Con esta cirugía, se extirpa el útero por completo. Puede ser una opción si usted no desea tener hijos, si los medicamentos no funcionan y si no le pueden realizar otros procedimientos.

Grupos de apoyo

National Uterine Fibroid Foundation: www.nuff.org

Expectativas (pronóstico)

Si tiene miomas sin síntomas, es posible que no necesite tratamiento.

Si tiene miomas, estos pueden crecer si usted queda embarazada. Esto se debe al incremento del flujo sanguíneo y a niveles más altos de estrógenos. Los miomas generalmente vuelven a su tamaño original después del nacimiento del bebé.

Posibles complicaciones

Las complicaciones de los miomas incluyen:

  • Dolor intenso o sangrado muy abundante que requiere cirugía urgente.
  • Retorcimiento del mioma. Esto puede causar un bloqueo en los vasos sanguíneos que irrigan el tumor. Si esto sucede, se puede necesitar cirugía.
  • Anemia (no tener suficientes glóbulos rojos) por el sangrado abundante.
  • Infecciones urinarias: si el mioma presiona la vejiga, puede ser difícil vaciarla por completo.
  • Esterilidad, en casos poco frecuentes.

Si usted está embarazada, existe un pequeño riesgo de que los miomas puedan causar complicaciones:

  • Usted puede dar a luz en forma prematura, debido a que no hay espacio suficiente en el útero.
  • Puede ser necesario que le realicen una cesárea si el mioma bloquea el canal del parto o pone al bebé en una posición peligrosa.
  • Puede presentar sangrado abundante inmediatamente después de dar a luz.

Cuándo contactar a un profesional médico

Llame a su proveedor de atención si presenta:

  • Sangrado abundante, aumento de los cólicos o sangrado entre periodos.
  • Llenura o pesadez en la parte inferior del abdomen.

Referencias

Ferri FF. Uterine fibroids. In: Ferri FF, ed. Ferri's Clinical Advisor 2016. Philadelphia, PA: Elsevier Mosby; 2016.1271-2.

Gupta JK, Sinha A, Lumsden MA, Hickey M. Uterine artery embolization for symptomatic uterine fibroids. Cochrane Database Syst Rev. 2014;12:CD005073. PMID: 25541260 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25541260.

Katz VL. Benign gynecologic lesions: Vulva, vagina, cervix, uterus, oviduct, ovary. In: Katz VL, Lentz GM, Lobo RA, Gershenson DM, eds. Comprehensive Gynecology. 6th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Mosby; 2012:chap 18.

Moravk MB, Bulun SE. Uterine fibroids. In: Jameson JL, De Groot LJ, de Krester DM, et al, eds. Endocrinology: Adult and Pediatric. 7th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 131.

Panagiotopoulou N, Nethra S, Karavolos S, Ahmad G, Karabis A, Burls A. Uterine-sparing minimally invasive interventions in women with uterine fibroids: a systematic review and indirect treatment comparison meta-analysis. Acta Obstet Gynecol Scand. 2014;93(9):858-67. PMID: 24909191 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24909191.

Rodriguez MI, Warden M, Darney PD. Intrauterine progestins, progesterone antagonists, and receptor modulators: a review of gynecologic applications. Am J Obstet Gynecol. 2010;202(5):420-8. PMID: 20031112 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/20031112.

Publicidad